Nadal se sobrepone a la noche y al frío para ganar a Sinner y citarse con Schwartzman

París (AFP) –

Anuncios

Un horario intempestivo, una fría noche otoñal parisina, un joven italiano sin complejos y con ganas de hacer historia. El español Rafa Nadal (N.2) se sobrepuso a los elementos para citarse con el argentino Diego Schwartzman en semifinales de Roland Garros después de derrotar a Jannik Sinner (75º) 7-6 (7/4), 6-4, 6-1.

Tras un primer set decidido al 'tie-break', el 12 veces ganador del Grand Slam parisino se apuntó los dos siguientes con más comodidad para clasificarse a su 13ª semifinal en París.

Después de dos horas y 49 minutos de partido, Nadal cerró su pase a semifinales minutos antes de la 1h30 de la madrugada parisina. Nunca antes en la historia de Roland Garros un partido había concluido tan tarde.

- 'No es lo ideal' -

"No es lo ideal, sobre todo por la temperatura, pero es lo que hay", zanjó el español, quien se congratuló por "ir de menos a más" este miércoles y por haber ganado "un partido difícil ante un buen jugador".

"He venido con objetivos ambiciosos pero estar en semis es siempre un buen resultado", afirmó.

"Necesito mejorar algunas cosas, el final del partido me marca el camino de lo que tiene que ser mi juego", concluyó el mallorquín en su breve rueda de prensa antes de tomar rumbo a su hotel para dormir.

Sólo dos victorias ya separan al mallorquín de su título número trece sobre la arcilla parisina, lo que le permitiría igualar al suizo Roger Federer como el tenista con más 'grandes' en su palmarés (20).

Bien entrada la noche de París -debido a las más de cinco horas que precisó Schwartzman para deshacerse de Dominic Thiem- Nadal tuvo que esforzarse más de lo esperado, sobre todo al inicio, para superar a un debutante en el torneo de 19 años cuyo rostro imberbe era lo único que delataba su edad.

- 98ª victoria -

Sinner se permitió albergar la esperanza de convertirse en el tercer jugador en hacer hincar la rodilla a Nadal en París, pero la experiencia del español de 34 años se impuso para otorgar a Nadal su 98ª victoria en Roland Garros (2 derrotas).

"Gracias a todo el mundo que está aquí, es muy tarde, con estas difíciles condiciones hoy", dijo Nadal desde el centro de la pista nada más acabar el partido a los escasos 400 espectadores que aguantaron hasta el final.

Con gran madurez, confianza y seguridad en los golpes más difíciles, en su primer cuarto de final en Grand Slam Sinner rompió el servicio de Nadal en los dos primeros sets. Para ponerse 6-5 en el primero y después 3-1 en el segundo. Pero en ambos casos Nadal respondió con la misma moneda.

El joven italiano, esquiador de competición en su infancia, no tiró la toalla ni siquiera a raíz de unos problemas musculares en su muslo derecho que precisaron de cuidados médicos. Aún así obligó a Nadal a 77 minutos de batalla en el primer set y casi una hora en el segundo.

"Las condiciones eran difíciles. Él golpea muy fuerte, y con el frío cuesta más el lift a la bola", explicó Rafa.

Nadal, que no ha cedido un solo set en lo que va de torneo, disputará ante el 'Peque' Schwartzman su 13ª semifinal en Roland Garros, y la 34ª de su carrera en un Grand Slam.

Sinner se va con el consuelo de haberse convertido en el primer debutante en Roland Garros en alcanzar los cuartos de final, desde que lo lograse el propio Nadal en 2005.