Constitucional rechaza detener proceso de destitución contra Martín Vizcarra

En esta imagen aparece el presidente de Perú, Martín Vizcarra, ataviado con su banda presidencial. En Lima, Perú, el 3 de octubre de 2020.
En esta imagen aparece el presidente de Perú, Martín Vizcarra, ataviado con su banda presidencial. En Lima, Perú, el 3 de octubre de 2020. © Guadalupe Pardo / Reuters

El Tribunal Constitucional de Perú no admitió la solicitud para detener la moción de vacancia contra el presidente Martín Vizcarra por su presunta implicación en el llamado 'caso Swing', escudándose en las bajas posibilidades que existen para que sea destituido. El proceso iniciará este 18 de septiembre en el Parlamento.

Anuncios

El presidente peruano Martín Vizcarra no pudo detener su proceso de destitución por el llamado “caso Swing”. El Tribunal Constitucional de Perú rechazó este 17 de septiembre su último recurso de amparo para que la posible moción de censura iniciada por el Congreso se pausara. El juicio político contra el mandatario peruano comenzará este viernes, como estaba previsto.

Esto supone una derrota para Vizcarra, ya que deberá enfrentarse a una nueva posibilidad de ser destituido, aunque para ello el Parlamento necesitará reunir 87 votos. Aún no se sabe si el mandatario acudirá personalmente a la Cámara, ya que no está obligado a hacerlo, pero sí trascendió que estará representado por el abogado Roberto Pereira.

El Tribunal Constitucional rechazó la demanda de Vizcarra en una votación de 5-2, pero también acordó adelantar su solicitud de aclaración sobre lo que es la "incapacidad moral", la acusación que los detractores del presidente utilizan para sacarle de su cargo.

Este es el tema de fondo sobre el cual el Ejecutivo solicitó suspender el proceso de destitución. Según el Gobierno, la "incapacidad moral" como motivo de destitución es un concepto tan amplio que permite un control desproporcionado del Gobierno por parte del Congreso, bajo el cual se podría destituir a cualquier presidente, por cualquier motivo, siempre que se reúnan los votos necesarios.

Esta crítica es compartida por varios expertos constitucionales peruanos, quienes señalan que el concepto de "incapacidad moral", originado en el siglo XIX, se refería originalmente a problemas mentales o psicológicos y ha sido utilizado en Perú para juzgar cuestiones políticas.

La presidenta del Tribunal, Marianella Ledesma, dijo que los magistrados acordaron permitir que avanzara el proceso de juicio político porque los acontecimientos recientes indican que es poco probable que el intento de destitución dé lugar a la salida de Vizcarra.

Los legisladores iniciaron el proceso de juicio político la semana pasada pero han tenido dificultades para obtener apoyo y los analistas creen que es poco probable que obtengan suficientes votos para destituir a Vizcarra.

¿De qué se acusa a Vizcarra?

Este proceso tiene su origen en una investigación periodística de mayo pasado en la que se involucra al Ministerio de Cultura en una serie de contratos sospechosos a un cantante llamado Richard Cisneros, popularmente conocido como Richard Swing. En esta investigación se señala que durante los últimos dos años se han dado varios contratos al artista por un valor de 50.000 dólares por dar charlas motivacionales.

La mañana del jueves 10 de septiembre, el presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso, el legislador Edgar Alarcón, reveló tres audios que comprometerían al presidente. Las grabaciones que, de acuerdo con Alarcón llegaron a su despacho de manera anónima, fueron reproducidas en sesión pública del Pleno y por el canal de televisión del Parlamento.

En estos audios aparece la voz del presidente Vizcarra y el tema central era la cantidad de ingresos que Cisneros habría registrado en el Palacio de Gobierno. El mismo día en que fueron publicados, Vizcarra negó haber realizado un acto ilegal, así como haber cometido manipulación de testigos durante la conversación. "Nada de lo presentado hoy de manera ilegal constituye una causa de vacancia. No voy a renunciar, no me voy a correr", sentenció el mandatario.

La difusión de los audios que acusan al mandatario tiene lugar en un momento de constantes choques entre el Congreso y el Ejecutivo por aprobar una reforma política impulsada por el Gobierno que busca inhabilitar las candidaturas a cargos de elección popular de personas condenadas en primera instancia.

Vizcarra denunció que es "un complot contra la democracia" elaborado por grupos que buscan evitar que se apruebe la reforma que rechaza a los candidatos que tengan sentencias judiciales. También denunció que los audios difundidos fueron manipulados y afirmó estar dispuesto a colaborar con las investigaciones "hasta llegar a la verdad".

La compleja situación política que vive Perú exacerba su crisis sanitaria; es uno de los diez países más afectados por la pandemia de Covid-19 en el mundo, con más de 744.000 contagios y 31.000 muertos.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24