La situación en Nagorno Karabaj escala tras acusaciones a Turquía de intervenir en el conflicto

Un militar del Ejército de Defensa de Karabaj dispara una pieza de artillería hacia posiciones azeríes durante los combates por la región separatista de Nagorno Karabaj el 28 de septiembre de 2020.
Un militar del Ejército de Defensa de Karabaj dispara una pieza de artillería hacia posiciones azeríes durante los combates por la región separatista de Nagorno Karabaj el 28 de septiembre de 2020. © Ministerio de Defensa de Armenia / AFP

Armenia aseguró que la Fuerza Aérea turca derribó uno de sus aviones de combate en apoyo a las fuerzas azeríes durante los ataques cruzados por el dominio del enclave de Nagorno Karabaj. Azerbaiyán negó la implicación turca en el conflicto.

Anuncios

Los ataques mutuos entre Armenia y Azerbaiyán que iniciaron el domingo 27 de septiembre no han cesado y más allá de detenerse, el conflicto corre riesgo de escalar con la intervención de potencias con influencia en la región. 

Este 29 de septiembre, la portavoz del Ministerio de Defensa armenio, Sushán Stepanián, aseguró que un caza F-16 de la Fuerza Aérea turca había derribado a un Su-25 armenio, cuyo piloto falleció, en una operación conjunta con la aviación azerí.

Según indicó la portavoz armenia, el caza turco habría despegado del aeródromo militar de Ganja, en Azerbaiyán, y apoyaba a la aviación azerbaiyana que atacaba en ese momento las regiones de Vardenis, Metsk Masrik y Sotk, en el este de Armenia.

Un soldado del enclave Nagorno Karabaj herido en un enfrentamiento con las fuerzas azeríes en la región separatista es transportado en una camilla después de ser transportado en helicóptero al Centro Médico Erebouni en Ereván, Armenia, el 29 de septiembre , 2020.
Un soldado del enclave Nagorno Karabaj herido en un enfrentamiento con las fuerzas azeríes en la región separatista es transportado en una camilla después de ser transportado en helicóptero al Centro Médico Erebouni en Ereván, Armenia, el 29 de septiembre , 2020. © Hakob Margaryan / Reuters

Turquía y Azerbaiyán no tardaron en desmentir las acusaciones. "Armenia debería retirarse de los territorios ocupados en lugar de recurrir a trucos de propaganda baratos", aseguró el director de prensa de la Presidencia turca, Fahrettin Altun.

Desde que iniciaron los ataques el pasado domingo, Ereván ha acusado a Azerbaiyán de extender los enfrentamientos más allá del enclave separatista de Nagorno Karabaj en disputa y de atacar territorio armenio con el apoyo de "drones turcos".

Por su parte, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán señaló al Ejército de Armenia de haber bombardeado la región de Dashkesan en la frontera entre los dos países, una acusación que Armenia niega.

En medio de la situación, que escala con el paso de las horas, el Consejo de Seguridad de la ONU fue convocado a una reunión de emergencia este 29 de septiembre para abordar los crecientes choques militares en la región.

Más de cien muertos, entre los cuales una quincena de civiles

El defensor del pueblo de Armenia confirmó este martes la muerte de dos civiles más, mientras que la Fiscalía de Azerbaiyán informó que las muertes civiles en el lado azerí se han elevado a 12 y que otras 35 personas han resultado heridas. Hasta el momento, el conflicto ha dejado más de 100 fallecidos, de los cuales al menos 84 son combatientes separatistas.

Azerbaiyán no ha informado de bajas militares, pero las autoridades de Nagorno Karabaj han publicado imágenes del campo de batalla en las que se ven presuntos soldados azeríes caídos en combate.

Una casa dañada por proyectiles en la ciudad de Tatar, Azerbaiyán, el 28 de septiembre de 2020.
Una casa dañada por proyectiles en la ciudad de Tatar, Azerbaiyán, el 28 de septiembre de 2020. © Aziz Karimova / Reuters

Mientras funcionarios armenios aseguran que militares de Karabaj han causado varias bajas mortales y dicen haber recuperado el control en la primera línea de combate, el Ministerio de Defensa azerí niega que los separatistas hayan retomado el territorio.

En cuanto a armamento, Armenia asegura haber destruido 50 drones, cuatro helicópteros y 80 tanques del enemigo y Bakú dice haber acabado con cuatro tanques armenios y un vehículo blindado.

Un largo conflicto herencia del desplome de la Unión Soviética 

Nagorno Karabaj se autoproclamó independiente de Azerbaiyán a principios de los años noventa, lo que desencadenó una guerra entre Armenia y ese país que cobró 30.000 vidas. Los combates terminaron con un alto al fuego firmado en 1994, sin embargo, desde entonces las hostilidades entre ambas naciones han continuado.

Desde el armisticio ninguna nación reconoce a Karabaj como independiente. Azerbaiyán, de mayoría musulmana, y Armenia, de mayoría cristiana, luchan por el control del territorio. Ahora, con la mayor escalada militar desde 1994, los recientes enfrentamientos preocupan a la comunidad internacional ya que una escalada podría involucrar a Turquía y a Rusia. 

Ankara y Moscú respaldan lados opuestos del conflicto. Ereván forma parte de una alianza militar de antiguos territorios soviéticos y Ankara sirve de protector a Bakú. Recientemente Turquía ha sido señalada de enviar mercenarios para apoyar las tropas azeríes y el presidente Recep Tayyip Erdogan expresó su apoyo a Azerbaiyán en el conflicto.

Tras los nuevos enfrentamientos, la comunidad internacional ha hecho llamados para hallar una solución pacífica y evitar que el conflicto escale a nivel regional. Este será el objetivo de la reunión del Consejo de Seguridad, que tendrá lugar este martes en Nueva York a las 17:00 pm, hora local.

Con AFP, Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24