Los agujeros negros y lo infinitamente pequeño aspiran al Nobel de Física

Estocolmo (AFP) –

Anuncios

La temporada de los Nobel continúa este martes con el premio de Física, al que aspiran los secretos del cosmos y la física cuántica de lo infinitamente pequeño.

El prestigioso premio se anunciará a las 11H45 (09H45 GMT) en Estocolmo.

La imagen dio la vuelta al mundo en abril de 2019: el primer "agujero negro" inmortalizado directamente. Fue fotografiado por el proyecto Event Horizon Telescope. Su director, el astrofísico estadounidense Shep Doeleman, y el alemán Heino Falcke podrían recibir una recompensa por su trabajo.

Según el instituto especializado Clarivate, que cada año pronostica los posibles ganadores, el Nobel de Física también podría recaer en un trío de expertos en el espacio.

El mexicano-británico Carlos Frenk, el argentino Julio Navarro y el germanobritánico Simon White aspiran al galardón por sus investigaciones sobre la formación y evolución de las galaxias, la estructura cósmica y los halos de la materia oscura.

En 2019, el Nobel de Física fue para tres cosmólogos, el canadiense-estadounidense James Peebles, que siguió los pasos de Einstein para aclarar los orígenes del universo, y los suizos Michel Mayor y Didier Queloz, quienes revelaron la existencia de un planeta fuera del sistema solar.

Según los expertos, el Nobel también podría alejarse del espacio y premiar lo infinitamente pequeño: la física y la computación cuánticas, que utilizan propiedades sorprendentes de la materia.

El estadounidense Peter Shor, que allanó el camino para la investigación sobre la computación cuántica, podría ganar el premio, según la radio pública sueca SR.

El francés Alain Aspect, conocido mundialmente por haber demostrado en 1982 el primer entrelazamiento cuántico, una propiedad fundamental de la disciplina, también podría ser el elegido.

Solo tres mujeres han ganado el Nobel de Física desde 1901, en comparación con 209 hombres.

- Casi un millón de euros -

Los Nobel se anuncian esta semana como estaba previsto, pero el nuevo coronavirus ha provocado la cancelación de la ceremonia de entrega de los premios el 10 de diciembre en Estocolmo.

Los galardonados, que se reparten cerca de un millón de euros por cada disciplina, recibirán el premio en su país de residencia.

El lunes, el de Medicina confirmó la superioridad de los estadounidenses en el palmarés de las disciplinas científicas al recaer en Harvey Alter y Charles Rice, junto con el británico Michael Houghton, por su papel en el descubrimiento del virus causante de la hepatitis C.

Le seguirá el miércoles el de Química, que podría recompensar un gran descubrimiento biomédico: las "tijeras Crispr", que permiten cortar un gen, desarrolladas por la francesa Emmanuelle Charpentier y la estadounidense Jennifer Doudna. También podría ir a parar a un pionero en la secuenciación del genoma, el estadounidense Leroy Hood, según la radio sueca SR.

Otros nobelizables: los nanocristales o los estudios de los estadounidenses Harry Gray, Richard Holm y Stephen Lippard sobre el papel de los iones metálicos en biología.

La Academia Sueca anunciará el jueves el premio de Literatura, el más esperado junto con el de la Paz, que se conocerá el viernes en Oslo.

Los críticos consultados por la AFP mencionaron una quincena de nobelizables en Literatura, con perfiles que van desde la estadounidense-caribeña Jamaica Kincaid al albanés Ismail Kadaré pasando por la canadiense Anne Carson o el francés Michel Houellebecq.

La única recompensa no prevista en el testamento del inventor sueco, el premio de Economía "en memoria de Alfred Nobel", creado en 1968, cerrará la temporada el próximo lunes.