Saltar al contenido principal
Arte+FRANCE 24

Líbano: la explosión en el puerto de Beirut sembró el caos en los hospitales

En Líbano, el sistema de salud quedó afectado tras la explosión en el puerto de Beirut.
En Líbano, el sistema de salud quedó afectado tras la explosión en el puerto de Beirut. © Arte
Texto por: ARTE
3 min

El 4 de agosto, una explosión sacudió el puerto de Beirut. Un hecho que vino a profundizar los problemas del sistema de salud de la nación, que ya se desmoronaba por la pandemia de Covid-19 y la crisis económica por la que atraviesa el país. La nación urge de ayuda financiera exterior, pero los países se niegan a brindarla al Estado libanés, por miedo a la corrupción y la malversación. 

Anuncios

El incidente se generó con un incendio en uno de los almacenes del puerto beirutí, que causó la combustión de más de 2.000 toneladas de nitrato de amonio, un químico inestable utilizado como fertilizante, y que muchos desconocían que se encontraba presente en el lugar.  

La explosión dejó al menos 6.500 personas heridas y alrededor de 200 muertos. Entre los más afectados se encuentran hoy decenas de niños, algunos en proceso de quimioterapia. 

Adicionalmente, el hecho dejó daños considerables en el sistema de salud, ya que afectó a cuatro hospitales ubicados en las cercanías del puerto, entre ellos, el centro de salud del barrio Karantina (que recibe su nombre porque allí hacían cuarentena los pasajeros que llegaban al puerto) y uno de los pocos pertenecientes al Estado que contaba con un área dedicada a la atención de los niños. 

El Gobierno libanés ha anunciado atención gratuita para los afectados por la explosión y ha calculado una inversión de 30 millones de euros. Sin embargo, en un país donde el 85% de los centros asistenciales son privados, una situación como esta podría llevarlos a la quiebra. Más cuando el Estado adeuda a este sector miles de millones de euros. 

A través del Gobierno suizo se han movilizado las primeras ayudas para los hospitales, pero al igual que la población temen entregar recursos al Estado. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la nación requiere de 100 millones de euros para la recuperación de los principales hospitales.  

Y es que el problema económico ha disminuido la visita de los libaneses a las consultas. El 60% de los ciudadanos no cuentan con seguros de salud, mientras que otra parte tiene miedo de que la seguridad social no proporcione los reembolsos.  

Esta situación ha llevado a que un grupo de médicos se haya movilizado para unirse a las protestas. Entre sus peticiones, más allá de pedir insumos y medicinas básicas para los hospitales, está la conformación de un Gobierno no religioso y tecnócrata.  

Muchos de los galenos que se han movilizado lo hicieron con la convicción de quedarse en el Líbano para formar y ver crecer a su familia. Sin embargo, la explosión ha llevado a muchos a reflexionar sobre su futuro en otras latitudes. 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.