Camino a La Casa Blanca

La Corte Suprema de Justicia, nuevo campo de batalla en las elecciones de EE. UU.

© France 24

Tras la muerte de la jueza Ruth Bader Ginsburg, la contienda por la Presidencia de Estados Unidos se centra en la Corte Suprema de Justicia. Ginsburg era un ícono de la lucha por la igualdad en la Unión Americana y su legado la llevó a convertirse en la primera funcionaria en la historia del país en ser honrada en el Capitolio. Su fallecimiento abrió una vacante en el máximo tribunal y el debate en pleno año electoral se centra en si la nominación de su reemplazo debía hacerse después de las elecciones del 3 de noviembre.

Anuncios

El presidente Donald Trump insistió en que la nominación le correspondía a él, de acuerdo con la Constitución. Una posición muy diferente a la que tenía en 2016, cuando falleció el juez Antonin Scalia, también en año de elecciones. El entonces precandidato republicano insistía en que era necesario aplazar la nominación hasta después de los comicios y que no fuera llevada a cabo por el entonces presidente Barack Obama.

"Creo que depende de Mitch McConnell y de todos los demás detenerlo. Se llama demora, demora, demora", dijo Trump en febrero de 2016 en Carolina del Sur.

Lo mismo opinaba el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConell, que en marzo de 2016 aseguraba desde Washington que lo correcto era "dejar que el pueblo estadounidense decida (...) el próximo presidente nominará a quien sea que sea".

Desde luego los demócratas también tenían un discurso diferente. El entonces mandatario Barack Obama reiteró que correspondía al presidente en ejercicio hacer la nominación. Sin embargo, este año, el expresidente dijo que debería honrarse el deseo de la magistrada antes de morir pues, mientras luchaba contra el cáncer de páncreas, Ruth Bader Ginsburg pidió en su testamento que no se nombrara un sucesor antes de las elecciones.

La balanza se inclina hacia el lado conservador

La importancia de esto es que si la nominación de Trump por Amy Coney Barrett es confirmada, se tratará del tercer juez nominado por él (consolidando la tendencia conservadora de la corte) después de Neil Gorsuch, quien asumió al cargo vitalicio en 2017 y el polémico Brett Kavanaugh, que llegó al tribunal en 2018 para cubrir la vacante de Anthony Kennedy.

Tendencia conservadora se consolida
Tendencia conservadora se consolida © France 24

La Corte Suprema de Estados Unidos está integrada por nueve magistrados. Actualmente hay ocho, mientras se confirma la sucesión de RBG. Tres son liberales -dos de ellos nombrados por Barack Obama y uno por Bill Clinton- y cinco conservadores, tres de George W. Bush y dos de Donald Trump.

El rol de la máxima autoridad judicial de Estados Unidos

La Corte Suprema fue fundada en 1789 y es la máxima voz legal de la Unión Americana pues resuelve en última instancia los casos que se originan en los tribunales estatales.

Tiene el poder de cambiar o derogar una ley e incluso de definir una disputada elección presidencial. Los nueve jueces tienen la última palabra en muchos asuntos políticos, lo que deja el destino de la nación en sus manos.

Cada año, la Corte emite un concepto sobre alrededor de 100 casos y algunos de ellos pueden alterar para siempre el curso de la nación. Si bien el documento guía del tribunal es la Constitución, la forma en la que esta es interpretada varía y es ahí donde entra la política.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24