Saltar al contenido principal

Pese al nuevo confinamiento, miles de israelíes protestan para exigir la dimisión de Netanyahu

Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020.
Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020. © Reuters/Ronen Zvulun

Miles de israelíes reanudaron, este domingo, las protestas frente a la residencia oficial del primer ministro Benjamin Netanyahu, en el centro de Jerusalén, a pesar de una nueva orden de aislamiento nacional que intenta frenar los rebrotes de Covid-19.

Anuncios

Ni la pandemia ni las nuevas medidas de confinamiento, emitidas el pasado viernes en Israel, frenaron este domingo las protestas contra el primer ministro Benjamin Netanyahu.

En una nueva edición de las manifestaciones semanales, que ya llevan más de cuatro meses, cientos de personas salieron a las calles para exigir la renuncia de Netanyahu, investigado por presunto fraude, abuso de confianza y aceptación de sobornos en tres casos separados. Su juicio penal comenzó en junio, pero se ha rehusado a renunciar a su cargo y niega haber incurrido en los delitos de los que es acusado.

Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020.
Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020. © Reuters/Ronen Zvulun

Una excepción de la orden de confinamiento permite a las personas realizar manifestaciones públicas, pero las autoridades ordenan permanecer en pequeñas “cápsulas” separadas de personas, reglas de distanciamiento social que fueron ignoradas en esta jornada. Sin embargo, la mayoría de los asistentes cumplió con el uso de mascarillas.

"El problema es que tenemos un líder que se está ocupado con sus cuestiones personales y sus maniobras políticas, en lugar de proteger la vida de sus ciudadanos", apuntó uno de los activistas.

Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020.
Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020. © Reuters/Ronen Zvulun

En la ciudad ultraortodoxa de Bnei Brak, cerca la ciudad israelí de Tel Aviv, más de 100 activistas salieron a las calles y quemaron basura para protestar por las restricciones a las reuniones de oración pública.

Sin embargo, la mayoría de los manifestantes, como suele suceder, se concentró frente a la residencia de Netanyahu, en el centro de Jerusalén. Aunque la asistencia no alcanzó las cifras de 10.000 o 20.000 personas de semanas anteriores, sí estuvieron presentes varios miles de ciudadanos que corearon “Netanyahu a casa” o “Gobierno corrupto”.

Las expresiones contra el confinamiento se unieron a las protestas 

Además de las críticas por su gestión política y las acusaciones de corrupción, los ciudadanos también protestaron contra las medidas de aislamiento que el Gobierno de Netanyahu emite en un intento por mitigar la propagación del virus.

Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020.
Miles de israelíes salieron a protestar, pese al nuevo confinamiento, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu por su presunta responsabilidad en casos de corrupción, y contra las nuevas medidas de aislamiento impuestas por los rebrotes de Covid-19. En Jerusalén, el 20 de septiembre de 2020. © Reuters/Ronen Zvulun

Tras cruzar una ciudad fantasma, prácticamente sin autos ni personas en las calles, por el endurecimiento de medidas contra la pandemia, algunos lo acusaron incluso de utilizar los confinamientos como una forma de evitar las protestas en su contra.

"Está tomando al país como rehén, nos está encerrando en casa y estamos protestando por eso, porque nadie nos encerrará mientras intenta escapar de un juicio", señaló uno de los manifestantes, sobre la supuesta motivación del primer ministro para aplicar el actual cierre total.

Las manifestaciones se reanudaron horas después del final del año nuevo judío, Rosh Hashaná. El gobierno de Netanyahu impuso el nuevo bloqueo pocas horas antes de que comenzara la alta temporada de celebraciones judías, lo que obliga a los ciudadanos a permanecer en sus casas.

El primer encierro del país, entre marzo y abril, puso freno a la Pascua, la fiesta de primavera judía que marca la liberación de los antiguos hebreos de la esclavitud en Egipto.

Pero después de imponer un rápido cierre para contener un brote en la primavera pasada, Israel parece haber reabierto su economía demasiado pronto. El país ahora tiene una de las tasas per cápita más altas del nuevo coronavirus en el mundo. Al mismo tiempo, sus críticos señalan que las nuevas medidas de bloqueo dañarán una economía que ya está en dificultades.

Israel ha registrado más de 187.902 casos confirmados de coronavirus y 1.256 muertes por Covid-19, según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.