Saltar al contenido principal

¿Qué impacto tiene para la campaña presidencial el contagio de Donald Trump?

El presidente Donald Trump usa una mascarilla protectora durante un recorrido por el Centro de Innovación de Fujifilm Diosynth Biotechnologies, una planta de fabricación farmacéutica donde se desarrollan componentes para una posible vacuna contra el nuevo coronavirus, en Morrisville, Carolina del Norte, EE. UU. , el 27 de julio de 2020.
El presidente Donald Trump usa una mascarilla protectora durante un recorrido por el Centro de Innovación de Fujifilm Diosynth Biotechnologies, una planta de fabricación farmacéutica donde se desarrollan componentes para una posible vacuna contra el nuevo coronavirus, en Morrisville, Carolina del Norte, EE. UU. , el 27 de julio de 2020. © Carlos Barria / Reuters
9 min

Tras la confirmación del contagio del presidente estadounidense con Covid-19 y su traslado preventivo al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, en el estado de Maryland, su participación en el evento político programado para este viernes fue cancelada, así como sus viajes para la semana siguiente. El aislamiento del líder republicano impacta en la campaña electoral de cara a los comicios del 3 de noviembre. Aquí, les explicamos algunas de las consecuencias y posibles caminos del Gobierno en medio de la crisis sanitaria que ahora aqueja al jefe de la Casa Blanca. 

Anuncios

Cancelado, esa ha sido la palabra que ha marcado la jornada de este 2 de octubre para el presidente estadounidense, Donald Trump, luego de que se confirmara su contagio por Covid-19 y su traslado preventivo al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, en el estado de Maryland, y de que la noticia motivara la suspensión de su asistencia al evento de campaña programado para este viernes en Florida, un estado clave en la contienda. 

A un mes de las elecciones presidenciales previstas para el 3 de noviembre, el contagio del líder republicano de 74 años estremece el panorama político de la nación, que se ubica como la más afectada por la crisis sanitaria a nivel global, con más de 7,3 millones de contagios y 208.000 víctimas mortales. 

La continuidad de la campaña en medio de la pandemia, aunque sin eventos masivos, era algo que parecía seguro después del primer debate en el que el magnate y su rival demócrata, Joe Biden, se sacaron chispas, pero que ahora parece estar en una suerte de estado incierto, dado que todo dependerá de la recuperación de Trump.

En redes sociales, el presidente se mostró positivo acerca del manejo de su contagio y el de su esposa, Melania Trump, e incluso aseguró que saldrá pronto de esta situación. Sus médicos informaron que al presidente le fue suministrado un "cóctel de anticuerpos" de la farmacéutica Regeneron y agregaron que el magnate se encuentra "fatigado, pero de buen humor".

En contraste, Biden, de 77 años, celebró el resultado negativo para el virus en la prueba que se le practicó, al igual que su pareja, Jill Biden, y reforzó su mensaje a los ciudadanos a favor de que utilicen mascarillas de protección, un llamado contrario a la postura de Trump, quien durante los últimos siete meses ha sido duramente cuestionado por minimizar los riesgos de la pandemia. 

Pero, más allá del optimismo de Trump y de la tranquilidad temporal de Biden, se alzan algunos lineamientos técnicos y políticos que afectan de manera directa la campaña con la que ambos buscan su pase a la Casa Blanca por un periodo de cuatro años. 

¿Trump interrumpirá sus funciones como presidente?

En primera instancia, lo que afirman los medios locales es que, según lo señalado por Sean Conley, el médico de Trump, se espera que el presidente pueda seguir desempeñando sus funciones, pero desde un estado de aislamiento. 

Aunque, por ahora, no se contempla que el mandatario interrumpa sus actividades legislativas, que cumplirá desde las oficinas presidenciales del Walter Reed durante los próximos días, según lo indicado por la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, las comorbilidades que presenta preocupan a muchos, entre ellas el sobrepeso, debido a que, conforme con los resultados de la prueba física que le realizaron a inicios de este año, su peso cercano a los 110 kilos para una estatura de 1,9 metros lo ubica en un rango de riesgo. 

Además del peso, Trump se encuentra también en el grupo de contagiados con mayor peligro por la edad. Estadísticamente, los infectados en ese país de entre los 64 y los 74 años presentan casi cinco veces más probabilidades de requerir atención hospitalaria y tienen 90 veces más de posibilidades de morir por el virus, en comparación con un joven de 20 años. 

Si bien es imposible predecir cómo evolucionará Trump en su fase de aislamiento y recuperación, en la que contará con toda la supervisión médica necesaria, dado que cada organismo reacciona de manera distinta, en materia de decesos por el virus en dicho país las cifras son claras: al menos ocho de cada diez fallecimientos por Covid-19 en la Unión Americana son de mayores de 65 años, de acuerdo con los registros de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de EE. UU. 

¿Podrían suspender el segundo debate entre Trump y Biden?

El cronograma oficial indica que el segundo debate entre los candidatos a la Presidencia se cumpliría el 15 de octubre en la ciudad de Miami, Florida, sin embargo todavía no se descarta que, dado el contagio de Trump, este se pueda llevar a cabo de forma virtual para evitar riesgos. 

Al respecto, Mica Mosbacher, una de las integrantes del grupo se asesores de la campaña de Trump, aseguró que el equipo seguirá los lineamientos que ordenan que el republicano no asista a eventos masivos, pero que siguen optimistas sobre la posible realización del segundo debate a través de plataformas digitales debido a que todavía restan dos semanas que pueden confirmar la completa recuperación del presidente. 

¿Quién asumiría las funciones presidenciales de Trump si su salud empeora?

La Constitución estadounidense, en su enmienda número 25, contempla que, en el caso de que el presidente esté frente a una situación que le impida cumplir con sus funciones, como eventualmente podría ocurrir con Trump a causa de su contagio por Covid-19, este podría entregarle el mando temporal al vicepresidente Mike Pence. 

El vicepresidente de Estados Unidos y candidato a la reelección en su cargo, Mike Pence, durante su discurso en la Convención Nacional Republicana, en Baltimore, Maryland, EE. UU., el 26 de agosto de 2020.
El vicepresidente de Estados Unidos y candidato a la reelección en su cargo, Mike Pence, durante su discurso en la Convención Nacional Republicana, en Baltimore, Maryland, EE. UU., el 26 de agosto de 2020. © AFP/Saul Loeb

Así las cosas, si la salud de Trump se agrava, Pence, quien resultó negativo en la prueba más reciente, pasaría a ser presidente interino de Estados Unidos y, una vez el magnate se recupere, volvería a retomar su rol.  

Ahora bien, si Pence también resultara contagiado, quien tendría la potestad para ocupar la Presidencia de manera temporal sería la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, en cumplimiento a lo reglamentado en la Ley de Sucesión Presidencial. 

Históricamente, esto ya ocurrió en los mandatos tanto de George W. Bush como de Ronald Reagan, quienes en su momento se vieron obligados a entregar el poder a sus vicepresidentes a causa de motivos personales por cuestión de días. 

¿Las elecciones del 3 de noviembre podrían ser canceladas?

Lo que estipula la Ley Electoral de Estados Unidos es que los comicios presidenciales se lleven a cabo estrictamente el primer martes después del primer lunes de noviembre cada cuatro años, es decir este 3 de noviembre.

Un cambio de fecha dependería ahora no de Trump en sus funciones como presidente, sino de los legisladores del Congreso, el Senado y la Cámara de Representantes, quienes serían los encargados de votar a favor o en contra de un aplazamiento. 

Teniendo en cuenta que la Cámara de Representantes cuenta con una mayoría demócrata, analistas afirman que la posibilidad de que las elecciones sean aplazadas figura como una opción poco probable. 

A pesar de circunstancias tan atípicas como la pandemia y ahora el contagio del presidente-candidato, aún si los legisladores aprobaran el cambio de fecha de las elecciones, de igual manera el mandato de Trump expiraría de manera automática el 20 de enero de 2021. 

¿Qué tanto afecta el contagio de Trump al éxito de su campaña?

Por el momento, las reacciones al contagio de Trump están divididas. Mientras algunos expertos aseguran que su contagio podría otorgarle una ventaja a Biden, que se ha mostrado a favor del uso de mascarillas y las medidas de prevención, ya que podría ser interpretado como una muestra de que la pandemia se salió de su control incluso en el aspecto personal, para otros la enfermedad podría jugar a favor del magnate y despertar empatía entre algunos votantes. 

El presidente Donald Trump camina por el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, DC, el 1 de octubre de 2020.
El presidente Donald Trump camina por el jardín sur de la Casa Blanca en Washington, DC, el 1 de octubre de 2020. © Joshua Roberts, Reuters

Desde ambas perspectivas, todavía es pronto para emitir un juicio sobre el impacto sustancial que podría provocar el contagio de Trump traducido en respaldo electoral. Pero, desde ya, algunos analistas anticipan que este podría recuperarse con rapidez y favorabilidad, como ocurrió en Brasil con el caso de su homólogo Jair Bolsonaro o en Reino Unido con el primer ministro Boris Johnson. 

Según lo explicado en France 24 por la columnista internacional, Armelle Charrier, "en una campaña cuerpo a cuerpo, Trump esperaba obtener la ventaja saliendo al campo, a pesar de que criticó a Biden por hacer campaña por teleconferencia". 

Con el contagio, el panorama también cambió para Trump y serán solo el tiempo y la reacción de su cuerpo al virus los que dicte las pautas a seguir en un escenario electoral tan atípico como convulso. 

Con Reuters, AFP, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.