Saltar al contenido principal

El Nobel de medicina abre la temporada 2020, el año del coronavirus

Una mujer frente al busto de Alfred Nobel, fundador del premio que lleva su nombre, en Estocolmo, 10 de diciembre de 2019
Una mujer frente al busto de Alfred Nobel, fundador del premio que lleva su nombre, en Estocolmo, 10 de diciembre de 2019 Jonathan NACKSTRAND AFP/Archivos
4 min
Anuncios

Estocolmo (AFP)

¿Quién o quiénes se llevarán el Nobel de medicina en 2020, el año de la peor pandemia desde hace un siglo? El premio se anuncia este lunes en Estocolmo y abre una temporada llena de suspense.

Como cada año, el Nobel de medicina será el primero en conocerse, sobre las 11H30 en Estocolmo (09H30 GMT). Le seguirán los de física el martes y química el miércoles. Al final de la semana se divulgarán los dos más esperados: el de literatura el jueves y el de la paz el viernes, en Oslo.

Los dos últimos, sin duda los dos premios más conocidos del mundo, suelen atraer toda la atención. Pero 2020 es excepcional, por ser el año de una pandemia que mantiene al mundo muy pendiente de la medicina.

"La pandemia es una gran crisis para la humanidad", que "ilustra lo importante que es la ciencia", destacó Lars Heikensten, director de la Fundación Nobel, que organiza los premios desde hace más de un siglo según dispuso el testamento del inventor sueco Alfred Nobel.

Es bastante improbable que se premien estudios directamente relacionados con el covid-19.

"No estamos influenciados de ninguna manera por lo que está pasando en el mundo en este momento", asegura a la AFP Erling Norrby, exsecretario permanente de la Academia Sueca de Ciencias, que se encarga de los premios de ciencias, incluido el de economía, que se entregará el próximo lunes.

"Se necesita tiempo para que un premio pueda madurar, a menudo diez años para que se tenga la distancia necesaria para comprender el impacto real" de un descubrimiento, subraya el experto sueco, que es virólogo.

El proceso de designación es absolutamente secreto y la Academia no revela ninguno de los cientos de nominaciones que recibe cada año de personas cualificadas de todo el mundo. Por eso abundan las especulaciones entre expertos, periodistas y aquellos que participan en apuestas.

Este año, los mejores "nobelólogos" suecos e internacionales creen que el premio de medicina podría recaer en el tándem formado por el australiano de origen francés Jacques Miller y el estadounidense Max Cooper, galardonados el año pasado con el prestigioso premio estadounidense Lasker.

- ¿Hepatitis, cáncer o linfocitos? -

Ambos rondan los 90 años y se les considera los "olvidados" del Nobel. Serían recompensados por haber descubierto los linfocitos B y T en los años 60, un avance considerable en la investigación sobre inmunología, sobre todo en lo que respecta a los cánceres ... y los virus, incluso para comprender el covid-19.

La estadounidense de origen libanés Huda Zoghbi podría verse recompensada por haber identificado el origen genético del síndrome de Rett, una enfermedad que aparece pocos meses después del nacimiento, en particular en las niñas, y provoca una grave discapacidad mental y motora.

Hay más mujeres bien posicionadas para llevarse el galardón: la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna por el "CRISPR-Cas9", desarrollado en 2012. Bajo este acrónimo se esconde una herramienta genética que permite "cortar" un gen específico, una revolución genética con aplicaciones en células humanas. Investigaciones por las que también podrían llevarse el premio de química.

Hay que añadir los "sospechosos habituales": los estadounidenses Dennis Slamon y Mary-Claire Kings (cáncer de mama), el australiano Marc Feldmann y el británico de origen indio Ravinder Maini (poliartritis reumatoide),

A no ser que el premio recaiga en virología. El alemán Ralf Bartenschlager y los estadounidenses Charles Rice y Michael Sofia figuran entre los posibles nobelizables por sus investigaciones sobre la hepatitis C.

Los premios Nobel se anunciarán como estaba previsto esta semana pero el coronavirus ha provocado la anulación de la ceremonia de entrega el 10 de diciembre en Estocolmo, por primera vez desde 1944.

El o los ganadores anunciados el lunes, que se repartirán cerca de un millón de euros (1,17 millones de dólares), recibirán el premio en su país de residencia.

Ya sea en medicina o en los otros cinco campos premiados, esta edición de 2020 llega cargada de incertidumbre.

Para el de la paz, la libertad de prensa (Reporteros sin Fronteras, Comité para la Protección de los Periodistas ...) o el clima, con la adolescente sueca Greta Thunberg y Fridays for Future (Viernes por el futuro) figuran entre los posibles candidatos para suceder al primer ministro etíope. Abiy Ahmed.

Otros predicen un premio para un organismo de la ONU, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), o para la afgana Fawzia Koofi.

Para el de literatura, los críticos consultados este año por la AFP mencionan una quincena de nombres, con perfiles que van desde la estadounidense-caribeña Jamaica Kincaid hasta el albanés Ismail Kadaré pasando por la canadiense Anne Carson.

A menos que Michel Houellebecq o Maryse Condé, también citados, obtengan el decimosexto premio de Francia, que encabeza el número de galardonados en literatura.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.