Saltar al contenido principal

El Congreso de Perú rechaza la moción de censura contra la ministra de Economía

Imagen de archivo de la ministra de Economía y Finanzas de Perú, María Antonieta Alva.
Imagen de archivo de la ministra de Economía y Finanzas de Perú, María Antonieta Alva. © Juan Ponce Valenzuela / EFE

Justo tres días antes del juicio político que le harán los legisladores peruanos al presidente Martín Vizcarra, en el pleno de los parlamentarios fracasó la votación que intentaba retirar de su cargo a la ministra de Economía, María Antonieta Alva, una de las políticas más cercanas al mandatario. El Congreso también votó en contra del debate de moción de censura contra el presidente del Legislativo, Manuel Merino.

Anuncios

Este martes 15 de septiembre, la Administración de Martín Vizcarra se anotó una victoria ante el Congreso. Durante una sesión virtual, el pleno del Legislativo rechazó la moción de censura contra la ministra de Economía, María Antonieta Alva. La funcionaria fue llamada a juicio por los parlamentarios por su manejo de las finanzas del país durante la pandemia del Covid-19, especialmente por su plan de reactivación tras una cuarentena nacional de más de 100 días.

Alva obtuvo a su favor 76 votos que se oponían a la moción de censura con la que podían sacarla del cargo, frente a 46 que votaron a favor de destituirla y seis abstenciones. Para retirarla de sus funciones, eran necesarios 66 votos, una mayoría a la que no se llegó pese a las intenciones de la oposición.

Esta decisión marca el preámbulo del juicio político que le hará Congreso peruano a al presidente Vizcarra para también intentar destituirlo. Dicha votación se llevará a cabo este viernes 18 de septiembre. Si mínimo 87 de los 130 parlamentarios votan a favor de su destitución, el mandatario tendrá que dejar su cargo.

Pero a diferencia de Alva, Vizcarra enfrenta todo un escándalo tras la difusión de tres audios que fueron expuestos ante el Legislativo la semana pasada. Algunos congresistas señalan que las grabaciones demostrarían que el mandatario peruano le habría “mentido al país” con respecto a sus supuestos vínculos con Richard Cisneros, un cantante y exasesor que suscribió nueve contratos con el Ministerio de Cultura sin tener experiencia suficiente para las labores a desarrollar.

La principal dificultad para Vizcarra es que no hay un partido oficialista en el Parlamento, donde conviven hasta nueve fuerzas políticas distintas como fujimoristas, populistas, izquierdistas, ultranacionalistas y religiosos.

Sin embargo, algunos líderes de bancadas políticas ya han demostrado su desacuerdo en remover al presidente, especialmente cuando el país ya atraviesa por una fuerte crisis debido a la pandemia, que precisamente tiene a esta nación en el primer lugar de muertes en todo el mundo por cada millón de habitantes.

El Congreso peruano también decidió rechazar la salida del presidente del Legislativo

La votación sobre la permanencia de Alva no era la única que había hoy en la asamblea legislativa peruana. De hecho, el propio presidente del Congreso, Manuel Merino, era quien estaba en la cuerda floja. 

Archivo-El presidente del Congreso de Perú, Manuel Merino De Lama (c), preside la sesión del pleno, donde se presentaron audios que comprometen al presidente de Perú, Martín Vizcarra, en Lima, Perú, el 10 de septiembre de 2020.
Archivo-El presidente del Congreso de Perú, Manuel Merino De Lama (c), preside la sesión del pleno, donde se presentaron audios que comprometen al presidente de Perú, Martín Vizcarra, en Lima, Perú, el 10 de septiembre de 2020. © Congreso de Perú/Vía EFE

Pero el pleno del Congreso rechazó con contundencia la moción de censura en su contra, al obtener 93 votos que se oponían a su destitución, 10 votos a favor de la misma y 21 abstenciones. Por ello, el legislador seguirá siendo el presidente del parlamento peruano.

El Partido Frente Amplio fue el que propuso una moción de censura contra Merino. Según la parte acusadora, el presidente del Legislativo habría iniciado el proceso de destitución contra Vizcarra en medio de irregularidades y con la intención de “tomar el poder por mecanismos no democráticos”, como indicó el parlamentario Yvan Quispe. Y es que, al presidir el Congreso, Merino sería la persona encargada de asumir como Jefe de Estado de manera interina en caso de que progresara la destitución contra Vizcarra.

En la víspera de esta votación, el propio mandatario peruano lo acusó de “conspiración”. Vizcarra dijo que Merino intentó involucrar a las Fuerzas Armadas en el proceso de acusación y de planear gabinetes de quienes asumirían cargos después de una eventual vacancia, cuando aún no hay una conclusión sobre este caso.

“¿Por qué el presidente del Congreso ha tratado y se ha comunicado con altos mandos militares, incluso, planeado pseudos gabinetes de quienes asumirían después de mi vacancia? Eso es conspiración señores”, aseveró Vizcarra el jueves en su defensa.

En defensa del titular del Parlamento, el congresista José Luna, del Partido Podemos Perú dijo que “Merino no obligó al presidente de la República a mentir al país, no obligó a falsear testimonios”.

Fue después de estas discusiones que se cayeron las mociones de censura contra la ministra de Economía y contra el presidente del Congreso. Ahora solo resta esperar a lo que suceda el viernes para saber con certeza si Vizcarra correrá con la misma suerte que ellos y se mantendrá en su cargo, o si por el contrario será destituido. 

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.