Saltar al contenido principal

China se compromete en la ONU a alcanzar la neutralidad de carbono en 2060

El presidente chino Xi Jinping aparece en una pantalla en Beijing mientras pronuncia un discurso virtual y pregrabado ante la Asamblea General de la ONU.
El presidente chino Xi Jinping aparece en una pantalla en Beijing mientras pronuncia un discurso virtual y pregrabado ante la Asamblea General de la ONU. GREG BAKER AFP
Texto por: Andrea Rincón
6 min

El presidente Xi Jinping prometió echar a andar una "revolución verde" que contempla la compensación de carbono, un reto no menor para la potencia asiática, el primer emisor de gases invernadero del mundo. 

Anuncios

La inédita promesa fue lanzada en medio de la 75º Asamblea de Naciones Unidas, que se desarrolló en la virtualidad debido a la pandemia. 

Durante su intervención, Xi se comprometió a desarrollar un plan para lograr la neutralidad de carbono en 2060, lo que implica que después de las siguientes cuatro décadas, la cantidad de emisiones de China no podrá superar las que son absorbidas, por ejemplo, por los océanos o los bosques. Solo así se lograría un impacto cero, es decir, neutro.  

Este es un objetivo fundamental para limitar el calentamiento global a 1,5°C a mediados del siglo, cuando los informes climáticos a nivel global pronostican los peores escenarios para ese momento. 

“La humanidad no puede seguir permitiéndose ignorar las repetidas advertencias de la naturaleza y seguir adentrándose en la vía de extraer recursos sin invertir en la conservación", aseguró en un mensaje pregrabado el dirigente chino apenas unos minutos después de recibir una fuerte arremetida de su homólogo estadounidense Donald Trump.

China ya estaba en dirección de limitar sus emisiones antes de 2030, un hecho que el propio Xi Jinping volvió a reiterar en un ambicioso discurso con respecto al ambiente, ya que además de esa nueva meta prometió echar a andar toda una "revolución verde" que representa serios desafíos para la política económica que ha construido el gigante asiático. 

China promete una "revolución verde" 

La retórica de Xi emocionó a los optimistas, pero fue evaluada con cautela. China es el país más contaminante en el mundo y la cantidad de CO2 que emite en la atmósfera por cada uno de sus habitantes supera la de los 28 países de la Unión Europea juntos.

Para Neil Hirst, investigador del Imperial College London, esto representa "un gran desafío que implicará cerrar o renovar un gran número de centrales eléctricas de combustibles fósiles relativamente modernas".

Una sequía afecta desde hace semanas una región de Sud-África con consecuencias como esta presa totalmente seca en una imagen tomada el 14 de noviembre de 2019
Cracks are seen in the dried up municipal dam in drought-stricken Graaff-Reinet, South Africa, November 14, 2019
Una sequía afecta desde hace semanas una región de Sud-África con consecuencias como esta presa totalmente seca en una imagen tomada el 14 de noviembre de 2019 Cracks are seen in the dried up municipal dam in drought-stricken Graaff-Reinet, South Africa, November 14, 2019 Mike Hutchings / Reuters

Otro punto de preocupación son las inversiones de China en África. En los últimos años Beijing ha tejido una gigantesca telaraña de megaproyectos en este continente que incluyen el financiamiento de ambiciosas centrales eléctricas de carbón y otras infraestructuras de combustibles fósiles, donde Nigeria, Egipto, Angola Etiopía y Argelia son las naciones más comprometidas. 

Por eso, en opinión de Jean-Pascal van Ypersele, climatólogo belga y exvicepresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), aunque el anuncio es "muy importante", advirtió que China debe ser "coherente" y dejar de ampliar esta red de centrales en África. 

Varios expertos coinciden, sin embargo, que bajo estas condiciones, el 2060 "resulta la fecha realista más cercana" para que la potencia asiática pueda materializar sus promesas. 

El viraje de China hacia el medio ambiente: ¿una cuestión de rentabilidad?

La meta de 2060 es menos ambiciosa que la de 2050, adoptada por decenas de países pequeños y algunos grandes, incluidos los de la Unión Europea.

Sin embargo, el anunció de China ha sido aclamado por varios expertos como un paso importante de una potencia mundial para salvar el Acuerdo de París, sobre el que se temía un efecto dominó luego de que Estados Unidos anunciara su salida en 2017.

"El diablo está en los detalles y China tendrá que establecer metas específicas a corto plazo, así como una fecha pico más temprana, pero el camino tomado por Beijing hacia un futuro con cero emisiones de carbono se está volviendo más claro", dijo Helen Mountford, vicepresidenta del Instituto de Recursos Mundiales.

Imagen del puerto de Yantian en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, tomada el 17 de mayo de 2020.
Imagen del puerto de Yantian en Shenzhen, provincia de Guangdong, China, tomada el 17 de mayo de 2020. REUTERS - Martin Pollard

La superpotencia asiática es el cuarto productor de crudo en el mundo. Pero la crisis en la que entró la industria petrolera debido a la pandemia, sumado a la volatilidad en los precios que venía arrastrando en los últimos años, podría ser una de las razones que explicarían este viraje. 

China, Estados Unidos y las acusaciones mutuas en materia ambiental

En su propio mensaje a la ONU, el presidente de Estados Unidos acusó a China de "arrojar millones y millones de toneladas de plástico y basura en los océanos" y otras violaciones ambientales, y se jactó de que las emisiones de CO2 de Estados Unidos cayeron el año pasado, en una elevada retórica de confrontación que mantiene con su homólogo. 

Donald Trump et Xi Jinping à Osaka le 29 juin 2019.
Donald Trump et Xi Jinping à Osaka le 29 juin 2019. Kevin Lamarque, Reuters

Pero China se ha encargado de recordarle a su rival político que Estados Unidos no tiene derecho a dar lecciones a nadie, ya que "ellos son los que no ratificaron el Protocolo de Kioto y los que salieron del Acuerdo de París". 

Estados Unidos, que se hizo a un lado, podría volver a entrar en carrera. El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, recalcó que, si gana las elecciones, su país se comprometerá a llegar a la neutralidad de carbono en 2050 como última instancia.

 Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.