Azerbaiyán bombardea la principal ciudad del enclave de Nagorno Karabaj

Un hombre señala un agujero de munición cerca de una casa dañada por los recientes bombardeos en la región separatista de Nagorno Karabaj. 1 de octubre de 2020.
Un hombre señala un agujero de munición cerca de una casa dañada por los recientes bombardeos en la región separatista de Nagorno Karabaj. 1 de octubre de 2020. © Aziz Karimov / Reuters

La tensión es constante entre los gobiernos de Azerbaiyán y Armenia. La ciudad de Stepanakert, la principal de la región separatista de Nagorno Karabaj, fue bombardeada este viernes por fuerzas azeríes, en un intento de atacar posiciones de las fuerzas armenias. Este es el sexto día consecutivo de ataques.

Anuncios

El enclave de Nagorno Karabaj, situado en territorio azerí, pero poblado por armenios, es escenario de un conflicto armado que empezó el pasado domingo 27 de septiembre.

Este 2 de octubre, los bombarderos estallaron en la ciudad de Stepanakert. El Ejército de Azerbaiyán atacó con mayor intensidad esta vez, destruyendo decenas de casas e hiriendo a varios habitantes del lugar.

Según la agencia Reuters, el Ministerio de Defensa de Nagorno Karabaj informó que 55 soldados murieron, lo que elevó el número de fallecidos entre sus fuerzas a 147.

Tras casi una semana de violentos ataques, el Gobierno de Armenia dijo este viernes que trabajará con Rusia, Estados Unidos y Francia para que se dé un alto el fuego en Nagorno Karabaj, ya que el número de muertos aumentó en el sexto día de combates en el enclave separatista en el Cáucaso Meridional.

Entre tanto, Azerbaiyán, que lucha contra las fuerzas de etnia armenia que ocupan el enclave, no ha respondido al llamado de un alto el fuego.

Los restos de un proyectil de cohete se ven cerca de un cementerio en la ciudad de Ivanyan (Khojaly) en la región separatista de Nagorno Karabaj. 1 de octubre de 2020.
Los restos de un proyectil de cohete se ven cerca de un cementerio en la ciudad de Ivanyan (Khojaly) en la región separatista de Nagorno Karabaj. 1 de octubre de 2020. © Vahram Baghdasaryan / Reuters

París, Moscú y Ankara piden que paren los bombardeos

"Es obvio que Armenia no está interesada en resolver el conflicto mediante negociaciones y está tratando de anexar los territorios ocupados". Esa fue la respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Azerbaiyán ante los más recientes bombardeos. 

Del lado armenio, el primer ministro, Nikol Pashinyan, intenta buscar mediadores extranjeros, por ello se comunicó con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para hablar sobre la situación. 

En un comunicado, Macron coincidió con Pashinyan en que cualquier uso de combatientes y terroristas extranjeros en el conflicto es inaceptable. Al final, Francia pidió un alto el fuego inmediato.

El humo se eleva después de un bombardeo militar en la región separatista de Nagorno Karabaj, en la ciudad de Terter, Azerbaiyán. 2 de octubre de 2020.
El humo se eleva después de un bombardeo militar en la región separatista de Nagorno Karabaj, en la ciudad de Terter, Azerbaiyán. 2 de octubre de 2020. © Aziz Karimov / Reuters

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, también se comunicó con el primer ministro armenio para pedir un cese de hostilidades. A la petición se unió la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa. 

El presidente de Turquía, Tayyip Erdogan, pidió igualmente un alto el fuego y que los "ocupantes armenios" se retiren de la región en disputa.

El enclave de Nagorno Karabaj ha vivido un largo conflicto desde la caída de la Unión Soviética, en 1991. En ese año el territorio se autoproclamó como república independiente y, desde entonces, su independencia no ha sido reconocida por ningún país del mundo.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24