El primer ministro libanés, Mustapha Adib, renuncia a formar un gobierno y dimite

El primer ministro designado de Líbano, Mustapha Adib, en una conferencia de prensa el 17 de septiembre de 2020.
El primer ministro designado de Líbano, Mustapha Adib, en una conferencia de prensa el 17 de septiembre de 2020. © Dalati and Nohra / AFP

A menos de un mes de haber asumido el cargo, el primer ministro designado de Líbano, Mustapha Adib, anunció su renuncia a formar un Gobierno, así como su dimisión en medio de una creciente presión internacional tras la doble explosión en el puerto de Beirut que ha sumido en una profunda crisis a la ciudad y al país.

Anuncios

En medio de un estancamiento en los diálogos para formar un Ejecutivo que dé respuesta a la crisis económica y social que atraviesa el Líbano, el primer ministro designado, Mustapha Adib, anunció este sábado 26 de septiembre su renuncia a formar un Gobierno así como su dimisión.

"Pido disculpas por no poder continuar con la tarea de formar gobierno", dijo Adib en un discurso televisado, luego de largas negociaciones para elegir un Ejecutivo que contara con el visto bueno de las distintas fuerzas políticas rivales en el país.

Adib, quien se había desempeñado como embajador en Berlín, asumió la jefatura del Gobierno a finales de agosto tras la dimisión de Hassan Diab, quien renunció en medio de masivas protestas desencadenadas en Beirut tras la doble explosión que devastó la ciudad y su puerto el pasado 4 de agosto. 

El recién nombrado primer ministro del Líbano, Mustapha Adib, visita el barrio de Gemmayzeh, que se encuentra en Beirut.
El recién nombrado primer ministro del Líbano, Mustapha Adib, visita el barrio de Gemmayzeh, que se encuentra en Beirut. © - AFP

La misión que se había encomendado al exdiplomático era la de formar un gobierno, en un plazo de 15 días, con el que pudiera dar respuesta a los múltiples retos económicos, sociales y sanitarios en el país. Sin embargo, el bloqueo entre las principales fuerzas políticas para designar a los ministros frustró su cometido. 

Tras la explosión en Beirut se incrementó también la presión internacional, liderada por Francia. El presidente galo, Emmanuel Macron, ha instado a los políticos libaneses a formar un gabinete compuesto de especialistas independientes que adelanten reformas urgentes para sacar al Líbano de la crisis.

Hezbolá y Amal, tras el bloqueo a un Ejecutivo de especialistas

Pero los esfuerzos de Adib y de la comunidad internacional se toparon con diversos inconvenientes, entre los cuales, la insistencia de los principales grupos chiítas del país, Hezbolá y Amal, en retener el Ministerio de Finanzas, clave para trazar las reformas. Ambos partidos presionaron para obtener la cartera después de que EE. UU. impuso sanciones a dos políticos de Hezbolá.

En medio de esa situación y tras una breve reunión con el presidente Michel Aoun, este sábado Adib anunció su renuncia tras asegurar que el tipo de gabinete que quería formar “estaba destinado al fracaso” y aseguró que su interés era proteger la unidad nacional.

Con la su moneda devaluada más de cinco veces de su precio oficial y una inflación por encima del 50%, Líbano, antiguo protectorado francés, atraviesa su peor crisis desde el final de la guerra civil en 1990, una situación fuertemente agravada por la letal explosión, en la que murieron 191 personas, más de 6.500 resultaron heridas y más de 300.000 quedaron sin hogar.  

Una vista muestra daños en el lugar de la explosión del martes en el área portuaria de Beirut, Líbano, el 5 de agosto de 2020.
Una vista muestra daños en el lugar de la explosión del martes en el área portuaria de Beirut, Líbano, el 5 de agosto de 2020. © Aziz Taher / Reuters

La Organización de Naciones Unidas estima que un 55% de la población se encuentra en situación de pobreza en en el país, lo que se traduce en unos 2,7 millones de personas que sobreviven con menos de 14 dólares al día. La cifra se ha exacerbado en los últimos meses ante la imposibilidad del país de pagar su deuda externa y tras la explosión en Beirut. El año pasado ese porcentaje no llegaba al 30%. 

01:46

Pero aunque el país necesita ayuda económica inmediata, tanto Francia como otras potencias internacionales se han negado a ayudar antes de que el país adopte reformas estructurales. Tanto dentro como fuera de la nación, la clase política enfrenta duras acusaciones de haber instaurado una corrupción sistemática que se ha convertido en la principal causa de la crisis. 

Con EFE, AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24