Saltar al contenido principal

El “sí” gana el referendo en Italia para reducir el número de parlamentarios

Una mujer emite su voto en las elecciones regionales de Campania, que se pospusieron de su fecha original en mayo, debido a la pandemia del Covid-19. En Nápoles, Italia, el 20 de septiembre de 2020.
Una mujer emite su voto en las elecciones regionales de Campania, que se pospusieron de su fecha original en mayo, debido a la pandemia del Covid-19. En Nápoles, Italia, el 20 de septiembre de 2020. © Reuters/Ciro De Luca

Alrededor del 70% de los votantes que acudieron a las urnas entre el domingo y el lunes respaldaron la medida de reducir en una tercera parte la cantidad de legisladores. Los comicios se realizaron a la par de las elecciones locales en siete regiones, donde el líder de la oposición de derecha, Matteo Salvini, no obtuvo las victorias esperadas.

Anuncios

La próxima legislatura en Italia será histórica, pues ya no habrá los 945 legisladores que tiene actualmente sino que serán 600. Así lo decidió la mayoría de italianos al votar un referendo nacional celebrado junto con las elecciones regionales, entre el domingo 20 y el lunes 21 de septiembre. En concreto, en el Senado habrá 200 senadores en lugar de los 315 actuales, y la Cámara de Diputados tendrá 400 escaños y no los 630 de hoy.

Tras el cierre de urnas y cuando más de dos tercios de los votos ya habían sido contabilizados, el Ministerio del Interior informó que esta reforma fue respaldada por alrededor del 70 % de los votantes que respondieron “sí”. La pregunta del referendo era “¿Aprueba el texto de la ley constitucional sobre Modificaciones a los artículos 56, 57 y 59 de la Constitución sobre la reducción del número de parlamentarios?”.

La propuesta ya había sido presentada en el propio Parlamento, pero no contó con el margen de dos tercios de respaldo, por lo que fue llevada a la consulta popular.

El senador italiano y líder de extrema derecha del partido Liga, Matteo Salvini, pronuncia un discurso el 30 de julio de 2020 en el Senado, en Roma antes de las votaciones sobre si Salvini debía ser despojado de su inmunidad parlamentaria para que pueda ser juzgado por segunda vez por presunta ilegalidad al detener a migrantes en el mar.
El senador italiano y líder de extrema derecha del partido Liga, Matteo Salvini, pronuncia un discurso el 30 de julio de 2020 en el Senado, en Roma antes de las votaciones sobre si Salvini debía ser despojado de su inmunidad parlamentaria para que pueda ser juzgado por segunda vez por presunta ilegalidad al detener a migrantes en el mar. © AFP/Andreas Solaro

A pesar de que el referendo constitucional para reducir el tamaño del Legislativo obtuvo el apoyo de todos los partidos políticos, el cogobernante Movimiento 5 Estrellas (M5S, por sus siglas en italiano) reclamó la victoria como propia, al señalar que demostraba que los votantes aún responden al espíritu reformista y antisistema de este partido.

"Este es un resultado histórico. Podemos volver a tener un parlamento normal, con menos privilegios y 345 escaños menos", dijo Luigi Di Maio, el canciller del país y miembro del Movimiento 5 Estrellas.

El Movimiento 5 Estrellas, una colectividad pro-europea y ecologista, defendió la reforma al argumentar que reduciría costos y mejoraría la eficiencia parlamentaria. "Italia tiene un parlamentario por cada 63.000 habitantes, la proporción más alta de Europa", indicó la bancada. Su cálculo es que la disminución de parlamentarios permitirá ahorrar 100 millones de euros anuales del gasto público, para un total de 500 millones en cada una de las legislaturas.

Sin embargo, los defensores del “no” afirmaron que el ahorro será inferior al estimado y que el cambio pondrá en riesgo la representatividad de los italianos. "Esta reforma está mal hecha, solo recorta escaños de forma demagógica: habrá partes enteras del país que no tendrán representatividad territorial", dijo Antonio Tajani, expresidente del Parlamento Europeo y miembro del conservador Forza Italia.

La Liga de Matteo Salvini no logra la victoria arrasadora que esperaba en los comicios regionales

En esta misma jornada, los ciudadanos de siete regiones tuvieron una doble cita electoral, pues también eligieron gobernadores en Campania, Le Marche, Liguria, Puglia, Toscana, Valle d'Aosta y Veneto. Allí, las carreras se decidían entre los tradicionales bloques de centro-derecha y centro-izquierda de Italia.

El senador italiano y líder del partido La Liga, Matteo Salvini, emite su voto el 21 de septiembre de 2020 en Milán, Italia, como parte de un referendo nacional sobre la reducción de los números de escaños en el parlamento. Los italianos también votaron para elegir gobernadores en siete regiones del país.
El senador italiano y líder del partido La Liga, Matteo Salvini, emite su voto el 21 de septiembre de 2020 en Milán, Italia, como parte de un referendo nacional sobre la reducción de los números de escaños en el parlamento. Los italianos también votaron para elegir gobernadores en siete regiones del país. © AFP/Flavio Lo Scalzo

El líder de la oposición de derecha, Matteo Salvini, no logró “una barrida limpia” como anunció a principios de este mes, lo que representa un impulso para el frágil Gobierno de coalición de Giuseppe Conte.

El Partido Demócrata (PD), de centro izquierda, conservó su histórico bastión en la región de Toscana, al asegurar el triunfo de su candidato Eugenio Giani y a sus representantes en Apulia y en Campania. 

Este resultado da mucho más poder al PD en el seno de la coalición gubernamental que mantienen con el M5S, que no respaldó a los candidatos de la centroizquierda y prácticamente no existieron en estas elecciones.

Los votos obtenidos en Toscana detienen, además, las aspiraciones de la derecha de Salvini, que vaticinaba un 6-0 en las gobernaciones a su favor, pero que finalmente no se concretó.

Sin embargo, la Liga sí le arrebató a la izquierda una región: Las Marcas, como lo pronosticaban los sondeos. Además de esta, la colectividad mantuvo el poder en dos regiones, por lo que Salvini agradeció a sus simpatizantes.

“Como siempre y esta vez más que nunca también les doy las gracias a los millones de italianos que han confiado en nosotros. Si se confirman los datos, ¡a partir de mañana la Liga y la centro-derecha estarán al frente de 15 Regiones de 20!”, escribió en su cuenta de Twitter.

Al final, las elecciones regionales quedaron en empate, 3 a 3. De las seis regiones en las que se votó, aparte del Valle d'Aosta, donde hay un sistema diferente de votación, cuatro estaban en manos de la centroizquierda: Toscana, Las Marcas, Campania y Apulia, mientras que dos: Veneto y Liguria eran de centroderecha.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.