EE. UU.: retiran cargos penales a los policías involucrados en la muerte de Breonna Taylor

Archivo-una mujer visita un lugar donde se le rinde tributo a la memoria de la fallecida joven Breonna Taylor, en Louisville, Kentucky, Estados Unidos, el 11 de septiembre de 2020.
Archivo-una mujer visita un lugar donde se le rinde tributo a la memoria de la fallecida joven Breonna Taylor, en Louisville, Kentucky, Estados Unidos, el 11 de septiembre de 2020. © Reuters/Bryan Woolston

Las autoridades de Louisville, Kentucky, informaron este miércoles que exoneran a tres policías blancos acusados de la muerte de Breonna Taylor, una joven afroamericana y trabajadora médica de emergencia que falleció el pasado marzo cuando los oficiales le dispararon en su propia casa, por equivocación, en medio de un operativo contra una banda de narcotráfico. La decisión desencadenó nuevas protestas contra la brutalidad policial.

Anuncios

La justicia estadounidense determinó que la muerte de la joven afroamericana Breonna Taylor queda sin culpables y las protestas vuelven a tomarse las calles de Louisville.

El fiscal general Daniel Cameron anunció este miércoles la decisión del gran jurado de la ciudad, la cual establece que dos de los tres policías involucrados en la muerte de Taylor quedan exonerados del caso, mientras que el tercero, identificado por las autoridades como Brett Hankison, fue imputado de tres cargos por “poner en peligro a sus vecinos” y “sin sentido”, debido a los disparos propinados cuando falleció la joven de 26 años.

Sin embargo, el dictamen no incluye ninguna acusación directa por la muerte de Taylor. Las imputaciones contra Hankison se ubican en el nivel más bajo de delitos graves en Kentucky y conlleva una sentencia máxima de cinco años de prisión.

La decisión despertó la indignación de cientos de manifestantes que denuncian violencia policial con tintes raciales. El exvicepresidente y candidato presidencial Joe Biden exhortó a los ciudadanos a manifestarse de forma pacífica, tras meses de movilizaciones en distintas ciudades con el lema “Black Lives Matter” -algunas de las cuales terminaron con disturbios- después de varios casos de abuso policial.

El dictamen también fue rechazado por varias figuras del partido Demócrata. "El pueblo estadounidense está harto y cansado de los brutales asesinatos policiales sin consecuencias. Es hora de reformar fundamentalmente nuestro sistema de justicia penal racista y quebrado, poner fin a la inmunidad calificada y hacer que los agentes de policía rindan cuentas", escribió el reconocido senador Bernie Sanders en su cuenta de Twitter.

Las circunstancias en las que murió Breonna Taylor

Los hechos se remiten al pasado 13 de marzo, cuando en horas de la madrugada los oficiales ingresaron en el apartamento de Breonna Taylor y le dispararon de forma fatídica. Sin embargo, los uniformados habían entrado a su domicilio por equivocación cuando realizaban un operativo contra una banda de narcotráfico.

La Policía se enfrenta a grupos de manifestantes durante una protestas contra la decisión judicial de exonerar a tres policías involucrados en la muerte de la joven afroamericana, Breonna Taylor. En Lousville, Kentucky, Estados Unidos, el 23 de septiembre de 2020.
La Policía se enfrenta a grupos de manifestantes durante una protestas contra la decisión judicial de exonerar a tres policías involucrados en la muerte de la joven afroamericana, Breonna Taylor. En Lousville, Kentucky, Estados Unidos, el 23 de septiembre de 2020. © Reuters/Bryan Woolston

La trabajadora médica fue asesinada frente a su novio, quien se encontraba armado, después de que los oficiales se abrieran paso con una orden de registro. Según el fiscal general del estado Daniel Cameron, la investigación mostró que los agentes se anunciaron antes de ingresar.

Hankison disparó su arma 10 veces. Algunas de esas balas atravesaron incluso un apartamento vecino, donde se encontraban un hombre, una mujer embarazada y un niño.

Pero el fiscal aseveró que no hubo evidencia "concluyente" de que alguna de las balas de Hankison impactara a Taylor.

Los otros dos oficiales, el sargento Jonathan Mattingly y el detective Myles Cosgrove, no fueron acusados ​​porque, según el jurado, sus acciones están justificadas bajo la ley de Kentucky para responder al fuego después de que el novio de Taylor, Kenneth Walker, les disparara, lo que le causó heridas a Mattingly en una pierna, según señaló el fiscal Cameron.

Cientos de personas protestan contra la decisión judicial de exonerar a tres policías de la muerte de la joven afroamericana Breonna Taylor. En Louisville, Kentucky, Estados Unidos, el 23 de septiembre de 2020.
Cientos de personas protestan contra la decisión judicial de exonerar a tres policías de la muerte de la joven afroamericana Breonna Taylor. En Louisville, Kentucky, Estados Unidos, el 23 de septiembre de 2020. © Reuters/Bryan Woolston

Benjamin Crump, un abogado de derechos civiles que representa a la familia Taylor, refutó la decisión judicial al indicar que "si el comportamiento de Brett Hankison fue un peligro injustificado para las personas en los apartamentos vecinos, entonces también debería haber sido un peligro injustificado en el apartamento de Breonna Taylor". "¡De hecho, debería haberse dictaminado un asesinato sin sentido!", subrayó.

El gobernador Andy Beshear pidió al fiscal que divulgara todas las pruebas del caso para que el público pudiera comprender mejor el resultado de la investigación.

Durante el proceso, la Policía informó al juez que los agentes obtuvieron una orden judicial como parte de una investigación de una red de narcotraficantes y que creían que uno de los hombres sospechosos de vender drogas había usado el apartamento de Taylor para recibir paquetes.

La familia de la joven asesinada aseguró que ella había salido anteriormente con un presunto vendedor de drogas, pero que había roto cualquier relación con él.

El abogado de la familia agregó que era "indignante" que ninguno de los agentes fuera acusado penalmente de causar la muerte de la joven.

A principios de este mes, Lousville acordó pagar 12 millones de dólares a la familia de Taylor para resolver una demanda de homicidio culposo, según declaró el alcalde de la ciudad Greg Fischer. El Departamento de Justicia continúa investigando si fueron incumplidas las leyes federales, incluidas posibles violaciones a los derechos civiles.

Justo antes de que el fallo fuera publicado, Fischer ordenó un toque de queda de 72 horas para la ciudad a partir de las 9 p.m., hora local, al tiempo que instó a que la protesta sea “pacífica y legal”.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24