Saltar al contenido principal

Canal crítico del gobierno de Ortega impugna embargo en Nicaragua

Una mujer mira una transmisión televisiva del discurso del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante el 41 aniversario de la Revolución Sandinista, el 19 de julio de 2020
Una mujer mira una transmisión televisiva del discurso del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante el 41 aniversario de la Revolución Sandinista, el 19 de julio de 2020 INTI OCON AFP
3 min
Anuncios

Managua (AFP)

El privado Canal 12 de la televisión de Nicaragua, crítico del gobierno de Daniel Ortega, impugnó este miércoles un millonario embargo que le impuso de manera "arbitraria" la oficina fiscal del país y que paralizó económicamente a la empresa, informó su representante legal.

Se ha presentado "un escrito de oposición a un juicio ejecutivo que entabló la Dirección General de Ingresos (DGI) en contra de Nicavisión S.A" al cual pertenece Canal 12, afirmó el abogado del canal Tony López a periodistas, después de impugnar el embargo en los juzgados de Managua.

El abogado dijo que pidió a la autoridad judicial reconsiderar el embargo de más de 600.000 dólares que un juez aplicó el viernes pasado a los bienes de Canal 12 por petición de la DGI, en el marco de un reclamo sobre las declaraciones de impuestos de los años 2011-2012 y 2012-2013.

El Canal "no debe nada", dijo López, quien aseguró que presentaron documentos de contador público que demuestran que sus declaraciones sobre la renta están en orden.

El embargo afectó las antenas, instalaciones, vehículos, la repetidora, el transmisor y las cuentas bancarias del Canal, así como varias propiedades de la familia del propietario de la televisora, Mariano Valle.

"Es una medida lesiva" y un "reparo completamente arbitrario e ilegal", subrayó López, quien señaló que la acción judicial tiene "económicamente paralizado" al Canal "porque no tiene posibilidades de pagar a sus empleados".

Advirtió que "si la autoridad judicial no permite que un medio de comunicación funcione es lógico que la empresa pueda colapsar".

Afirmó que el embargo fue decretado por un monto de 21 millones de córdobas (más de 600.000 dólares), pero que el juez que realizó la acción decomisó "bienes cuantiosos muy por encima de lo que está reclamando la DGI", por un valor de más de 50 millones de córdobas (1,4 millones de dólares).

"Es una agresión a un empresario, muy delicada porque es en contra de un medio de comunicación", indicó el abogado.

Antes de presentarse la impugnación, Valle dijo en una entrevista con Canal 12 que la televisora fue construida hace 26 años con "el esfuerzo de toda la familia".

¿Ahora "me quieren confiscar de nuevo?", cuestionó Valle con la voz entrecortada en alusión a dos radios de su propiedad que la revolución sandinista le expropió en los años 80.

"Que revisen mi caso porque yo no soy ningún sinvergüenza, ni ladrón, soy una persona honesta", demandó.

Según el gremio empresarial, al menos 20 medios de comunicación han cerrado o han sido confiscados por el gobierno de Ortega desde 2014.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.