Julian Alaphilippe se proclama campeón en el Mundial de Ciclismo en ruta

Julian Alaphilippe luce el maillot arcoiris en el Mundial de Ciclismo en ruta de Imola, Italia, después de proclamarse campeón el 27 de septiembre de 2020.
Julian Alaphilippe luce el maillot arcoiris en el Mundial de Ciclismo en ruta de Imola, Italia, después de proclamarse campeón el 27 de septiembre de 2020. © Marco Bertorello, AFP

'Loulou' protagonizó un espectacular ataque en el último ascenso del recorrido para dejar en el camino a los otros favoritos y darle a Francia su primer Mundial desde 1997. "Es un sueño hecho realidad".

Anuncios

El deporte, así como la vida misma, nos brinda giros de emociones y este domingo 27 de septiembre todas ellas se personifican en Julian Alaphilippe. El ciclista francés perdió a su padre en junio, días antes del Tour en Francia, en el que el pedalista galo le dedicó una victoria de etapa.

'La Grand Boucle' no fue tan buena para Alaphilippe, pese a un buen comienzo. Hoy, en Imola (Italia), el francés llegaba como uno de los corredores a tener en cuenta, pero por detrás del temible Wout van Aert, de Bélgica, quizás el ciclista más completo del momento.

Alaphilippe tenía un guion, el suyo, y lo iba a llevar a cabo. Ese descaro que en algunas ocasiones lo ha dejado sin piernas para el final, tuvo el mejor resultado posible. 'Loulou' atacó a falta de diez kilómetros y pudo mantener una ventaja de más de diez segundos sobre Wout van Aert, Primoz Roglic (Eslovenia), Marc Hirschi (Suiza), Jakob Fuglsang (Dinamarca) y Michał Kwiatkowski (Polonia).

Julian Alaphilippe: “Era el sueño de mi carrera”

El ciclista del Deceuninck-Quick Step cruzó en solitario la meta con una ventaja de 24 segundos, haciendo más grande su historia, dando espectáculo, una vez más. Entre llanto, Alaphilippe se abrazó en la meta con sus compañeros para darle a Francia su primer Mundial desde 1997 y el noveno en la categoría. La plata fue para Van Aert y el bronce para Hirschi.

Julian Alaphilippe es el primer francés desde 1997 que se proclama campeón del mundo en ruta. Imola, Italia, 27 de septiembre de 2020.
Julian Alaphilippe es el primer francés desde 1997 que se proclama campeón del mundo en ruta. Imola, Italia, 27 de septiembre de 2020. © Jennifer Lorenzini / Reuters

“Era el sueño de mi carrera”, afirmó el corredor de 28 años. Alaphilippe viste de dorado un 2020 que no está siendo tan exitosos como el año anterior, cuando ganó la Strade Bianche, la Milan-Sanremo y la Flecha Valona, además de llegar como líder del Tour de Francia a la última semana.

“Llegué aquí con mucha ambición”, expresó un emocionado ‘Loulou’ que tampoco pudo controlar las lágrimas en el podio.

Una carrera con protagonismo de Tadej Pogacar

Conscientes del favoritismo de Wout van Aert, la Selección de Bélgica dominó la carrera, en donde hubo una fuga inicial que fue atrapada a falta de 70 kilómetros de este circuito de 258 kilómetros, con llegada en el autódromo Enzo e Dino Ferrari.

El esloveno Tadej Pogacar, campeón del Tour de Francia, atacó al final del penúltimo giro y logró sacar cerca de medio minuto al pelotón, aunque finalmente el grupo le dio caza, impulsados por Bélgica. Quedaban 20 kilómetros de carrera y el colombiano Rigoberto Urán y el ecuatoriano Richard Carapaz aprovechaban para mostrarse.

Los latinoamericanos, mejores especialistas en ascensos más largos, no tuvieron suerte en el último paso por la Cima Gallisterna, de 2,7 kilómetros y un promedio de desnivel del 6,4%.

Carapaz fue precisamente el mejor de los pedalistas de la región en la posición 22, mientras que Urán fue 24. Pogacar llegó en el puesto 33.

Mención especial para el español Alejandro Valverde, que a sus 40 años finalizó octavo y demuestra (otra vez) que aún tiene gasolina en sus piernas.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24