Anthony Davis somete a los Heat en su ansiado debut en las finales NBA

Orlando (Estados Unidos) (AFP) –

Anuncios

Considerado el mejor pívot del último lustro en la NBA, Anthony Davis tuvo que esperar ocho largos años para competir en unas finales pero llegado el momento, portando el uniforme de los Lakers, no tardó en dejar claro que iba a aprovechar la oportunidad.

El pívot, de 27 años, fue de largo el máximo anotador del primer partido de la serie ante los Miami Heat con 34 puntos, una cifra pocas veces superada en un debut en las finales. En la historia de Los Angeles Lakers, solo Shaquille O'Neal (43 puntos) y George Mikan (42) anotaron más en sus estrenos.

"Para mí, llegar y actuar de esta manera y ser mencionado con ellos obviamente es un gran honor pero también quiero ser mencionado en categorías con campeones, ese es el siguiente paso", recalcó Davis. "Este es el momento que he esperado toda mi carrera y ahora estoy aquí".

Con 11 puntos en el primer cuarto, Davis sostuvo a los Lakers frente al acelerón inicial de los Heat, que llegaron a estar 23-10 por arriba en el marcador.

Posteriormente el pívot contó con el apoyo de LeBron James y el resto de compañeros y terminó redondeando un espectacular registro con 2 triples, 9 rebotes, 5 asistencias y 3 tapones, además de un inmaculado 10/10 en tiros libres.

"Espero esto de él", dijo James. "No necesitaba darle ningún consejo. Nos hemos estado preparando para este momento toda la temporada".

"Estoy feliz de estar en la misma pista que él y con la misma camiseta. Fue, una vez más, una fuerza en cada faceta del juego, ofensiva y defensiva", afirmó 'King James', que en el arranque de la décima final de su carrera estuvo cerca de firmar un triple-doble con 25 puntos, 13 rebotes y 9 asistencias.

- "Estoy listo para esto" -

El propio LeBron James jugó un papel clave para que Davis aterrizara hace un año en Los Ángeles.

Sin otra superestrella en el joven vestuario Laker, LeBron veía en el pívot de 2,08m a su complemento ideal, una presencia dominante tanto en ataque como en defensa.

Elegido con el número 1 del draft de 2012 por New Orleans, Davis ha sido nombrado para siete Juegos de las Estrellas e incluido cuatro veces en el mejor quinteto de la NBA.

Su potencial llevó a los Lakers a entregar a sus mejores promesas -Brandon Ingram, Lonzo Ball y Josh Hart- y tres selecciones de primera ronda por un jugador que la próxima temporada tiene la posibilidad de ser libre para firmar con cualquier equipo.

Pero Davis, con solo dos participaciones en playoffs en New Orleans, dejó claro durante el traspaso que su deseo era unirse a Lebron en los Lakers para pelear inmediatamente por el anillo.

En este intenso final de temporada en Disney World, el pívot ha mostrado su implicación con la franquicia al punto de gritar el nombre del fallecido Kobe Bryant cuando clavó un espectacular triple ganador en uno de los juegos de la serie anterior ante los Denver Nuggets.

Elegido para ejecutar ese lanzamiento por delante de LeBron y el resto de tiradores de los Lakers, esa victoria fue un momento de reivindicación para Davis.

"Cuando me fui (de New Orleans), solo quería poder competir por un campeonato, y sé que momentos como éste vienen con ello", recordó. "Estoy listo para esto. Quiero lanzar estos tiros. Es parte de mi legado (...) Es para esto que me trajeron".

- "El mejor" -

Davis está promediando 29,1 puntos (líder de los Lakers), 9,3 rebotes y 1,9 tapones por partido en los 16 partidos de estos playoffs.

El último obstáculo para alcanzar el ansiado anillo son los Heat, el equipo sorpresa en la "burbuja" que mandó a casa a los Boston Celtics y los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo.

Uno de los grandes atractivos de la serie es el duelo de pívots entre Davis y el emergente Bam Adebayo, ambos productos de la universidad de Kentucky.

Pero el miércoles Adebayo tuvo que abandonar la pista al resentirse de su lesión en el hombro izquierdo, y es duda para el segundo partido del viernes, dejando el camino libre para la exhibición de Davis.

"Es fácil para AD", dijo el ala-pívot de los Lakers Markieff Morris sobre su compañero. "Como he estado diciendo desde que llegué a este equipo. Honestamente, tenemos a LeBron pero yo creo que él (Davis) es el mejor jugador del mundo".

"Te da lo que le pides cada noche, de forma consistente, en ambos lados de la pista", resumió Morris.