Saltar al contenido principal

Colombia se prepara para movilizarse contra la violencia policial y la crisis económica

Un hombre sostiene la bandera de Colombia durante las manifestaciones en Bogotá contra la violencia policial. 13 de septiembre de 2020.
Un hombre sostiene la bandera de Colombia durante las manifestaciones en Bogotá contra la violencia policial. 13 de septiembre de 2020. © Luisa Gonzalez / Reuters
6 min

Diferentes movimientos sociales y sindicales de Colombia convocaron a una manifestación a nivel nacional este lunes 21 de septiembre. La muerte de un hombre de 43 años a manos de la policía el pasado 9 de septiembre conmocionó al país y es, entre otras razones políticas y económicas, la razón para salir de nuevo a las calles.

Anuncios

Ahora que las restricciones del Gobierno colombiano para controlar la crisis sanitaria por coronavirus se suavizaron, la calle volverá a ser el lugar de encuentro de miles de personas que saldrán a marchar este 21 de septiembre en el llamado ‘paro nacional’.

Muchas son las razones que soportan los actos que se llevarán a cabo en varias ciudades del país. Pero, una de las principales es la muerte de Javier Ordóñez, quien fue detenido el pasado 9 de septiembre por dos policías en Bogotá y resultó muerto por la brutalidad con que fue abordado por los agentes.

Además, los asistentes al paro de este lunes también reclamarán por la muerte de decenas de líderes sociales, exguerrilleros de las FARC y las “agresivas” reformas laborales y de pensiones decretadas por el Gobierno del presidente Iván Duque.

Luego de vivir una serie de enfrentamientos en los últimos días entre policías y manifestantes en varias ciudades de Colombia, especialmente en Bogotá, los organizadores de la gran marcha de este 21 de septiembre dicen que esta vez la convocatoria es la de una marcha pacífica.

La muerte de Javier Ordóñez indignó a Colombia

En los últimos días, Bogotá, la capital colombiana, fue escenario de una serie de enfrentamientos entre las autoridades y manifestantes que terminó dejando 13 muertos y más de 400 heridos.

Así fue como reaccionaron cientos de manifestantes en varias ciudades de Colombia, tras la muerte de Javier Ordóñez a manos de dos agentes el pasado 9 de septiembre. Varios puestos de policía fueron destruidos y se cometieron daños en las vías de transporte y comercios de algunas ciudades.

La forma en que Ordóñez murió despertó la ira de muchas personas, que ahora piden que los dos policías que mataron al hombre sean judicializados. Se trata de los agentes Harby Rodríguez Díaz y Juan Camilo Lloreda Cubillos, que ya fueron capturados y la Fiscalía colombiana los acusó de tortura y homicidio agravado.

Familiares y amigos de Javier Ordóñez, quien murió luego de ser detenido por la policía, llevan su ataúd durante su funeral, en Bogotá, Colombia. 16 de septiembre de 2020.
Familiares y amigos de Javier Ordóñez, quien murió luego de ser detenido por la policía, llevan su ataúd durante su funeral, en Bogotá, Colombia. 16 de septiembre de 2020. © Luisa Gonzalez / Reuters

Los sindicatos critican la reforma laboral y de pensiones de Duque

La semana pasada, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Colombia, Diógenes Orjuela, aseguró que los obreros se movilizarán por reclamos económicos, pero también "como medida de rechazo absoluto a la brutalidad policial evidenciada ante la reacción de los ciudadanos por el asesinato del señor Javier Ordóñez".

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), que agrupa los sindicatos de maestros y maestras de Colombia, publicaron algunas de las razones por las que se convoca al paro nacional de este 21 de septiembre: “en defensa de la vida, contra las masacres, amenazas, hostigamientos, persecuciones y asesinatos de líderes sindicales; contra la reforma laboral y pensional camuflada en el Decreto No.1174; rechazo a los señalamientos y estigmatización a la Federación; contra la represión y la brutalidad policíaca y por el cumplimiento cabal de los Acuerdos pactados”.

La Confederación General de Trabajadores (CGT) anunció su apoyo a la jornada en la que también se pide una reforma al departamento de Policía, y la renuncia del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, a quien consideran responsable político de lo que sucedió tras la muerte de Ordóñez.

Por otro lado, los sindicatos colombianos consideran que el Decreto No. 1174, expedido el pasado 27 de agosto por el Gobierno del presidente Iván Duque, “abre la posibilidad de la contratación por horas y también desconoce derechos de los trabajadores como subsidios para educación, alimentación y afiliaciones a entidades para recreación”, como asegura la agencia de noticias EFE.

El creciente del número de asesinatos de defensores de derechos humanos y de líderes sociales en Colombia es otra de las razones que impulsan a los sindicatos a convocar el paro nacional. El diario colombiano El Tiempo informa que, “según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2020 se registraron 45 asesinatos de personas que ejercían actividades relacionadas con la defensa de los derechos humanos”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) asegura que, las víctimas son especialmente “quienes ejercen el liderazgo comunal y quienes representan a las comunidades indígenas o afrodescendientes”, así como líderes campesinos.

Con Reuters, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.