Saltar al contenido principal

Ministro de Defensa colombiano desafía fallo que lo obliga a pedir perdón por abusos policiales

Una de las peticiones de los organizadores del paro es la disolución del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad el 27 de noviembre de 2019.
Una de las peticiones de los organizadores del paro es la disolución del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad el 27 de noviembre de 2019. Mauricio Dueñas / EFE
Texto por: Andrea Rincón
7 min

Carlos Holmes Trujillo se aferró a las disculpas públicas que ofreció hace dos semanas por el asesinato de un abogado a manos de la Policía para responder al fallo de la Corte Suprema que le exige excusarse por los abusos del Esmad el pasado noviembre. Juristas calificaron la maniobra de "tramposa y mezquina". El Gobierno dice que cumplió.

Anuncios

En Colombia, el debate está servido a cuenta del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo. Todo gira alrededor de unas disculpas públicas que él, como cabeza de la cartera, debe ofrecer por los excesos cometidos por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) en las protestas de noviembre de 2019, tras un histórico fallo proferido por la Corte Suprema de Justicia.

Unas disculpas, que, a juicio de dos experimentados juristas colombianos consultados por France 24, todavía debe. 

En una sentencia divulgada el 22 de septiembre, la Corte le dio un plazo de 48 horas para acatar el fallo que contenía pronunciamientos específicos sobre el respeto a la protesta social y la reestructuración de la Policía. 

Cumplido ese plazo, Trujillo ratificó las disculpas que ofreció en ocasión de la muerte del abogado Javier Ordóñez, quien falleció luego de ser atacado reiteradas veces con pistola eléctrica por un grupo de uniformados el 8 de septiembre. 

"En cumplimiento de la sentencia del 22 de septiembre el Ministerio de Defensa se permite reiterar a la opinión pública que el 11 de septiembre de 2020 el Ministro de Defensa, en un acto espontáneo, sincero, transparente y respetuoso, ampliamente difundido, señaló que: '(...) La Policía Nacional pide perdón por cualquier violación a la ley o desconocimiento de los reglamentos en que haya incurrido cualquiera de los miembros de la institución'", difundió la cartera.

La de Holmes Trujillo es una "respuesta tan tramposa como mezquina"

Después de esta publicación y también antes, una ola de indignación recorrió el amplio espectro de Twitter exigiendo la renuncia del ministro.

Para el abogado Ramiro Bejarano, la "respuesta del ministro fue tan tramposa como mezquina y constituye un desacato y amenaza a las futuras víctimas de la Policía, a las que no les va a pedir perdón en el futuro porque ya lo hizo, lo que claramente es un desafío a la ley". 

El ministro colombiano de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, manifestó su "dolor e indignación" por la muerte de Javier Ordóñez, de 43 años, el miércoles en un barrio del oeste de Bogotá
El ministro colombiano de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, manifestó su "dolor e indignación" por la muerte de Javier Ordóñez, de 43 años, el miércoles en un barrio del oeste de Bogotá Joaquin SARMIENTO AFP/Archivos

Según el ministro Holmes Trujillo, "esa espontánea expresión de perdón se refiere a cualquier violación a la Ley, en cualquier tiempo, en que haya incurrido cualquiera de los miembros de la Institución, con lo cual se garantiza el respeto al debido proceso que asiste a cada uno de los miembros de la Fuerza Pública". 

Pero en el ámbito estrictamente jurídico, que suele ser confuso, el exmagistrado de la Corte Constitucional, José Gregorio Hernández, lo dejó claro: "Un fallo es como su nombre lo indica, un mandato, algo que tiene efecto hacia el futuro. De modo que yo no puedo estar cumpliendo una orden antes de que me la impartan".

Interpretación vs jurisdicción: el peligroso choque que eligió el Gobierno de Duque

El Gobierno de Iván Duque fue ampliamente cuestionado por apelar el fallo proferido por la Corte, que fue interpretado como un desafío a la legitimidad del Alto Tribunal y un desacato a la separación de poderes. 

"Lo que se ha hecho es burlar a la Corte y desafiarla y un incidente de desacato genera que le impongan una sanción al ministro que puede ser de arresto más una multa económica, pero además se le debería iniciar una investigación disciplinaria por haber violado la ley de esa manera tan flagrante", sostuvo Bejarano.

También se cuestionó al Ejecutivo por desconocer los hechos sobre los cuales se les exigió las "disculpas simbólicas" por los excesos documentados del Esmad en las protestas de noviembre. Entre ellas está el asesinato del joven estudiante Dilan Cruz, quien murió tras recibir el disparo de una escopeta de calibre 12 que le impactó en la cabeza. 

Un manifestante es retenido por la policía durante el paro nacional del pasado lunes 21 de septiembre, Bogotá, Colombia.
Un manifestante es retenido por la policía durante el paro nacional del pasado lunes 21 de septiembre, Bogotá, Colombia. © Luisa Gonzalez / Reuters

"No es lo mismo lo que ocurrió en Colombia en noviembre de 2019 que lo que ocurrió en septiembre de 2020. Las órdenes judiciales se deben cumplir en relaciones con los hechos a los que se refieren esas mismas órdenes", subrayó Hernández a France 24. 

Duque ha salido a condenar la violencia estatal en el contexto de las manifestaciones y fuera de ellas, así como lo ha hecho su ministro, pero han abrazado a las instituciones, asegurando que los excesos "registrados en algunas de esas jornadas de protesta no son una directriz sino actuaciones personales de algunos integrantes de esa fuerza policial”.

"Al Gobierno le importa más su imagen que la realidad"

A los juristas, organizaciones de derechos humanos y opositores no solo les preocupa la posición del gobierno frente al fallo de la Corte. También la concentración de poder que está ostentando y el recrudecimiento de la violencia en todo el país. 

El 3 de septiembre, Transparencia por Colombia, que forma parte de Transparencia Internacional, emitió una alerta asegurando que "durante 2020 se han elegido personas cercanas al Gobierno para dirigir la Fiscalía General de la Nación, la Procuraduría General de la Nación, y la Defensoría del Pueblo, situación ante la cual se corre el grave riesgo de afectar la independencia que deben tener dichos órganos externos de control frente al poder ejecutivo".

Además, en lo que va del año, Colombia ha registrado más de 60 masacres y episodios violentos. El más reciente estalló en el departamento del Cauca, donde un soldado mató a una mujer que se transportaba en un carro particular con su esposo. 

Protesta contra la brutalidad policial en Medellín, Colombia, el 14 de septiembre de 2020
Protesta contra la brutalidad policial en Medellín, Colombia, el 14 de septiembre de 2020 JOAQUIN SARMIENTO AFP

"Se está menospreciando la capacidad intelectual del pueblo colombiano. Se está considerando que con cualquier palabra, discurso o disfraz se engaña a la ciudadanía, pero la ciudadanía no es tan boba como el gobierno considera y nos hemos dado cuenta que una cosa es lo que dice el presidente ante la ONU y otra cosa muy diferente es la violencia que estamos padeciendo los colombianos", agregó Bejarano.

El presidente, sin embargo, reitera una y otra vez que "seguirá enfrentando al vandalismo y todas las formas de violencia y terrorismo, como es su obligación constitucional".

Pero la ausencia de autocrítica en su discurso y la falta de empatía hacia la ciudadanía suele ser una crítica cada vez más recurrente hacia el joven mandatario, al que, a juicio de Hernández, "le importa más su imagen que la realidad".

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.