Saltar al contenido principal

Izquierda chilena se divide ante duro informe de la ONU sobre violación de DDHH en Venezuela

Las críticas a la postura comunista se hicieron notar dentro del propio PC a través de la diputada Camila Vallejo, exlíder estudiantil, quien se desmarcó de la línea oficial de su partido
Las críticas a la postura comunista se hicieron notar dentro del propio PC a través de la diputada Camila Vallejo, exlíder estudiantil, quien se desmarcó de la línea oficial de su partido Martin BERNETTI AFP/Archivos
3 min
Anuncios

Santiago (AFP)

El informe de las Naciones Unidas que afirma que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y sus principales ministros están vinculados con posibles "crímenes de lesa humanidad", volvió a dividir a la izquierda chilena, donde el Partido Comunista lo consideró parte de una "escalada internacional" contra Venezuela.

La crisis en el país petrolero vuelve a instalarse en la política chilena, en pleno debate sobre el nuevo país que se quiere construir tras el estallido de octubre de 2019 y el próximo plebiscito constitucional del 25 de octubre, con posturas de izquierda a derecha que tienen amplia repercusión en la opinión pública.

A poco más de un año de las elecciones presidenciales en Chile, las encuestas ubican en triple empate a Daniel Jadue, alcalde comunista de la comuna de Renca, junto a Joaquín Lavín y Evelyn Matthei, ambos de derecha, reflejo de la polarización que vive esta sociedad.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU publicó el miércoles el primer informe de su Misión Internacional Independiente, que "constató que el Gobierno, los agentes estatales y los grupos que trabajaban con ellos habían cometido violaciones flagrantes de los derechos humanos de hombres y mujeres en Venezuela".

Los comunistas chilenos cuestionaron el informe en un comunicado, al considerar que "carece de pruebas fácticas" que respalden las acusaciones de violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad contra la población civil.

"No es una visión de conjunto de las situaciones que se han vivido, por lo que sus referencias a actos reñidos con los derechos humanos tiene carencias de rigurosidad", indicó el PC, alegando que el trabajo se desarrolló "desde fuera del país".

Esa declaración volvió a generar división entre los partidos de izquierda chilenos, que integran la oposición al gobierno del conservador Sebastián Piñera.

El senador socialista, excanciller y exsecretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, lamentó en una entrevista con una radio local que en el seno comunista "estén tan ciegos" para "no darse cuenta realmente de lo que está pasando en Venezuela".

El también exministro de Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, dijo en su rol de presidente del progresista Partido por la Democracia (PPD) que la postura esgrimida por el PC respecto al informe "cruza la línea fundamental para la izquierda democrática".

"Respalda a Nicolás Maduro y prefiere atacar los informes de la ONU. Tenemos una discrepancia bien clara", señaló en una entrevista radial este fin de semana.

Incluso las críticas a la postura comunista se hicieron notar dentro del propio PC a través de la diputada Camila Vallejo, exlíder estudiantil, quien se desmarcó de la línea oficial de su partido.

"Lo dije antes y lo reafirmo: Los informes de la ONU sobre Venezuela han sido lapidarios. Las violaciones a los DDHH son intolerables y no pueden quedar impunes ni en Venezuela ni en Chile. Espero que los venezolanos decidan sobre su futuro sin el intervencionismo militar de USA", afirmó Vallejo en su cuenta de Twitter.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.