La campaña electoral en Bolivia se sube a la bicicleta por la pandemia

El Alto (Bolivia) (AFP) –

Anuncios

La pandemia del coronavirus ha motivado a los partidos políticos de Bolivia a innovar en sus campañas para las elecciones del 18 de octubre y algunos han recurrido a la bicicleta para atraer votantes.

El Movimiento Al Socialismo (MAS), del expresidente Evo Morales y cuyo candidato es el economista Luis Arce, y Comunidad Ciudadana (CC) del exmandatario de centro Carlos Mesa, usan el vehículo de dos ruedas en sus labores proselitistas.

Antes de la pandemia, que en el país andino ha infectado a más de 134.300 personas y ha dejado 7.900 muertos, eran tradicionales las grandes marchas y mitines.

También era usual ver largas caravanas de automóviles y autobuses repletos de personas recorrer las calles durante las campañas para elecciones nacionales, municipales o de gobernaciones.

Como el covid-19 impide las aglomeraciones, los partidos han resuelto el problema usando bicicletas.

"La bicicleta es como un transporte individual que permite mantener la distancia de otras personas. No es como un auto (...) que no puedes mantener distancia", dice a la AFP Kenneth Dávalos, activista de 28 años de Comunidad Ciudadana.

Dávalos ha recorrido con tapabocas junto a sus compañeros varias calles de El Alto, ciudad vecina a La Paz, montado en bicicleta con banderas naranja y verdes de su partido.

Tras el pelotón de unos 30 ciclistas, hay un nutrido grupo de militantes de Comunidad Ciudadana que recorren la ciudad a pie, en busca de votos en una ciudad que tradicionalmente fue bastión del MAS.

- Cubrir casi toda la ciudad -

Carlos Antonio Condori, de 52 años, milita en el MAS. Montado en su bicicleta, recorre con algunos compañeros las calles de El Alto, ciudad situada a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Condori destaca la ventaja del desplazarse pedaleando en esta ciudad plana, a diferencia de La Paz, donde hay cerros y laderas.

"Siempre lo hemos hecho (ir en bicicleta), es plano y eso aprovechamos", dice.

El Alto, con más de 922.000 habitantes, principalmente migrantes aymaras, es la segunda más poblada de Bolivia, después de la de Santa Cruz (este), y tiene una superficie de unos 370 kilómetros cuadrados.

Pero las grandes distancias no apaciguan los ánimos a Condori, quien dice que con sus compañeros van a "abarcar casi todo El Alto".

A pesar de que los contactos entre personas están prohibidos por la pandemia, es imposible desarraigar la costumbre del saludo con apretón de manos y el abrazo.

Son varios los ciclistas que recorren las calles con cánticos por sus partidos y con llamados a votar por sus candidatos. Con sus banderas del partido azules, blancas y negras, llaman a los a los ciudadanos del El Alto a votar al MAS.

Bolivia irá a las elecciones el 18 de octubre para elegir al nuevo presidente y vicepresidente y renovar la totalidad del Congreso bicameral (36 senadores y 120 diputados).

Los comicios reemplazan a los que fueron anulados en octubre de 2019, tras una convulsión social y denuncias de opositores de fraude en favor de Morales, ahora refugiado en Argentina.

Arce, exministro de Economía de Morales (2006-2019), está primero en una reciente encuesta de la fundación católica Jubileo, con el 29,2%, seguido por el expresidente Mesa (19%) y el líder cívico de la región de Santa Cruz (este), el derechista Luis Fernando Camacho (10,4%).