Jon Rahm "extra motivado" para ser primer español en ganar un Abierto de EEUU

Anuncios

Nueva York (AFP)

Después de alcanzar este año el número uno mundial, el golfista Jon Rahm afronta el Abierto de Estados Unidos de esta semana decidido a romper dos barreras: ser el primer español en conquistarlo y alzar el primer torneo de Grand Slam de su fulgurante carrera.

"No voy a mentir, siempre hay algo extra especial en ser posiblemente el primer jugador español en ganar un Abierto de Estados Unidos", reconoció el martes Rahm, de 25 años.

"Eso sería increíble. Así que es una motivación extra para jugar bien esta semana y hacer lo que tengo que hacer", afirmó el actual número dos del ranking de PGA.

Los grandes golfistas de la historia de España han logrado múltiples victorias en torneos de Grand Slam. Severiano Ballesteros, José María Olazábal y Sergio García suman entre ellos cinco títulos del Masters de Augusta y tres del Abierto Británico, pero ningún jugador de su país se ha impuesto en la llamada "prueba más dura del golf".

Rahm, que el año pasado quedó en el grupo en tercera posición en el Abierto de Estados Unidos en Pebble Beach, quiere romper con esos precedentes a partir del jueves en el campo de Winged Foot, en Mamaroneck (Nueva York).

Antes del tercer puesto de 2019, Rahm cuenta con recuerdos menos felices en este torneo. En los años 2018 y 2017 no superó el corte y en 2016, como amateur, terminó en el grupo en 23º lugar.

Para Rahm, la tradicional dureza de este torneo hace particularmente difícil la elaboración de un plan de juego.

"Es algo así como en el boxeo, donde Mike Tyson dijo que todos los boxeadores tienen un plan hasta que les dan un golpe en la cara", comparó el español, que cree que llega a la prueba en un buen momento de forma.

Desde que se reanudó el circuito PGA estadounidense tras el cierre por el coronavirus, Rahm obtuvo victorias en el Memorial Tournament en julio y en el BMW Championship el mes pasado en los playoffs de la Copa FedEx.

"En el pasado quizás este tipo de golf no era mi pan de cada día, pero con base en los dos eventos que he ganado este año, estoy bastante preparado", afirmó.

"Siempre he pensado que el Abierto de Estados Unidos es el tipo de campo de golf en el que puedo ganar", sostuvo. "Sé que mi juego puede ganar en cualquier campo de golf. Pero cuando estás jugando bien, se convierte en un desafío mental. Y yo les doy la bienvenida".