España: Gobierno central y gobierno de Madrid chocan por el confinamiento

A un hombre le toman una muestra de hisopo para una prueba de coronavirus en el barrio de clase trabajadora de Vallecas, que ha estado bajo bloqueo parcial, en un centro cultural en Madrid, el 29 de septiembre de 2020.
A un hombre le toman una muestra de hisopo para una prueba de coronavirus en el barrio de clase trabajadora de Vallecas, que ha estado bajo bloqueo parcial, en un centro cultural en Madrid, el 29 de septiembre de 2020. © Sergio Pérez / Reuters

Tanto el Ejecutivo central de España como el de la Comunidad de Madrid sostienen una abierta disputa sobre las condiciones en las que se debe confinar a la capital española, que actualmente presenta más del 43% de los contagios de la segunda ola de coronavirus que azota al país. 

Anuncios

Sigue sin haber acuerdo y la tensión ha subido un peldaño más entre el Gobierno español y el gobierno regional de la Comunidad de Madrid.

El Ministerio de Sanidad confirmó que Madrid deberá confinarse a partir del 1 de octubre junto a nueve municipios más de su área metropolitana debido a la alta tasa de contagio, pero el Ejecutivo regional de la capital se niega y clama que se están invadiendo sus competencias.

Las malas relaciones entre el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y el Ejecutivo madrileño de Isabel Díaz Ayuso no son nuevas. La conservadora Díaz Ayuso controla la Comunidad de Madrid y representa el principal bastión de la derecha en España, que puede hacer contrapoder de forma efectiva a la coalición de Sánchez. Pero el nivel de tensión alcanzado durante estas semanas de rebrote en la capital no se había visto hasta ahora.

Las competencias en salud residen en las regiones en España, pero el Ministerio de Sanidad lleva alertando semanas de la situación insostenible de contagio que sufre Madrid, que actualmente concentra el 43% de todos los contagios del país, cuando su población es de apenas seis millones de los más de 47 millones que viven en España.

Una mujer con mascarilla pasa frente a dos comercios cerrados a causa de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, el 9 de julio de 2020 en Madrid.
Una mujer con mascarilla pasa frente a dos comercios cerrados a causa de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, el 9 de julio de 2020 en Madrid. Gabriel Bouys AFP/Archivos

Durante las últimas semanas, el gobierno de Díaz Ayuso ha decretado restricciones, que son insuficientes para el criterio del Ejecutivo central. Además, estás restricciones fueron muy polémicas porque se decidió confinar solamente los barrios humildes y con mayor población migrante, cuando los datos de contagios son malos en toda la capital, algo que se tachó de clasista e incluso xenófobo.

Ante esto, Sanidad, encabezada por el ministro Salvador Illa, aprobó con urgencia una serie de medidas aplicables desde este jueves, que la Comunidad de Madrid tilda de ilegales, a pesar de que, en teoría, ya habían sido aceptadas por Díaz Ayuso este 29 de septiembre.

Las nuevas restricciones, que serán publicadas de manera oficial en los próximos días, afectarán a todos los municipios españoles que presenten cifras de 500 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, con una positividad de los PCR superiores al 10% y una ocupación de las UCI que supere el 35%.

Esos tres son los criterios establecidos por el Ministerio español de Sanidad para aplicar las nuevas limitaciones, en las que encajarían, además de Madrid, otras diez capitales de provincia españolas, que verían restringidos también los aforos de hostelería y restauración al 50%, además de adelantar su hora de cierre, las reuniones sociales a seis personas y el cierre de parques y jardines, entre otras disposiciones.

¿Por qué se niega Madrid a confinarse?

La propuesta del Ministerio de Sanidad supone un nuevo capítulo en su tira y afloja con el gobierno regional de Madrid, que considera que lo decidido no tiene "validez jurídica" y supone de facto una "intervención" de la autonomía madrileña. Cabe recordar que esta intervención de una autonomía solo se puede realizar con la aplicación del artículo 155, como sucedió en Cataluña en 2017 tras la proclamación de la independencia, algo que está muy lejos de suceder.

La cuestión es que, hasta este martes 29 de septiembre, Madrid estaba conforme, pero ahora ha dado marcha atrás. Horas antes de la reunión, en la que supuestamente se pactaron estas medidas, la líder madrileña exigió una "normativa clara" para asegurar la efectividad de las zonas puestas en cuarentena y pidió a las autoridades sanitarias españolas conocer la base científica y técnica que avala el criterio de los 500 contagios por cada 100.000 habitantes propuesto por el Ministerio.

En rueda de prensa para explicar el acuerdo alcanzado con los gobiernos territoriales, el ministro Salvador Illa aseguró que la situación de Madrid es "compleja y preocupante" y volvió a advertir de que vienen semanas duras.

Además, en la reunión mantenida con todas las regiones, Galicia, Cataluña, Ceuta y Andalucía también han votado en contra. El ministro de Sanidad se ha mostrado favorable para pulir algunos puntos de las medidas, pero ha asegurado que son necesarias.

Las regiones que han votado en contra son las pocas donde gobierna la derecha en España y Cataluña, que actualmente tiene un gobierno de corte independentista.

“Trabajaremos incansablemente en consensos más amplios, si pueden ser por unanimidad. Ayer había acuerdo, hoy no lo hay. No me corresponde a mí explicar las razones”, señaló Salvador Illa.

Casi 135.000 casos en dos semanas

Los datos publicados este 30 de septiembre por el Ministerio de Sanidad indican que en los últimos 14 días se han diagnosticado en España 133.604 nuevos casos, con lo que la incidencia acumulada es de 284,11 por 100.000 habitantes en todo el país.

En cuanto a la presión hospitalaria, un 9,28 % de las camas de los centros están ocupadas por enfermos de Covid-19, así como un 17,93 % de las UCI de España, de acuerdo con las cifras oficiales.

Septiembre ha registrado un aumento de la mortalidad del 10,2 % en el total de la población española en relación con el número máximo de fallecimientos previstos para este mes, según el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) que elabora el Instituto de Salud Carlos III.

Con EFE y medios locales 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24