Saltar al contenido principal

Venezuela: las elecciones parlamentarias de diciembre acentúan la fractura de la oposición

El líder de la oposición, Juan Guaidó es uno de los principales defensores de no participar en las elecciones del 6 de diciembre. En la imagen, aparece en Caracas el 10 de septiembre de 2020.
El líder de la oposición, Juan Guaidó es uno de los principales defensores de no participar en las elecciones del 6 de diciembre. En la imagen, aparece en Caracas el 10 de septiembre de 2020. © Manaure Quintero / Reuters

El anuncio de elecciones a la Asamblea de Nicolás Maduro ha hecho que las relaciones entre los diferentes grupos opositores estén prácticamente rotas, a pesar del objetivo común de intentar sacar al oficialismo chavista del poder. Por un lado, están los partidos que defienden la participación en los comicios y por el otro, quienes apoyan que todo es un “fraude”.  

Anuncios

El dilema en el bloque opositor está si presentarse o no en las próximas elecciones parlamentarias. El opositor venezolano Henrique Capriles llamó recientemente a la oposición para participar en las elecciones parlamentarias del próximo 6 de diciembre. Esta fue una decisión no aprobada por el resto de los líderes opositores quienes, desde que fueron anunciados los comicios, comenzaron una campaña para rechazar lo que llaman “un fraude electoral”. 

Juan Guaidó, reconocido por más de 26 países como presidente interino de Venezuela, repudió de manera inmediata este plan, al igual que el bloque de otros 27 partidos políticos que lo acompañan. La propuesta de Capriles ha quebrantado aún más al bloque opositor, que ya había mostrado varios episodios de fractura en torno a la figura de Guaidó como líder.

Aunque el tiempo restante para realización de los comicios es muy corto, y las garantías y condiciones que ofrece el Gobierno le quita las opciones a un triunfo mayoritario de la oposición en la Asamblea Nacional, como ocurrió en el 2015, Capriles está dando un salto para intentar movilizar a los adversarios de Maduro a votar.

Ya logró inscribir un programa electoral por el Partido Fuerza del Cambio, pero aún no se conocen quiénes son sus candidatos. Esta falta de transparencia no termina de hacer que gane el apoyo necesario de parte de los votantes opositores que están incrédulos y que convocan a la abstención. 

Según Paola Molina, analista política, Henrique Capriles está siendo cuestionado porque con la decisión de ir a elecciones estaría dando la legitimación de Nicolás Maduro. Y también se le critica porque tomó esta iniciativa luego de hacer negociaciones clandestinas con el Gobierno donde, entre algunos resultados, se logró la liberación de personas procesadas por razones políticas.

“Capriles está presentando una opción que está canalizando puestos individuales, no se conoce la agenda que pone más allá del proceso electoral del 6 de diciembre ni se conoce tampoco cuál es su objetivo de fondo”, dijo Molina.

Para la analista esta estrategia no va a lograr avances. “Su opción de oposición fragmentada no va a lograr progreso en la presión, y las acciones contundentes tienen que darse en bloque. Acciones individuales no surtirán el mismo efecto”, agregó.

No hay indicios de que la unión en la oposición llegue en un plazo cercano. La división entre las figuras que rechazan las elecciones, como Juan Guaidó, Leopoldo López y María Corina y los opositores que sí han decidido postularse como candidatos a diputados en la Asamblea es cada vez mayor. En este segundo bloque encontramos a formaciones como el grupo G4, la llamada mesita, y los alacranes.

La división entre la oposición también se materializa en esta segunda corriente no oficialista, ya que, ni siquiera el deseo de sacar a Nicolás Maduro del poder por la vía electoral, los hace querer un pacto para consolidar fuerzas y tratar de ganar más curules.

Sobre estos pequeños bloques opositores excluidos hace tiempo de las filas de la oposición y que siempre han estado en el juego de ir a los comicios, Molina señaló que “son unas plataformas que se inscribieron para mantenerse en el seno del poder y tener una cuota de participación en la Asamblea Nacional”.

La visión que tiene la oposición más dura de estos partidos es muy mala, hasta tal punto de pensar que “son apoyos que suman al Gobierno de Nicolás Maduro, porque ya no son personas confiables dentro de la oposición”.

La dificultad de tender puentes entre la oposición

Guillermo Luces, actual diputado opositor y a quien el Tribunal Supremo de Justicia le entregó el Partido Voluntad Popular que dirigía Leopoldo López, es uno de los que está buscando la reelección, pero defiende ir por su propia cuenta. Unirse en alianza al partido de Henrique Capriles y con quienes decidieron ir a elecciones lo ve imposible.

“Todavía los dirigentes de oposición nos manejamos con prejuicios y no tenemos madurez política ni pragmatismo para enfrentar a la ‘dictadura’. Si me tuviera que sentar con Capriles, Leopoldo, y Guaidó, me sentaría, pero lamentablemente, ellos no piensan igual. El Gobierno siempre logra que vayamos divididos en las elecciones y, luego, sálvese quien pueda”, expresó.

Luces es consciente de que el camino electoral no será fácil. “Muchos no están de acuerdo con nosotros. Mientras no haya pluralidad sincera va a ser difícil que logremos algo”, aclaró.

Pese a esto aplaude el hecho de que Capriles haya salido a replantear y relanzar un plan nuevo para la oposición, basada en el sufragio. “No funcionó ninguna estrategia de Juan Guaidó. Ni el cese de la usurpación, ni el Gobierno de Transición, ni elecciones libres; tampoco el Gobierno de Emergencia, y ahora el pacto unitario. Las dos primeras han fracasado y éste último también lo hará”, indicó.

El diputado insistió en que no va a dejar de pelear. “Debemos lograr una nueva Asamblea para abrir los caminos necesarios. Luego de lograr un puesto allí, seguiré la lucha democrática para ir por las gobernaciones, y alcaldías. Apoderarnos de ellas para prepararnos y ganar la elección presidencial”, sostuvo.

Julio Farias, empresario que dice ser opositor tiene otra justificación para optar por un curul en el Parlamento. Especificó que como miembro del sector empresarial va de frente en estas elecciones porque necesita que se reactive el aparato productivo y la economía del país, e insistió, como Luces, que las estrategias opositoras aplicadas hasta ahora no han dado ningún resultado.

“Que gana el país con estas personas que no quieren elecciones. Tenemos que buscar una salida, beneficios, oportunidades. Cuál es la idea de dejar espacios libres al Gobierno. Es la oportunidad de un triunfo y no arrepentirnos”, acotó.

También Farias aseguró que esta es una oportunidad que se les está dando para cambiar al país. “Si el venezolano piensa que no debe ir a votar seguirá Maduro y el totalitarismo. No hay que llamar a la abstención. Cuando la oposición ha decidido no participar le ha dado los espacios al Gobierno, y luego se ha lamentado por la decisión, que al final siempre es de un grupito”, acusó.

Sin cambios en el panorama político

Por otra parte, la analista Molina opinó que todos los liderazgos opositores han pasado por el desgaste, y en el escenario que vive Venezuela ya no tienen ninguna credibilidad para encarar un proceso de cambio en el país.

Sabiendo que ir a una elección tampoco da garantía para que el Gobierno ceda, añadió que no se pueden “satanizar” las negociaciones. “En el escenario que vive Venezuela hay que buscar concertación. Se trata de una mínima convivencia en lo social, que se puedan llevar acciones y que el Gobierno de Nicolás Maduro permita entrar ayuda humanitaria y también trabajar en el tema de libertades”, aclaró.

Su análisis final sobre el posible panorama para enero, de ocurrir el proceso electoral el 6 de diciembre, es que “se juramentará una nueva Asamblea Nacional, Nicolás Maduro no logrará legitimarse ni mejorar su imagen porque los organismos internacionales no avalarán el proceso si no cuenta con las condiciones mínimas de confianza. La oposición representada por Henrique Capriles logrará unos pocos escaños que no va a representar fuerza para solucionar los problemas del país, y el bloque de Juan Guaidó seguirá con el plan de revocar visas y congelar cuentas a personas cercanas a Maduro”.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.