¿Ser número 1 del mundo? "Los sueños se mantienen, no cambian", dice Podoroska

París (AFP) –

Anuncios

La flamante semifinalista de Roland Garros, la argentina Nadia Podoroska, afirmó este martes después de eliminar a la ucraniana Elina Svitolina que su sueño de ser número 1 del mundo "se mantiene".

En la rueda de prensa posterior a su gesta se le recordaron sendas declaraciones en 2011 y 2017 en las que la tenista de Rosario afirmaba que su sueño era ser la mejor jugadora del mundo.

A dos victorias de conquistar el primer Grand Slam de su carrera, una sonriente Podoroska afirmó: "Los sueños se mantienen, no cambian".

Podoroska barrió 6-2 y 6-4 a su rival ucraniana, a la que apenas dio respiro. "El planteo era tomar la iniciativa, no dejarla a ella que dominase el punto, tratar de jugar lo más cercano a la línea", explicó.

La argentina, 131ª del mundo, reconoció que entrena mucho todos los golpeos, "pero en lo que mejoré más es en mi mentalidad".

Probablemente presente en los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo año, Podoroska mostró su deseo de "ganar una medalla olímpica", pero añadió que tratará de "disfrutar la experiencia".

Después de haber jugado ocho partidos en París en menos de dos semanas, Podoroska afirmó no tener problemas físicos. "Afortunadamente estoy fresca, no tengo ninguna molestia en el cuerpo, estoy bien".

- Dedicatoria especial -

En sus primeras declaraciones sobre la pista, Podoroska quiso dedicar su victoria histórica -la que devolvió a una tenista argentina a semifinales de Roland Garros por primera vez desde 2004- a una persona "especial".

Preguntada en rueda de prensa al respecto, no quiso dar su nombre, pero sí confesó que es "una persona que me ayudó económicamente, desde mis inicios confió mucho en mí (...) sin él no hubiese sido posible, hoy está pasando un momento difícil, que se sepa que entra todos los días conmigo a la cancha".

Respecto a qué pasos dar a partir de ahora, Podoroska se mostró dubitativa ante las perspectivas nuevas que se le abren por delante.

"Mi idea era jugar unos ITF en Estados Unidos, la realidad es que no tenemos claro lo que hacer, se está planificando ir antes a Australia, quiero terminar el torneo y con la cabeza más fría organizarlo bien", afirmó.

Minutos después de la jugadora, fue su entrenador Juan Pablo Guzmán el que tomó la palabra ante el micrófono.

Explicó que el equipo técnico trata de que ella "se mantenga en la misma línea".

"Todos los días vamos haciendo lo mismo, tratando de que la rutina no cambie, eso es bueno, eso le ayuda a ir preparando las cosas como viene haciendo", explicó.

El exjugador argentino confesó que no la visualizaba como campeona, "ni en semis ni en cuartos", pero "a partir de ahora puede pasar cualquier cosa".

"Cada una con la confianza que viene, pueden pasar cosas extrañas, no era lo lógico que ella jugase como lo hizo, y está buenísimo eso", sentenció.