De la mano de LeBron James, los Lakers vuelven a una final NBA diez años después

Orlando (Estados Unidos) (AFP) –

Anuncios

Con un monumental triple-doble de LeBron James, Los Angeles Lakers derrotaron este sábado a los Denver Nuggets por 117 a 107 y finiquitaron la eliminatoria por 4-1, clasificando a sus primeras finales de la NBA desde 2010.

Los Lakers, que enfrentarán en la final a los Miami Heat o los Boston Celtics, tuvieron que sufrir de nuevo para doblegar a los Nuggets de las jóvenes estrellas Jamal Murray (19 puntos) y Nikola Jokic (20), que soñaban con remontar por tercera vez una desventaja de 3-1 en estos playoffs.

Pero LeBron James, con 38 puntos, 16 rebotes y 10 asistencias y un imponente último cuarto, remató la faena en la primera oportunidad frente a unos Nuggets que lucieron exhaustos en la cancha de Disney World.

A sus 35 años, 'King' James jugará la décima final de su carrera (3 anillos) y la primera desde su llegada a los Lakers en 2018, en la que aspira a brindar el campeonato a la memoria del fallecido Kobe Bryant.

"Hay que disfrutar de esto, solo dos equipos avanzan cada año a las finales. Lo vamos a disfrutar esta noche, pero tenemos un objetivo más importante", recalcó James tras recibir el trofeo de campeón de la Conferencia Oeste frente a las gradas vacías de la cancha de Disney World en Orlando.

Los Lakers jugarán así su final número 32 y tendrán la oportunidad de ganar su 17º anillo, que les empataría con los Celtics como equipo más ganador de la historia.

El equipo angelino mostró una mentalidad de acero este sábado frente a los aguerridos Nuggets, que amenazaron varias veces con una de sus habituales remontadas en estos playoffs.

Hasta este sábado, Denver había logrado sobrevivir a seis partidos a vida o muerte en las dos rondas anteriores ante Utah Jazz y Los Angeles Clippers.

- Exhaustos Nuggets -

Después de un discreto cuarto partido el jueves, Nikola Jokic tuvo un imponente inicio de partido pero rápidamente vio dos faltas personales y se tuvo que ir al banquillo.

La otra figura de los Nuggets, Jamal Murray, no pudo tomar el testigo en la anotación luciendo visiblemente agotado en este partido.

El escolta promedió casi 40 minutos por partido en estos playoffs, en los que ha explotado como estrella de la NBA anotando 27 puntos por partido con varias heroicas actuaciones que llevaron a Denver hasta sus primeras finales de conferencia desde 2009.

En el segundo cuarto Jokic regresó a pista pero de nuevo, cuando era amo y señor de la pintura y sumaba 9 puntos, vio la tercera falta y regresó al banquillo con solo 8 minutos jugados en toda la primera mitad.

La pérdida del pívot serbio impactó en la moral de los Nuggets, lo que fue aprovechado por LeBron James, que no encontraba obstáculos para llegar a la canasta rival o para asistir a compañeros en mejor posición.

Con 14 puntos en el cuarto, 'King James' condujo a los Lakers a una cómoda ventaja de 61-51 al descanso.

Con un dominador Anthony Davis, que no pareció resentirse de la fuerte torcedura de tobillo del jueves, los Lakers aceleraron a la salida del vestuario y llegaron a tener una ventaja de 16 puntos (72-56) a mediados del tercer cuarto.

Pero los Nuggets, una vez más, se negaban a ser eliminados y protagonizaron su enésima remontada en estos playoffs, empatando a 84 a 10 segundos del final del tercer cuarto, que Anthony Davis cerró con un triple para los Lakers.

- "El trabajo no está hecho" -

Davis, que jugará las primeras finales de su carrera, protagonizó jugadas clave en defensa, como un monumental tapón a Michael Porter Jr, y en ataque, como otro triple que colocaba una ventaja de 10 puntos (102-92) a seis minutos del final.

"Se siente bien (jugar la primera final). Hemos pasado por muchas cosas este año", dijo Davis. "Es una gran sensación pero el trabajo no está hecho".

En la recta final, la gasolina no les alcanzó esta vez a los Nuggets frente a unos Lakers que ya rozaban la final con sus dedos y que contaban con LeBron James para no dejarla escapar.

'King James' remató la misión con un último cuarto de ensueño en el que anotó 16 puntos a la vez que frenaba en defensa a Jamal Murray.

Tras dos anillos con los Miami Heat y uno con Cleveland Cavaliers, James tendrá ahora la oportunidad de seguir acercándose a sus dos grandes referentes, los míticos Michael Jordan (seis campeonatos) y Kobe Bryant (cinco), quien conquistó el último título de los Lakers en 2010 y falleció a principios de año en un accidente de helicóptero.

Su último rival serán los Boston Celtics o los Miami Heat, que dominan la final de conferencia del Este por 3-2.