Madrid, principal foco de Covid-19 en España, inició nuevas restricciones

Un camarero con mascarilla protectora espera a los clientes en su terraza de la Plaza Mayor, en medio del brote de coronavirus, en Madrid, España, el 1 de octubre de 2020.
Un camarero con mascarilla protectora espera a los clientes en su terraza de la Plaza Mayor, en medio del brote de coronavirus, en Madrid, España, el 1 de octubre de 2020. © Sergio Pérez / Reuters

Desde este viernes, Madrid capital y otros municipios aledaños aplicaron un bloqueo de 14 días, cuya medida máxima es la prohibición de entrada y salida de la región. El cierre se da tras una imposición del Ministerio de Salud ante la gravedad epidémica de la zona. Algo que la presidenta madrileña ya ha recurrido ante la Justicia. Sin luchas partidistas, Polonia superó este viernes los 2.000 casos diarios, mientras que la situación en Israel no mejora ni en lo político ni en lo relativo a la enfermedad.

Anuncios

La noticia de la jornada es que el presidente estadounidense Donald Trump y la primera dama dieron positivo por Covid-19 tras estar en contacto con la asesora Hope Hicks. Aunque su cuadro sintomático es leve, el mandatario tuvo que reformar su agenda presidencial que, de ir a peor, podría ser constitucionalmente relevada por el vicepresidente Mike Pence, confirmado como negativo.

Si bien, el virus no se detiene ahí. Y mientras esto sucede el mundo registra ya más de 34.400.000 casos y un millón de muertes, con algunos retornos al aislamiento. Uno de los que vuelve a una especie de encierro es la comunidad de Madrid, tanto capital como ciertos municipios, debido a un empeoramiento de los contagios.

Mientras la comunidad es hoy la más afectada por la enfermedad en España, en la vecina europea Polonia los casos van en aumento, y en Israel las protestas por el encierro y la mala gestión del primer ministro Benjamin Netanyahu se mezclan con la política.

A continuación, las noticias más destacadas sobre la pandemia por coronavirus, este viernes 2 de octubre:

  • Madrid acata por ahora un cierre de 14 días, a la espera de la última palabra de la Justicia española

La región de Madrid, la más afectada por la enfermedad en España, aplicará desde este viernes a las 22 hora local un bloqueo de 14 días dentro de la comunidad, con medidas restrictivas de entrada y salida de la capital, en un confinamiento que es un duro pulso político entre la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso y el Ministerio de Sanidad. Este último busca contener la enfermedad, mientras que las autoridades de la comunidad ya han rechazado y recurrido judicialmente la orden.

Por ello, la situación actual es que la Comunidad de Madrid impondrá medidas que provienen del propio Ministerio, por lo que en su recurso presentado a la Audiencia Nacional denuncia que supone una "agresión" e "invasión" de sus competencias y solicita la suspensión cautelar de la norma que regula dichas restricciones.

En España es larga y recurrente esta lucha por el control de las comunidades, con rifirrafes entre el Gobierno central y el Gobierno de cada región. En este caso, se suma además la lucha partidista entre la presidencia socialista de Pedro Sánchez y el carácter conservador y liberal del gobierno de Ayuso, fuertemente criticada por su gestión de la crisis, más política que sanitaria.

La realidad es que la situación epidémica de Madrid es la peor del país, pero si esta mejorara en 14 días, la autonomía podría revisar las restricciones bajo sus órdenes. Así las cosas, todos los vecinos de Madrid capital, Parla, Fuenlabrada, Alcobendas, Torrejón de Ardoz, Getafe, Alcorcón, Leganés, Móstoles y Alcalá de Henares verán restringida su movilidad desde hoy, además de Humanes y la zona Reyes Católicos en San Sebastián de los Reyes. 

La norma general es la prohibición de entrada y salida de la capital, aunque cuenta con muchas excepciones para desplazamientos sanitarios o el cumplimiento de las obligaciones laborales y educativas, además de desplazamientos para trámites de carácter administrativo, notarial o judicial.

Como algunas medidas ya se habían aplicado por la Comunidad hace dos semanas, muchas otras se solaparán con las del Ministerio de Sanidad, hasta que la Justicia se pronuncie. Algunas de ellas son el número máximo de personas en reuniones privadas y públicas, mientras que otras reducen el aforo en lugares de culto, establecimientos comerciales, de hostelería y deportivos.

Una trabajadora de la salud realiza un test nasal a un hombre en Madrid, España.
Una trabajadora de la salud realiza un test nasal a un hombre en Madrid, España. © OSCAR DEL POZO AFP / Archivos

Esta situación cuenta con el visto bueno de 12 de 17 comunidades españolas, que el pasado miércoles acordaron endurecer las limitaciones de movilidad en todos los municipios de más de 100.000 habitantes con al menos 500 casos nuevos por cada 100.000 personas, más de un 10% de pruebas positivas y una tasa de pacientes en UCI superior al 35% de su capacidad total de camas.

Por ahora, estas circunstancias se dan en la capital y en otros nueve grandes municipios de la región de Madrid, que suman 4,78 millones de habitantes. Esto en un país en el que este viernes se registraron 11.325 nuevos contagios, de los que 3.722 se confirmaron en las 24 horas anteriores. Así, desde el inicio de la pandemia, España acumula ya 789.932 casos y 32.086 fallecidos, con Madrid a la cabeza de la tasa más alta de positivos en pruebas PCR.

  • Argentina superó los 20.000 muertos por coronavirus

El Ministerio de Salud de Argentina informó que, desde el inicio de la pandemia, 20.599 personas han fallecido. La cifra aumentó este 2 de octubre con los 312 fallecidos que se registraron en las últimas 24 horas.

La nación suramericana es la octava en la lista de países más contagiados a nivel global, registrando hasta el momento 779.689 casos positivos.

Por ahora, la ocupación de las unidades de cuidados intensivos a nivel nacional se acerca al 62 por ciento y, según el reporte diario del Ministerio de Salud de Argentina, las tres provincias con más infectados este 2 de octubre fueron Buenos Aires (5.695), Ciudad de Buenos Aires (1.050) y Córdoba (1.778).

  • India supera las 100.000 muertes por Covid-19

La nación asiática registra casi 6,4 millones de infectados por coronavirus y superó los 100.000 fallecimientos por el virus respiratorio.

India ocupa actualmente el segundo lugar, después de Estados Unidos, en la lista de personas contagiadas a nivel mundial.

Las autoridades indias han destacado la relativa baja mortalidad en este país de 1.300 millones de habitantes, sin embargo, varios expertos aseguran que las cifras reales de contagios podrían ser muy superiores a las reportadas oficialmente.

En recientes declaraciones, el ministro de Sanidad de India, Harsh Vardhan, dijo que el país aun no ha alcanzado la inmunidad colectiva contra el virus: "la India está lejos de haber adquirido un nivel de inmunidad colectiva, por lo que todos nosotros deberíamos continuar con los comportamientos apropiados para el coronavirus", aseguró.

  • Por primera vez, Polonia registró más de 2.000 casos diarios

Este viernes el número de infecciones por coronavirus en Polonia fue de más de 2.000, superando por primera vez esta cifra, con un total de 2.292 casos. Este récord inhabitual ha llevado al Gobierno a valorar nuevas restricciones.

Lo curioso del caso polaco es que hasta ahora había resistido el virus mejor que la mayoría de sus vecinos europeos. Pero en este momento, tras alcanzar los 95.773 casos y las 2.570 muertes, está experimentando un aumento diario de las tasas de infección, con más de 1.000 casos cada día en la última semana.

"Debemos estar preparados para el hecho de que el número de casos nuevos en el futuro permanecerá en un rango de entre 1.500 a 2.000, o tal vez incluso de 2.500 a más casos", expresó a la agencia estatal PAP el portavoz del Ministerio de Salud, el funcionario Wojciech Andrusiewicz.

Un hombre que usa un mono protector toma los datos de un paciente, antes de hacerle una prueba sobre la enfermedad del coronavirus, en la fila de un centro de pruebas en Varsovia, Polonia, el 2 de octubre de 2020.
Un hombre que usa un mono protector toma los datos de un paciente, antes de hacerle una prueba sobre la enfermedad del coronavirus, en la fila de un centro de pruebas en Varsovia, Polonia, el 2 de octubre de 2020. © Kacper Pempel / Reuters

De acuerdo a Andrusiewicz, si las cifras continúan aumentando "no descartamos que las restricciones entren antes en vigor". Estas aún no se conocen, pero las ya anunciadas apuntan al caso de España y Francia, con límites a las zonas afectadas, y restaurantes y bares obligados a cerrar a las diez de la noche. Además, el número de personas que pueden asistir a bodas se ha restringido, así como se ha impuesto como obligatorio el uso de mascarillas al aire libre.

En Polonia, con una población de 38 millones de personas, el control del Covid-19 se está llevando por zonas rojas y amarillas, con infecciones que han ido desde el sur hasta el centro y norte del país. Entre las urbes más afectadas se encuentran la capital de Varsovia, Gdansk, Sopot y Gdynia, así como la ciudad de Szczecin.

  • Un ministro israelí renunció a su cargo, en protesta del manejo de la epidemia 

No es responsable directo de la gestión del coronavirus, pero el ministro de Turismo de Israel, Azaf Zamir, decidió dimitir este viernes en protesta de las decisiones que está tomando el primer ministro Benjamin Netanyahu sobre la epidemia. La última tiene que ver con una ley que vetaría las manifestaciones ciudadanas, surgidas tras la aplicación el 18 de septiembre de un segundo confinamiento general.

"Mi conciencia no me permite quedarme en un Gobierno que evita las protestas de facto", dijo Zamir, añadiendo que la medida lo dejó sin "pizca de confianza" acerca de Netanyahu. "Incluso en su momento más difícil, (el primer ministro) dirige el país de acuerdo con sus propios intereses políticos", remató el ya exministro.

Azaf Zamir será reemplazado por Orit Farkash Hacohen, miembro del partido Azul y Blanco, dirigido por el que en 2021 será el próximo primer ministro, Benny Gantz. Hoy por hoy, la actual situación en este Gobierno de coalición es compleja. Netanyahu lleva semanas enfrentando todo tipo de marchas por su mala gestión de la crisis del coronavirus, además de sus acusaciones de corrupción, que niega.

La israelí Naama Goldman-Shwartz, de 45 años, y el árabe Ahmad 'Juha' Jorban se sientan en la entrada de Juha's Guesthouse, que dirigen juntos.
La israelí Naama Goldman-Shwartz, de 45 años, y el árabe Ahmad 'Juha' Jorban se sientan en la entrada de Juha's Guesthouse, que dirigen juntos. © Jack Guez / AFP

Sin embargo, a ojos de Netanyahu, la prohibición de realizar manifestaciones a más de un kilómetro de los hogares de los israelíes, no refuerza sino el bloqueo de una segunda ola de la enfermedad. Su Gobierno alega que el objetivo de la ley es frenar la propagación y las infecciones de Covid-19. Pero los más críticos denuncian que su intención era bloquear las protestas cerca de su residencia oficial en Jerusalén.

Y es que, según las últimas encuestas de opinión, solo una cuarta parte de la población confiaría en sus decisiones sobre la epidemia, que había disminuido en gran medida durante el cierre de marzo a mayo, pero que ha vuelto a empeorar con hasta 7.000 casos al día, sobrecargando algunos hospitales.

  • Venezuela recibió 2.000 dosis de la vacuna rusa, para emprender la fase 3 de sus ensayos clínicos

Este viernes, el país recibió un primer lote de la vacuna de Rusia contra el nuevo coronavirus, la Sputnik V, con el objetivo de que ensaye ahora la fase 3 del fármaco, aún en desarrollo.

"Es un momento histórico para nuestra patria (...) no podemos ocultar la emoción que nos embarga, de que Venezuela sea el primer país del hemisferio occidental en participar en la fase 3 de los ensayos clínicos", expresó la vicepresidenta Delcy Rodríguez, durante el acto de recepción de las 2.000 primeras dosis.

Esta entrega no es una decisión de última hora, sino que se remonta a agosto, cuando el presidente Nicolás Maduro anunció que Venezuela se incorporaría a las pruebas de la Sputnik V, tras una "reunión importante" entre el ministro de Salud venezolano Carlos Alvarado y "la comisión de científicos rusos" que trabajan la vacuna.

De acuerdo a su Gobierno, las pruebas comenzarán "de inmediato", en la ciudad de Caracas. Aunque la participación de Venezuela podría no quedar solo en la entrega de lotes para ensayo, sino que dicha vacuna podría llegar a producirse en el país, en palabras de Rodríguez.

"No solamente vamos a participar en los ensayos clínicos de la Sputnik, sino que vamos a garantizar, gracias a la cooperación estratégica entre Venezuela y Rusia, que vamos a participar del suministro seguro para nuestro pueblo y también de la producción de la vacuna en Venezuela", adelantó la vicepresidenta venezolana, sin concretar los detalles.

Rusia empezó a producir en agosto su primera vacuna contra el Covid-19, la Sputnik V, pero esta ha sido recibida con recelo por la comunidad científica internacional, debido a la celeridad de sus ensayos. Pero esta no sería la única. El país dirigido por Vladimir Putin prevé registrar una segunda vacuna, que se estaría haciendo en el centro Véktor de Siberia.

Del mismo modo, el mandatario Nicolás Maduro no solo se habría "articulado" con Rusia, sino también con China y Cuba, que preparan a su vez otras vacunas.

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24