Nagorno Karabaj: Estrasburgo aplica medidas cautelares a Turquía

Un soldado de etnia armenia dispara una pieza de artillería durante el conflicto militar en la región separatista de Nagorno Karabaj. 5 de octubre de 2020.
Un soldado de etnia armenia dispara una pieza de artillería durante el conflicto militar en la región separatista de Nagorno Karabaj. 5 de octubre de 2020. © Ministerio de Defensa de Armenia / Reuters

La medida solicitada por Armenia fue aceptada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para que Turquía cese su intervención en el enclave separatista de Nagorno Karabaj. La Corte europea pidió además que todos los Estados implicados en el conflicto se abstengan de todo acto que contribuya a vulnerar el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Anuncios

Armenia presentó una demanda contra Turquía ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, en Estrasburgo, que fue escuchada. Para Armenia, la intervención militar de ese país en el conflicto que sostiene con Azerbaiyán en el enclave de Nagorno Karabaj vulnera los derechos de los civiles del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que protege los derechos de todo ser humano y sus libertades fundamentales.

Turquía es criticado por su supuesta participación en los combates en el enclave de Nagorno Karabaj y sus alrededores, una región montañosa que pertenece a Azerbaiyán según el derecho internacional pero que está gobernado por una mayoría étnica armenia. 

Por su parte, Ankara ha rechazado las acusaciones del supuesto envío de mercenarios a esta zona y asegura que Armenia trata de crear "propaganda negra" contra Turquía, como asegura Reuters.

Las acusaciones provienen del presidente de Siria, Bashar al-Assad, y también del presidente francés, Emmanuel Macron, que en el pasado ha dicho que Turquía envió yihadistas sirios a luchar en el conflicto que estalló el 27 de septiembre y ha dejado hasta ahora más de 250 fallecidos, así como construcciones devastadas y decenas de personas sin hogar.

La semana pasada, la Corte europea aceptó otra demanda cautelar de Armenia contra Azerbaiyán para acabar con las acciones militares que puedan suponer violaciones de derechos de la población civil.

El artículo 39 del Reglamento del Tribunal de Estrasburgo recoge dichas medidas cautelares y solo se aplican de manera excepcional cuando los solicitantes están expuestos a un riesgo real de daño irreparable.

Un automóvil destruido durante el bombardeo militar sobre la región separatista de Nagorno Karabaj, en Stepanakert. 5 de octubre de 2020.
Un automóvil destruido durante el bombardeo militar sobre la región separatista de Nagorno Karabaj, en Stepanakert. 5 de octubre de 2020. © Areg Balayan / Reuters

Azerbaiyán y Armenia se acusan mutuamente de atacar áreas densamente pobladas y ambos países niegan haber tenido como objetivo a civiles. El Gobierno azerí dijo que dejará de luchar por esta región si Armenia se retira, una tesis rechazada por la contraparte.

Alertan por "desastre humanitario" en Nagorno Karabaj  

"Debido a la amenaza a su seguridad y al terror psicológico, muchos han tenido que abandonar sus hogares. Tenemos decenas de miles de refugiados y desplazados. La cifra puede superar los 80.000 (...) que es más del 50 por ciento de la población de la república", dijo a Artak Beglarián, Defensor del Pueblo de Nagorno Karabaj a EFE.

La ciudad de Stepanakert, ubicada en el enclave separatista, es actualmente escenario de un "desastre humanitario" a raíz de los bombardeos por parte de Azerbaiyán y el uso de armamento prohibido por la comunidad internacional como bombas de racimo y drones suicidas, según Beglarián.

Muchas personas que no quieren abandonar sus hogares se esconden en sótanos, con pocos alimentos y cortes de electricidad. Además, se ha denunciado el "uso extensivo" de armamento pesado en zonas pobladas, lo que supone un gran peligro para los civiles.

Los llamados fallidos de la comunidad internacional

La comunidad internacional ha hecho llamados en repetidas ocasiones para detener las acciones militares en Nagorno Karabaj. Estados Unidos, Rusia y Francia han pedido a los dos actores principales del conflicto un alto el fuego pero ninguna de las peticiones ha funcionado.

El enclave de Nagorno Karabaj ha vivido un largo conflicto desde la caída de la Unión Soviética, en 1991. En ese año el territorio se autoproclamó como república independiente y, desde entonces, su independencia no ha sido reconocida. Más 30.000 personas han perdido la vida desde que iniciaron los combates.

Durante varios años, los tres países han liderado los esfuerzos para mediar en el conflicto pero hasta ahora nada ha funcionado.

Este martes, Rusia hizo un nuevo llamado para que cesen las hostilidades en la región separatista y sus alrededores. El Kremlin sostiene que Nagorno Karabaj puede convertirse en el refugio de militantes islamistas que buscan entrar a Rusia. Por ahora, los enfrentamientos siguen. 

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24