Saltar al contenido principal

Emmanuel Macron presenta su estrategia contra los separatismos

El presidente Emmanuel Macron presenta su estrategia de lucha contra los separatismos, el 2 de octubre de 2020 en Les Mureaux, suburbio de Paris.
El presidente Emmanuel Macron presenta su estrategia de lucha contra los separatismos, el 2 de octubre de 2020 en Les Mureaux, suburbio de Paris. © Reuters
7 min

Desde la comuna de Les Mureaux, al noroeste de París, el presidente francés dio a conocer los puntos del proyecto de ley contra los separatismos, que busca proteger los valores franceses y cortar de raíz el islamismo radical.

Anuncios

"Sin tabúes, pero sin caer en la trampa de la amalgama". Así hay que hablar del tema del separatismo y del islam radical, dijo Emmanuel Macron al inicio de su discurso. Acompañado por seis de sus ministros, entre ellos del Interior, de Justicia y de Educación, el mandatario habló un poco más de una hora antes de responder a las preguntas de la prensa.

Macron escogió Les Mureaux para dar a conocer su estrategia. Se trata de comuna en el departamento de Les Yvelines, a unos 35 kilómetros de Paris, y que es símbolo de las dificultades de los suburbios y de los barrios 'sensibles', como los llaman en Francia.

En realidad, su estrategia está dirigida contra el separatismo islamista, teniendo en cuenta los cinco ejes que describió de su estrategia. Para Macron es imperativo "definir la realidad de nuestros problemas, lo que hoy en nuestra sociedad tiene en vilo a nuestra República, nuestra capacidad a vivir juntos y darles a conocer las decisiones tomadas que son el fruto de un trabajo metódico desde hace tres años".

Informe desde París: Presidente de Francia presentó proyecto contra Islam radical
01:20

Mayor control de las asociaciones

Para el presidente, es la misma sociedad y el Gobierno los que han dejado que el separatismo tome fuerza, con barrios casi como guetos en donde se concentran la miseria y las dificultades. Por eso es allí donde mensajes contrarios a los valores de la República lograron permear.

Por eso, uno de los pilares de la estrategia radica en tomar medidas de orden público para dar una respuesta inmediata. Por una parte, supervisando la neutralidad de los servicios públicos. Esto significa, por ejemplo, que los prefectos de policía puedan derogar decretos que vayan en contra de la laicidad, como por ejemplo en piscinas públicas en donde se hayan impuesto horarios solo para mujeres y otros para hombres, yendo en contra de la diversidad.

Asimismo explicó que tanto los agentes públicos así como aquellos que trabajen para empresas delegadas del servicio público (ej. inspectores de transporte público) tendrán que cumplir con dicha neutralidad.

Habrá también un control reforzado de las asociaciones en todo el país. Varias de ellas proponen un sinnúmero de actividades deportivas, artísticas y lingüísticas que "en realidad son estrategias de adoctrinamiento". Para tal efecto, se verificará quiénes las dirigen, cómo se financian y evitar que reciban subsidios estatales cuando se trate de asociaciones que preconicen el islam radical y que podrán ser disueltas y deberán reembolsar los fondos recibidos.

Las asociaciones tendrán que firmar unos estatutos en los que se comprometan a respetar las leyes de la república y se les incitará a pasar al régimen de la ley de 1905, que define la laicidad en Francia, para mayor transparencia financiera. Todo esto sin violar el principio de libre asociación, cobijado por la ley.

Instrucción obligatoria a partir de los 3 años de edad

El presidente Macron acordó buena parte de su discurso al tercer pilar de su estrategia: la escuela, que según él es "el corazón de la laicidad". Anunció que a partir de septiembre de 2021, la instrucción será obligatoria a partir de los tres años de edad. Solo podrán estudiar en casa quienes tengan que hacerlo por motivos médicos. Habrá una mayor regulación de los establecimientos educativos que no estén bajo contrato con el estado: cómo se financian, quiénes imparten las clases y qué programa educativo siguen. El estado podrá declarar su cierre administrativo así como decretar el cierre de escuelas clandestinas.

Un islam que vaya de la mano con la República

El mandatario evitó hablar de "un islam de Francia", formula que varios han utilizado antes. Para él y su Gobierno la idea es que el islam sea un socio de la república, "un islam de las luces", según él. Explicó que debe mantenerse el diálogo, con interlocutores de los cultos en las diferentes prefecturas a través de las regiones.

Además anunció el fin del sistema que permitía a imanes y salmistas ser formados en el exterior antes de ejercer en Francia, así como de imanes que viene a Francia en particular desde Turquía, Argelia y Marruecos para ejercer en el país. De ahora en adelante los futuros imanes serán instruidos en Francia, recibirán certificaciones y firmarán una carta de estatutos en la que declaren respetar los principios y valores republicanos. Esto se hará de la mano con el Consejo francés del culto musulmán.

A eso se suma una inversión de unos diez millones de euros para que haya más puestos en la educación superior y de investigación sobre civilización musulmana, con el fin de tener un mayor conocimiento de esta cultura, de su historia así como del idioma árabe. Esto en aras de "no dejar el comprensión del islam a debates ideológicos y exclusivamente políticos", explicó. Además anunció la creación de un "instituto científico de islamología".

Reforzar la presencia del Estado a través de la política de la ciudad

En el quinto y último punto, Emmanuel Macron se refirió a "una presencia de la república" más amplia "a la entrada de cada edificio", de cada inmueble de interés social. Para esto, el jefe de Estado nombró una serie de medidas educativas y de más inversión en las ciudades. A esto se agrega "mayor presencia de magistrados, de jueces y de policía" para ayudar a que haya una mayor proximidad con los ciudadanos.

De esta manera se podrá luchar mejor contra la discriminación en el trabajo, en el acceso a vivienda y contra el racismo para que haya más igualdad de oportunidades.

Cada uno de estos puntos serán el objeto de un proyecto de ley que será presentado por Gérald Darmanin, ministro del Interior, y su ministra delegada encargada de la ciudadanía, Marlène Schiappa, al consejo de ministros el próximo 9 de diciembre.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.