Saltar al contenido principal

Trump dice estar mejorando, pese a las contradicciones sobre su estado de salud

Donald Trump deja la Casa Blanca para internarse en el Hospital Militar Walter Reed el viernes 2 de octubre de 2020.
Donald Trump deja la Casa Blanca para internarse en el Hospital Militar Walter Reed el viernes 2 de octubre de 2020. © Leah Millis / Reuters
Texto por: Natalia Plazas
5 min

El presidente de Estados Unidos apareció en un video explicando que los días decisivos están por venir. Su declaración llega después de que el equipo clínico del hospital militar Walter Reed, donde está internado, aseverara que el mandatario va "muy bien"; a pesar de que una fuente médica cercana sostuvo que su caso "es muy preocupante" y "las próximas 48 horas serán críticas".

Anuncios

Dos versiones encontradas siembran dudas sobre el estado de salud del mandatario Donald Trump. Por un lado, el médico presidencial, Sean Conley, aseguró este sábado 3 de octubre que Trump está "muy bien" y que no ha presentado fiebre durante la primera jornada, ni la necesidad de respiración asistida, tras ser diagnosticado de nuevo coronavirus.

Pero por otro lado, una fuente médica familiarizada con la situación del magnate, y citada por la agencia de noticias Reuters, comunicó que algunos de los signos vitales del presidente durante las últimas 24 horas han sido muy preocupantes, y detalló que las próximas 48 horas serían "críticas" para determinar la evolución de su salud. 

Según informó Conley horas antes, el presidente está siendo tratado con el antiviral Remdesivir, uno de los pocos medicamentos que han probado su efectividad en aliviar las primeras afectaciones del Covid-19, lo que lo ha convertido en uno de los fármacos más codiciados a nivel mundial.

El mandatario inició la terapia durante la noche del viernes, tras ingresar al hospital militar Walter Reed, a donde fue llevado 18 horas después de confirmarse su positivo. Allí, el jefe de Estado estadounidense guardará cuarentena y recibirá tratamiento personalizado. 

"El presidente está muy bien. No requiere oxígeno adicional, pero en consulta con especialistas hemos optado por iniciar una terapia con Remdesivir", informó hace unas horas el médico Sean Conley. "Ha completado su primera dosis y descansa cómodamente", agregó. El galeno indicó que Trump tenía señales de fatiga, pero que estaba de buen humor.

Luego de los diferentes partes de salud, el mismo mandatario aseguró que comenzaba a sentirse bien y que el reto está por venir. "Supongo que esa es la verdadera prueba. Veremos qué sucede en el próximo par de días", expresó Trump a través de un video que publicó en su cuenta de Twitter.

El mandatario también ha estado recibiendo un cóctel de anticuerpos policlonales de la farmacéutica Regeneron, un medicamento en ensayos clínicos que, según la compañía estadounidense, ha reducido "la carga viral" y la duración de los síntomas en voluntarios probados.

La controversial adquisición de Remdesivir por parte de EE. UU. 

Tras confirmarse meses atrás la eficacia del Remdesivir en el tratamiento de enfermos críticos por nuevo coronavirus, su distribución se convirtió en un motivo de preocupación a nivel mundial debido a los altos precios del tratamiento −que oscila entre los 2.000 dólares y los 4.000−, así como a la compra de gran cantidad de su producción por parte de EE. UU. 

En junio, el Gobierno de Donald Trump compró prácticamente toda la producción de ese medicamento de la empresa estadounidense Gilead, en total 500.000 unidades, lo que despertó críticas en la comunidad internacional, que acusó a Washington de estar monopolizando los recursos médicos contra la pandemia.  

Los técnicos de laboratorio cargan viales llenos de Remdesivir para el tratamiento del Covid-19 en una instalación de Gilead Sciences en La Verne, California, EE. UU., el 18 de marzo de 2020.
Los técnicos de laboratorio cargan viales llenos de Remdesivir para el tratamiento del Covid-19 en una instalación de Gilead Sciences en La Verne, California, EE. UU., el 18 de marzo de 2020. © Gilead Sciences Inc. vía Reuters

"La compra de Remdesivir es una noticia decepcionante (...) porque indica claramente que no se está dispuesto a cooperar con otros países", dijo entonces Ohid Yaqub, profesor de Políticas Científicas de la Universidad de Sussex. "Una compañía que decide vender todo su inventario a un solo país es muy extraño e inapropiado", dijo Thomas Senderovitz, director general de la Agencia Danesa de Medicamentos.

Donald Trump se enfrenta al coronavirus a las puertas de las presidenciales 

El diagnóstico de Trump se produce a las puertas de las próximas elecciones presidenciales, fijadas para el 3 de noviembre, en las que la situación de la pandemia juega un papel central de la campaña y supone un nuevo reto para Trump después de meses de minimizar los impactos de la enfermedad. 

Si el presidente superara el virus sin efectos visibles, podría utilizar su recuperación como prueba de que ha estado en lo cierto acerca del Covid-19, aunque esto siga yendo en contra de los informes científicos, incluso dentro de su Administración, que instan a una mayor protección contra el virus por su potencial letalidad.  

A la fecha se han producido más de siete millones de contagios en el país y más de 205.000 personas han muerto por complicaciones derivadas. Por el momento, los eventos de campaña de Trump han sido cancelados y su próximo debate con el demócrata Joe Biden, programado para el 15 de octubre, está en duda.

Con AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.