El 'guardiolismo' pasa apuros en la tierra de Pelé

Sao Paulo (AFP) –

Anuncios

El viento sopla en contra de Guardiola y sus herederos. El juego posicional que deslumbró al mundo ajusta una derrota tras otra. El Flamengo de Domènec Torrent fue el último, y en una goleada histórica que indigna a Brasil. ¿Cambiar o morir? El legado de Johan Cruyff pasa apuros.

La noche del jueves, en la altura de Quito (2.850 metros), el equipo más popular de Brasil, dirigido desde julio por quien fue asistente de Pep durante una década, sufrió su peor derrota internacional en más de un siglo de existencia.

El 5-0 a manos de Independiente del Valle, que pudo ser más amplio, es además el mayor revés sufrido por un vigente campeón de la Libertadores en 60 años de historia del principal torneo de clubes de América, según el experto en estadísticas Mister Chip.

"Es una derrota muy dolorosa, tenemos que pedir disculpas a los hinchas. Es un desastre, pero solo son tres puntos", afirmó el entrenador catalán. La 'torcida' del Mengao respondió indignada, en redes sociales, al intento de apagar el incendio.

La humillación del campeón de Libertadores y del Brasileirao revivió las críticas contra el técnico de 58 años. ¿Tras cinco trofeos levantados en trece meses de gestión del portugués Jorge Jesús, ahora en el Benfica, era necesario un cambio de estilo futbolístico?

"El técnico [Torrent] va a argumentar que necesita tiempo y hasta tiene razón. ¿Pero cómo pedir paciencia a una hinchada que se acostumbró a golear y a no a ser goleada?", se preguntó el analista Felipe Schmidt en Globoesporte.com.

- Tener "maquinaria perfecta" -

El periplo sudamericano de Torrent tuvo un inicio turbulento y parece volver a tambalear. Perdió en sus dos primeras salidas en el Brasileirao y estuvo en puestos de descenso. Entonces pidió tiempo para emular las ideas que ejecutó con éxito junto a Guardiola en el Barcelona, Bayern Munich y Manchester City.

Directivos y jugadores lo respaldaron. El apoyo vino acompañado de una seguidilla de siete juegos invictos (cinco triunfos y dos empates) que lo pusieron a pelear por la punta. Antes del choque copero, cayó 2-0 con el colero Ceará.

En algunos choques hubo chispazos de aquel cuadro azulgrana que recogió las enseñanzas del Dream Team de Cruyff y maravilló el mundo entre 2008 y 2012 bajo las pinceladas de Lionel Messi, Xavi o Andrés Iniesta.

En otros se rescató el resultado por encima de un juego soso y poco fluido, quizás por las reiteradas rotaciones de una plantilla que es prácticamente la misma que dirigió Jesús.

"Con el fútbol posicional tienes que tener una maquinaria perfecta: se cae una pieza y se viene todo abajo. Y si como pasó ayer, se caen varias piezas, pues ya es una catástrofe", explicó a la AFP Carlos Salas, director de la filial colombiana del diario Marca de Madrid.

El juego de posición basa su estilo en generar superioridades en el campo a partir de la ubicación del jugador y de la tenencia del balón. En esos avances, explica Salas, una falla derrumba todo el esquema.

"El fútbol es automatismo, movimientos que se repiten día tras día. Al final si un equipo repite y no cambia un poco su estilo de juego, sus jugadores, pues es muy normal que los equipos te tengan muy estudiado (...) y sepan dónde te pueden hacer daño", añadió.

- ¿Es el fin? -

Los tropiezos del Flamengo, y las críticas suscitadas contra su forma de juego, no son aislados. Y en América Latina no tiene buen recuerdo.

El mentor y ahora asistente de Pep en el City, el español Juan Manuel Lillo, fracasó dirigiendo a Millonarios (2014) y Atlético Nacional (2017), dos grandes de Colombia.

Los objetivos de los detractores de Guardiola en Europa, además, se fijaron en su figura con la eliminación del cuadro ciudadano ante el Olympic de Lyon en los cuartos de final de la Liga de Campeones en agosto.

La nueva caída en el torneo internacional, pese a inyecciones millonarias en el plantel, fueron consideradas por muchos como un nuevo fallo del exjugador, que tras su salida del Barça no logra trasladar sus dominios locales al plano europeo.

"Hay que entender que el fútbol posicional ya no es tan sorpresivo como salió en su momento", dijo Salas.

Ahora domina un fútbol de transiciones rápidas, de velocidad y alta presión, que gobierna con la Francia campeona del mundo y el Liverpool regidor de Europa e Inglaterra.

Lo que no implica, advierte Salas, que entrenadores como Guardiola, Torrent o el también español Paco Jémez abandonen una ideología que ha probado su valía.