Arte+FRANCE 24

Un verano en Minneapolis: el rechazo hacia la policía crece en EE. UU.

En Minneapolis (EE. UU.) crece el resentimiento hacia la policía luego de la muerte del ciudadano George Floyd.
En Minneapolis (EE. UU.) crece el resentimiento hacia la policía luego de la muerte del ciudadano George Floyd. © Arte

En Estados Unidos, el movimiento Defund the police (Desfinanciar a la policía) ha crecido durante las protestas ciudadanas surgidas tras la muerte de George Floyd a manos de un agente policial. El descontento, por lo que definen un racismo sistémico, ha crecido en gran parte de la Unión Americana y más en Minneapolis, ciudad donde ocurrió la tragedia. Mientras más personas se unen al movimiento Blacks Lives Matter (Las vidas negras importan) también aumenta el debate sobre qué hacer con el cuerpo policial.  

Anuncios

Minneapolis es considerada una de las ciudades más peligrosas en Estados Unidos. De allí que una buena parte de sus ciudadanos considere que no es opción desarticular el Departamento de Policía. Por otro lado, esta localidad cuenta con un 20% de habitantes afroamericanos y un 60% de ellos sostiene haber sido víctima de abuso policial.  

Las manifestaciones ciudadanas que surgieron tras la muerte de George Floyd dejaron serios fallos para la asistencia en las llamadas de emergencia. Mensajes emitidos por el organismo sugieren un promedio de respuesta de cinco días; un hecho que ha sido calificado de "político" por algunos ciudadanos.

Ante el temor de que la situación genere un aumento de inseguridad, en un país donde por ley es permitido el porte de armas, algunas comunidades han organizado milicias con la finalidad de protegerse. Por el momento, la iniciativa no cuenta con un sustento jurídico, pero las autoridades trabajan para darle cierta legalidad al movimiento.  

Mientras ello sucede, en las filas policiales ha crecido el temor sobre la desintegración del organismo. En Minneapolis algunas familias se han dedicado a la labor policial por generaciones y un posible cambio llevaría a los actuales miembros a mudarse a otro estado para seguir desarrollando las labores de protección.  

En noviembre de 2020 la ciudad votará sobre un proyecto para disolver la policía. Y el juicio a los oficiales involucrados en la muerte de George Floyd se llevará a cabo en marzo del próximo año. Mientras las reformas y la Justicia que piden los familiares de las víctimas avanzan, un espacio en Minneapolis ha sido adecuado para honrar a los que ya no están.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24