Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

Descubriendo los tesoros de Montmartre, el barrio bohemio y vanguardista de París

© France 24

La historia del arte moderno y de la canción no sería la misma sin Montmartre, un pequeño barrio al norte de París, que fue a finales del siglo XIX el epicentro de una revolución artística, de la mano de jóvenes pintores como Renoir, Toulouse-Lautrec, Picasso o Modigliani. Aún hoy, sus callejuelas de piedra dan cuenta de esta historia y de la canción francesa, cuyos máximos exponentes nacieron o vivieron en Montmartre. Carrusel de las Artes los lleva a descubrir este barrio, uno de los más turísticos de la capital francesa.

Anuncios

Montmartre es sin duda uno de los barrios más genuinamente parisinos. Un lugar que conserva el encanto de antaño, ubicado en la colina más alta de la capital, a 130 metros de altura.

Para llegar a la cima se puede tomar el funicular o subir a pie las 222 escaleras rodeadas de jardines. En lo más alto, se encuentra la Basílica del Sagrado Corazón, uno de los sitios más visitados de París.

“Al pie de esta imponente basílica, tenemos una de las vistas más impresionantes de París. Esta basílica de piedra blanca comenzó a construirse en 1875. Francia salía de un período de revoluciones y de guerras y estaba destruida. Así que se decide la construcción de este templo como un símbolo de la expiación de los pecados. El arquitecto fue Paul Abadie quien decidió usar una piedra calcárea blanca, muy distinta a la de las demás construcciones de París”, explicó Bibiana Rubio, artista audiovisual colombiana y guía turístico en Montmartre.

En la Basílica del Sacré Coeur puede admirarse uno de los mosaicos más grandes de Europa, que representa a Cristo resucitado mostrando el corazón, obra que ha convertido a esta basílica en un templo muy importante para los cristianos y los turistas.

Cuna de la vanguardia artística

Montmartre ocupa un lugar fundamental en la historia del arte mundial, pues fue casa y lugar de trabajo para artistas notables como Renoir, Toulouse-Lautrec, Picasso, Modigliani, Braque o Juan Gris. Ellos y otros muchos pintores y escultores se instalaron y trabajaron en Montmartre, desde 1870 hasta 1930. Estos 60 años de efervescencia artística se cuentan en las salas del Museo de Montmartre.

“A finales del siglo XIX, Montmartre pasó de ser un pueblecito a un centro artístico, con todos los pintores que se instalaron aquí. Fue una época bohemia, durante la cual se fundaron muchos cabarés, entre el famoso ‘Chat Noir’ y su teatro de sombras”, comentó Saskia Ooms, la responsable de conservación del museo.

Los jardines Renoir en el Museo de Montmartre.
Los jardines Renoir en el Museo de Montmartre. © María Carolina Piña/RFI

La sede del museo fue otrora una residencia para artistas. Uno de los primeros fue Auguste Renoir, quien se instaló en Montmartre para pintar el Molino de la Galette. El trío famoso Suzanne Valadon, Maurice Utrillo y André Utter trabajó aquí de 1912 a 1926. En una de las salas del museo puede visitarse el taller de trabajo de Suzanne Valadon, que fue destruido en un incendio, pero reconstituido posteriormente.  

El museo pone de relieve la historia del Bateau-Lavoir, una de las residencias de artistas más famosas de París y de la historia.

"El Bateau-Lavoir fue un lugar mítico para el arte a principios del siglo XX. Fue allí donde Picasso pintó ‘Las señoritas de Aviñón’, en 1907, el cuadro que dio origen al cubismo”, agregó Saskia Ooms.

Otra de las atracciones del museo son los jardines Renoir, tres jardines que rodean al edificio y que aún hoy conservan el encanto de antaño.

La Plaza de los Pintores

La célebre ‘Place du Tertre’ es otro de los puntos turísticos por excelencia en Montmartre. Allí trabajan unos 250 paisajistas y retratistas profesionales, escogidos por la ciudad de París. La argentina Natacha Carrillo, es una de ellas, trabaja en Montmartre desde hace 30 años, haciendo retratos con pastel a los turistas que visitan el lugar.

“La pintura es una pasión para mí. Tengo la suerte de trabajar en este lugar con personas que vienen del mundo entero. Ellos se llevan un recuerdo muy bonito, porque es una tradición hacerse un retrato en Montmartre”, asegura Carrillo.

La argentina Natacha Carrillo trabaja como retratista en la Place du Tertre, desde hace 30 años.
La argentina Natacha Carrillo trabaja como retratista en la Place du Tertre, desde hace 30 años. © María Carolina Piña/RFI

Vida nocturna y cabarés

La historia de Montmartre está ligada a la vida nocturna y a los cabarés parisinos, que florecieron durante la Belle Epoque, y que catapultaron el French cancán.

“En Montmartre, el cabaret es un fenómeno mítico. En el siglo XIX, era simplemente un lugar donde se podía beber. En 1881, un hombre llamado Rodolphe Salis inventó algo nuevo: un lugar para beber, con un piano y donde el público podía escuchar canciones, poemas y textos literarios. Lo llamaron el ‘Chat Noir’ y por ahí pasaron escritores como Verlaine, o los pianistas Erik Satie y Claude Debussy. Rodolphe Salis creó así un modelo nuevo de espectáculo”, explicó el especialista David Adjemian.

Hoy en día, la sala más conocida es el Moulin Rouge, que se presenta como “el cabaret más antiguo de París”. Pero en opinión de Adjemian, corresponde más al modelo de music-hall: es un espectáculo llamado ‘revista’, con una temática, y varios números como en el circo, y las bailarinas de ‘French cancán’.

Un “Petit Prince” de la nueva canción francesa

Despedimos este programa recordando a algunos de los numerosos artistas que nacieron o se dieron a conocer en Montmartre, y que escribieron allí la historia de la canción francesa: ‘La Mome’ Edith Piaf, Charles Aznavour, Dalida, Jacques Brel, entre otros. Esa historia se sigue escribiendo en la actualidad, el joven Elliot Diener, conocido como ‘Petit Prince’ es uno de los nuevos exponentes de la canción francesa, su tema ‘Un bisou dans le cou’ fue filmado en Montmartre.

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.