Sunak, estrella ascendente del gobierno británico ante el desafío económico de la pandemia

Londres (AFP) –

Anuncios

Estrella ascendente de la escena política británica, el joven y ambicioso ministro de Finanzas Rishi Sunak asumió rápidamente el papel de bombero para salvar la economía de los efectos de la pandemia de coronavirus, llegando a superar en popularidad a Boris Johnson.

Dinámico y telegénico, Sunak, de 40 años, se hizo un nombre en sólo unos meses gracias a sus medidas de apoyo económico y no ha tenido aún que tomar decisiones impopulares como una inevitable subida de impuestos que amenaza con ganarle enemigos en el futuro.

Volvió a estar en el centro de la atención este jueves con el anuncio de un nuevo plan de apoyo al empleo tras las nuevas restricciones establecidas por Johnson para combatir una segunda ola de coronavirus.

El Parlamento británico se ha acostumbrado en los últimos meses a la esbelta silueta y controlada elocuencia de este hombre que trabaja, según dicen, 18 horas al día y ha puesto decenas de miles de millones de libras sobre la mesa para reanimar la economía.

El éxito de su dispositivo para preservar el empleo y la escala sin precedentes de las medidas desplegadas impulsaron su popularidad, mientras Johnson era objeto de críticas por su gestión de la pandemia en el país más castigado de Europa, con casi 42.000 muertes confirmadas por covid-19.

- Camisa arremangada y sudadera -

Con la camisa arremangada y un plato en cada mano, Sunak posaba este verano ante los fotógrafos para promocionar su programa de subvención de comidas en restaurantes, una original idea para incentivar a los británicos a volver a salir tras el desconfinamiento.

Unos días después, vestía una sudadera con capucha blanca para lanzar su programa de ayuda al empleo juvenil.

Su estilo recuerda al del ex primer ministro laborista Tony Blair. Y está construyendo una verdadera marca "Rishi Sunak" en Instagram y Twitter.

"Rishi no es un ideólogo. La gente puede proyectar lo que quiera sobre él, un poco como con Blair", dijo su asesor Cass Horowitz a The Times.

Propulsado en febrero al puesto de ministro de Finanzas, uno de los más prestigiosos del gobierno, tenía poco peso en el panorama político hasta entonces. Sólo había sido secretario jefe del Tesoro y secretario de Estado de administraciones locales.

- Hinduista y yerno de multimillonario -

Sunak es el segundo ministro de Finanzas más joven de la historia, solo por detrás de George Osborne, nombrado en 2010 cuanto tenía 38 años.

También es el primero de religión hindú: cuando entró por primera vez en la Cámara de los Comunes, juró sobre el Bhagavad Gita, un texto sagrado en sánscrito.

A diferencia de su predecesor Sajid Javid, que dejó el gobierno dando un portazo, el siempre sonriente Sunak muestra un perfil bajo y entra rápidamente en su nuevo rol.

Es apreciado tanto por los sindicatos como por la patronal. "Es un estilo diferente. No es el conservadurismo que conocemos desde hace 40 años", dijo Frances O'Grady, secretaria general de la confederación sindical TUC, al Financial Times.

Partidario del Brexit, Sunak está casado con la hija de uno de los cofundadores de la compañía india de servicios informáticos Infosys, el multimillonario N.R. Narayana Murthy. La pareja, que tiene dos hijas, vivió en California antes de mudarse al Reino Unido.

- Grandes universidades -

Nacido el 12 de mayo de 1980 en Southampton, en la costa sur de Inglaterra, Sunak es el mayor de tres hijos de un médico generalista de la sanidad pública y una farmacéutica.

Originarios de India, sus abuelos emigraron al África oriental británica en los años 1960.

Sunak, que asegura haber sido víctima de racismo en un restaurante de comida rápida cuando era adolescente, estudió en el Winchester College, un elegante internado para chicos, y cursó política, filosofía y economía en las prestigiosas universidades británica de Oxford y estadounidense de Stanford.

Diputado desde 2015, había trabajado anteriormente en las finanzas, incluyendo Goldman Sachs, y fundó su propia compañía de inversiones. Está considerado como uno de los diputados británicos más ricos y tiene una mansion georgiana en Yorkshire donde organiza lujosas fiestas con magnums de champán y camareros en librea.