Israel firma acuerdo histórico con Emiratos Árabes y Bahrein tras la mediación de EE. UU.

El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif Al Zayani, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed, participan en la firma de los Acuerdos de Abraham, que normalizan sus las relaciones diplomáticas. En la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 15 de septiembre de 2020.
El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif Al Zayani, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed, participan en la firma de los Acuerdos de Abraham, que normalizan sus las relaciones diplomáticas. En la Casa Blanca, en Washington, EE. UU., el 15 de septiembre de 2020. © Reuters/Tom Brenner

En la Casa Blanca, este 15 de septiembre quedaron sellados los históricos Acuerdos de Abraham, con los que Israel normaliza sus relaciones diplomáticas con Emiratos Árabes Unidos y Bahrein. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que estos pactos servirán para la consecución de la paz en Medio Oriente.  La Autoridad Nacional Palestina condenó los acuerdos.

Anuncios

Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahrein se convirtieron en el tercer y cuarto país árabe, respectivamente, que restablecen sus relaciones diplomáticas con Israel, después de que Egipto lo hiciera en 1979 y Jordania en 1994.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anfitrión de la ceremonia en la Casa Blanca este 15 de septiembre, declaró que se trata del "amanecer de un nuevo Medio Oriente".

Frente a cientos de personas, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, firmó los llamados Acuerdos de Abraham con el ministro de Relaciones Exteriores de los EAU, el jeque Abdullah bin Zayed al-Nahyan, y el ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif Al Zayani.

"Superemos cualquier división política. Dejemos todo el cinismo a un lado. Permitámonos sentir en este día el pulso de la historia. Después de que la pandemia haya desaparecido, la paz que hacemos hoy perdurará", afirmó Netanyahu.

De esta manera, Israel y las dos naciones árabes terminan décadas sin relaciones diplomáticas, pero aún sin una resolución sobre la disputa entre los israelíes y los palestinos, que por años ha sido el principal centro de discordia en esta región.

"La búsqueda de la paz es un principio innato. Sin embargo, los principios se realizan de manera efectiva cuando se transforman en acción. Hoy ya estamos presenciando un cambio en el corazón de Medio Oriente, un cambio que enviará esperanza a todo el mundo", expresó Abdullah bin Zayed Al-Nahyan, ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos.

Trump anunció que otros cinco o siete países árabes firmarán acuerdos similares con Israel, entre ellos Arabia Saudita.

Los palestinos señalan que los Acuerdos de Abraham socavan la "solución de dos Estados"

El conflicto árabe-israelí es el principal talón de Aquiles en la firma de los Acuerdos de Abraham. La Autoridad Nacional Palestina condena estos pactos al considerarlos una "traición a su causa y un golpe a la solidaridad entre los países árabes".

Mientras se firmaban los acuerdos en Washington y en una señal de que la lucha regional seguramente continuará, militantes palestinos dispararon cohetes contra Israel desde la Franja de Gaza, controlada por el grupo Hamas. Dos personas resultaron levemente heridas, según el Ejército israelí.

Para Medio Oriente, los acuerdos marcan un cambio distinto en el statu quo con el que por décadas los países árabes han tratado de mantener la unidad contra Israel por su trato hacia los palestinos.

Ni Trump ni Netanyahu se refirieron a los palestinos durante la ceremonia en la Casa Blanca y el líder palestino Mahmud Abbas aseguró que solo una retirada israelí de los territorios ocupados puede traer la paz a Medio Oriente.

"La paz, la seguridad y la estabilidad no se lograrán en la región hasta que termine la ocupación israelí", señaló Abbas.

Cientos de palestinos protestan desde la víspera de la firma de los acuerdos entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, para normalizar las relaciones. En Naplusa, Cisjordania ocupada, el 14 de agosto de 2020.
Cientos de palestinos protestan desde la víspera de la firma de los acuerdos entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, para normalizar las relaciones. En Naplusa, Cisjordania ocupada, el 14 de agosto de 2020. © Reuters/Raneen Sawafta

Sin embargo, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, que sí se refirieron a los palestinos durante la firma de los acuerdos, aseguran que sus naciones no están abandonando al pueblo palestino ni a su búsqueda de declarar un Estado en Cisjordania y la Franja de Gaza.

"Gracias por elegir la paz y detener la anexión de territorios palestinos", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos a Netanyahu, pues a cambio de este pacto Israel se comprometió a detener los asentamientos judíos, aunque no está claro por cuánto tiempo.

Antes de la ceremonia oficial en Washington, cientos de palestinos protestaron contra la firma del pacto. Con banderas palestinas y máscaras azules para protegerse contra el coronavirus, los manifestantes se reunieron en las ciudades de Naplusa y Hebrón en la ocupada Cisjordania y en la Franja de Gaza. También se registraron manifestaciones de activistas pro-Palestina frente a la Casa Blanca.

"Esto es una puñalada por la espalda para el pueblo palestino", dijo Zeina Hutchison, jefa de una coalición de asociaciones pro-palestinas que participó en la protesta.

Las posibles motivaciones detrás de los acuerdos

Tanto el premier israelí como el presidente de Estados Unidos han dejado ver que esperan que estos acercamientos, hasta ahora atípicos entre Israel y algunos países árabes, empujen a los palestinos a firmar un acuerdo, aunque estos rechazan los términos actuales.

Antes de la ceremonia, Trump dijo que estos pactos presionarían a los palestinos para que también negocien o de lo contrario se enfrentan a ser "abandonados". "Los palestinos finalmente entrarán también", apuntó el mandatario estadounidense.

Por su parte, Netanyahu auguró que la "paz" con esos dos emiratos del Golfo Pérsico "eventualmente se expandirá para incluir a otros Estados árabes y al final acabar con el conflicto árabe-israelí de una vez por todas".

Una posición que parece estar respaldada por Bahrein y Emiratos Árabes Unidos. El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif al-Zayani, dijo que una "solución justa, integral y duradera de dos Estados al conflicto palestino-israelí" sería la "piedra angular" de una paz en Medio Oriente.

Frustrada por la negativa de los palestinos a participar en la iniciativa de paz de Trump en Medio, la Casa Blanca no los ha incluido con la esperanza de que vean los acuerdos con los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein como incentivos para las conversaciones de paz.

Este deshielo entre el Gobierno israelí y algunas naciones árabes le permite a Trump disfrutar de la óptica de presidir un avance histórico menos de 50 días antes de las elecciones del 3 de noviembre, cuando las encuestas de intención de voto sugieren que estaría camino a perder frente a Joe Biden. 

Por su parte, Netanyahu, aliado cercano del presidente de EE. UU., encuentra una dosis de cobertura de buenas noticias, mientras enfrenta un juicio por corrupción y críticas por su manejo de la pandemia.

Otra de las razones fuertes para la consecución de este tipo de acuerdos recaería en Irán. Los cuatro países que firmaron este martes sostienen una preocupación compartida frente a la creciente influencia de la República Islámica en la región y su desarrollo de misiles balísticos. Teherán, que criticó estos pactos, ha estado sometido a sanciones económicas y diplomáticas impulsadas por la Administración Trump.

Entre tanto, los Emiratos Árabes Unidos han utilizado las negociaciones como parte de su campaña para presionar a Washington para que les venda el avión de combate F-35 de última generación.

Donald Trump dijo este martes que está dispuesto a hacerlo, pese a la oposición israelí.

Bajo cualquiera de estas posibles motivaciones, aún es incierto si los inéditos acercamientos entre Israel y varios de los países árabes traerá estabilización en la región, o por el contrario una mayor división, dada la causa palestina.

Con Reuters AP y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24