Belarús: el Gobierno detiene a cientos de manifestantes y opositores filtran datos de la Policía

Miles de personas participan en la llamada "marcha de la justicia" contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020.
Miles de personas participan en la llamada "marcha de la justicia" contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

Este fin de semana fueron detenidos cientos de manifestantes que exigen la salida del poder del presidente Alexander Lukashenko y la liberación de los líderes de oposición que se encuentran en la cárcel. Como retaliación a los arrestos y la denunciada represión policial, piratas cibernéticos relacionados con la oposición filtraron los datos personales de alrededor de mil policías.

Anuncios

Las más grandes protestas de la historia postsoviética de Belarús no se detienen, pero las detenciones son cada vez mayores. Este domingo durante la denominada “marcha de la justicia” la Policía ejecutó nuevos arrestos, en un número aún no precisado, luego de que el sábado detuviera a más de 400 personas, según el Ministerio del Interior.

"Hay detenidos en el marco del proceso administrativo por participar en una actividad no autorizada", declaró este 20 de septiembre la portavoz de la Policía de Minsk, Natalia Ganúsevich.

En esta misma jornada, la vocera del Ministerio de Interior bielorruso, Olga Chemodánova indicó que el sábado “en todo el país fueron detenidas 430 personas (415 en Minsk). De ellas, 385 fueron dejadas en libertad”. Chemodanova advirtió que los organizadores de las movilizaciones podrían enfrentar cargos criminales.

La líder opositora Nina Baginskaya es detenida durante una protesta contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020.
La líder opositora Nina Baginskaya es detenida durante una protesta contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía AFP

Entre los detenidos, se encontraba uno de los rostros más destacados del movimiento de protesta, la activista Nina Baginskaya, de 73 años, aunque más tarde fue liberada. Los videos compartidos por los medios de comunicación locales sobre las protestas del domingo mostraron a las fuerzas de seguridad con cascos o máscaras sacando a los manifestantes de las calles.

En las últimas horas, las autoridades bielorrusas ingresaron al centro de Minsk, la capital, con camiones militares y se llevaron detenidas a algunas activistas pacíficas.

Manifestantes son detenidos en una protesta contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020.
Manifestantes son detenidos en una protesta contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

Los manifestantes denuncian que los arrestos por parte de las fuerzas de seguridad contra los activistas son cada vez más violentos, en lo que califican como una represión policial en la que miles de detenidos son sometidos a palizas y torturas en la cárcel. El Consejo de Coordinación de la oposición advirtió sobre una "nueva fase en la escalada de violencia contra manifestantes pacíficos".

El Gobierno rechaza las acusaciones de cometer abusos contra los detenidos y a menudo los hombres encargados de arrestar a los manifestantes cubren sus rostros con pasamontañas o cascos antidisturbios. Algunos de los activistas han arrancado las máscaras de varios oficiales.

Miles de personas participan en la llamada "marcha de la justicia" contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020.
Miles de personas participan en la llamada "marcha de la justicia" contra el presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

Belarús, una exrepública soviética estrechamente aliada a Rusia, se ha visto sacudida por protestas luego de que el pasado 9 de agosto el presidente Alexander Lukashenko, que lleva 26 años en el poder, resultara reelegido para un nuevo mandato en medio de denuncias de fraude. Durante las semanas de manifestaciones, líderes de la oposición han sido expulsados a la fuerza de su país o arrestados.

Filtran datos de la Policía de Belarús

Tras las agresivas tácticas policiales, el canal de noticias de la oposición Nexta Live, en la aplicación de mensajería Telegram donde tiene más de 2 millones de suscriptores, publicó una lista de los nombres y rangos de más de 1.000 policías.

Fuerzas de seguridad bloquean algunas calles durante una protesta antigubernamental en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020.
Fuerzas de seguridad bloquean algunas calles durante una protesta antigubernamental en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

"A medida que continúen los arrestos, continuaremos publicando datos a gran escala" (…) "Nadie permanecerá en el anonimato ni siquiera bajo un pasamontañas", afirmó un comunicado distribuido en el medio opositor.

El Gobierno respondió que encontraría y castigaría a los responsables de filtrar la información. "Las fuerzas, medios y tecnologías a disposición de los órganos de asuntos internos permiten identificar y enjuiciar a la inmensa mayoría de los culpables de filtrar datos personales en Internet", señaló Olga Chemodanova, portavoz del Ministerio del Interior.

Fuerzas de seguridad detienen a una mujer durante una manifestación antigubernamental, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020.
Fuerzas de seguridad detienen a una mujer durante una manifestación antigubernamental, en Minsk, Belarús, el 20 de septiembre de 2020. © Tut.By/Vía Reuters

El enfrentamiento en Belarús aumenta mientras la líder opositora y quien retó en las urnas en las pasadas elecciones a Lukashenko, Svetlana Tsikhanovskaya, anunció que este lunes se reunirá con los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, para abordar la situación de su país.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, criticó a la UE por invitar a Tsikhanovskaya a la reunión ministerial, así como por considerar sanciones contra Minsk, al indicar que Bruselas estaba tratando de "sacudir el barco" en Belarús.

La Unión Europea prometió hace semanas imponer sanciones contra Minsk por presunto fraude electoral y por abusos a los derechos humanos.

Con Reuters, EFE y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24