Saltar al contenido principal
Economía

Francia se opone al acuerdo UE - Mercosur por su posible impacto en el medio ambiente

Los incendios en la Amazonía brasileña ha sido motivo de preocupación para las autoridades en Francia.
Los incendios en la Amazonía brasileña ha sido motivo de preocupación para las autoridades en Francia. © Amanda Perobelli / Reuters

La oficina del primer ministro francés, Jean Castex, dio a conocer el contenido de un informe elaborado por expertos independientes en el que alerta sobre los riesgos medioambientales que supone el acuerdo entre el bloque europeo y el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Anuncios

"La deforestación pone en peligro la biodiversidad y altera el clima. El informe de Stefan Ambec confirma la posición de Francia de oponerse al proyecto", expresó Castex a través de un mensaje en la red social Twitter. 

Ambas partes lograron un acuerdo comercial, luego de más más de 20 años de conversaciones, en junio de 2019. 

En su momento, la Comisión Europea definió el pacto como un marco comercial "que forma parte de un acuerdo de asociación más amplio entre las dos regiones". Francia (al igual que Bélgica, Irlanda y Polonia) ha mostrado reservas en torno a este acuerdo de principio. 

Por ello, el representante de la administración de Emmanuel Macron considera que es importante mantener las negociaciones para que, previo a su entrada en vigor, se garantice un freno a la deforestación, respeto a los Acuerdos de París sobre el clima y que los productos importados cumplan con las normas sanitarias y ambientales europeas.

"El acuerdo representa una oportunidad desperdiciada para la UE de utilizar su poder de negociación para obtener garantías sólidas que respondan a las expectativas ambientales, sanitarias y sociales de sus conciudadanos", se lee en una de las conclusiones del comité de expertos presidido por el economista Stefan Ambec.

El informe estima que la deforestación en el Mercosur podría acelerarse alrededor del 5% anual, debido al incremento en torno a la superficie adicional de pastoreo que sería necesaria para cubrir el aumento de producción de carne bovina destinada a la Unión Europea calculada entre un dos y cuatro por ciento. 

Esta situación podría, según el estudio, incrementar las emisiones de CO2 “entre 4,7 y 6,8 millones de toneladas”. Por lo que el informe pone en duda que las ganancias económicas compensen los daños producidos al medio ambiente. 

Para algunos especialistas, la postura del Gobierno francés podría responder a presiones internas. “Esto es una excusa que busca ocultar un tema de fondo, que es la insatisfacción de los agricultores franceses con los términos del acuerdo”, dijo Ricardo Arredondo, profesor en derecho internacional y miembro consultor del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), durante una conversación con France 24. 

Con EFE y AFP 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.