Saltar al contenido principal

Venezuela rechaza las condiciones de la UE sobre las elecciones legislativas de diciembre

Archivo-El presidente Nicolás Maduro participa de manera virtual en la Asamblea 75 de la Organización de Naciones Unidas, desde Caracas, Venezuela, el 23 de septiembre de 2020.
Archivo-El presidente Nicolás Maduro participa de manera virtual en la Asamblea 75 de la Organización de Naciones Unidas, desde Caracas, Venezuela, el 23 de septiembre de 2020. © Palacio de Miraflores/Vía Reuters

Venezuela informó este 1 de octubre que rechaza el “pliego de condicionamientos” de la Unión Europea para enviar una misión de observadores a los comicios parlamentarios del 6 de diciembre. Caracas ratificó la fecha, pese a las peticiones del bloque europeo y de la oposición de retrasarlos para crear las condiciones que garanticen unas "elecciones libres y democráticas".

Anuncios

El Gobierno venezolano confirmó que seguirá adelante con las elecciones legislativas en la fecha prevista, el 6 de diciembre, pese a los insistentes llamados de varios frentes para aplazarlas.

A principios de septiembre, la Administración de Nicolás Maduro invitó a la UE para observar los comicios. El bloque respondió que es imposible organizar sin 5 o 6 meses de antelación una misión electoral, que cuenta con la participación de unas 200 personas.

Además, el bloque europeo ha pedido a Caracas retrasar el proceso con la esperanza de mejorar las condiciones electorales que permitan un proceso libre y democrático.

"Ante la invitación que le hiciera formalmente el Poder Electoral para incorporarse al proceso de observación, es lamentable que la Unión Europea responda con un pliego de condicionamientos con la pretensión de desconocer incluso taxativos mandatos constitucionales", respondió este jueves la Cancillería venezolana en un comunicado.

El Gobierno de Maduro agregó que las peticiones de Bruselas reflejan “la posición sesgada” de la UE sobre las votaciones.

Estas declaraciones se producen después de la visita que hizo una misión del bloque europeo el pasado 24 de septiembre a Caracas, donde se reunió con las autoridades del país y representantes de la oposición, momento en el que la UE pidió un retraso de los comicios o, de lo contrario, advirtió que no reconocerá los resultados.

"La política de la UE con respecto a Venezuela se mantiene sin cambios: actualmente no existen las condiciones para que se lleve a cabo un proceso electoral libre, justo y democrático", señaló la UE en ese momento.

Las razones de la oposición para llamar al boicot de los comicios

Varios partidos de oposición aseguran que boicotearán las elecciones debido a que, según ellos, los comicios serán manipulados a favor del partido socialista gobernante del presidente Nicolás Maduro.

El descontento de los adversarios políticos del oficialismo se produjo luego de que el Tribunal Supremo nombrara a los nuevos directores del Consejo Nacional Electoral (CNE), órgano encargado de supervisar las elecciones. Una decisión que, según la Constitución del país, le corresponde a la Asamblea Nacional, actualmente de mayoría opositora.

Archivo-Imagen del interior de la Asamblea Nacional de Venezuela durante una sesión parlamentaria, en Caracas, el 7 de enero de 2020.
Archivo-Imagen del interior de la Asamblea Nacional de Venezuela durante una sesión parlamentaria, en Caracas, el 7 de enero de 2020. © Federico Parra / AFP

Así se designó como presidenta del CNE a la jueza Indira Alfonzo, sancionada hace dos años por Canadá señalada de haber participado en el supuesto fraude que favoreció la reelección del líder oficialista. El Tribunal también nombró en puestos de liderazgo de los partidos políticos de oposición a figuras a la sombra del partido gobernante, ampliamente conocidas como aliados del chavismo.

Desde 2015, cuando una coalición de oposición ganó el control de la Asamblea Nacional, el Gobierno de Maduro ha ignorado las leyes aprobadas por el Legislativo.

Sin embargo, llamar al boicot de los comicios también allana el camino hacia una pérdida del control de los opositores en la Asamblea, lo que podría complicar el escaso control que la oposición ejerce en las facultades del Estado.

En un hecho similar, en 2018, los adversarios de Maduro boicotearon su reelección pero no lograron impedir un nuevo mandato de quien hoy etiquetan como “usurpador” o “presidente ilegítimo”.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.