Pelosi arremete contra Trump por suspender las negociaciones sobre un rescate económico

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en una rueda de prensa en el Capitolio, en Washington, el 1 de octubre de 2020.
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, en una rueda de prensa en el Capitolio, en Washington, el 1 de octubre de 2020. © Reuters/Erin Scott

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, arremetió este 6 de octubre contra el mandatario Donald Trump, luego de que este pidiera aplazar, hasta después de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, las negociaciones en el Congreso sobre un paquete de ayuda económica ante las consecuencias de la pandemia del Covid-19. Las conversaciones están estancadas desde hace dos meses por un desacuerdo entre los dos partidos políticos con respecto al monto del rescate.

Anuncios

Las consecuencias económicas de la pandemia, otro escenario que mantiene enfrentados a demócratas y republicanos de cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. La líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acusó a Trump de egoísta y de poner sus intereses por encima del pueblo estadounidense, en momentos de crisis.

"El presidente Trump ha mostrado su verdadera cara: alejarse de las negociaciones de alivio del coronavirus y negarse a brindar ayuda real a los niños pobres, los desempleados y las familias trabajadoras de Estados Unidos", señaló Pelosi. 

Las declaraciones de la alta funcionaria se produjeron horas después de que el mandatario le ordenara a su partido político retirarse de las negociaciones sobre un plan de rescate económico. Las esperanzas de más ayuda para los estadounidenses con finanzas fuertemente golpeadas por la pandemia y las aerolíneas nacionales que buscan evitar una ola de despidos se derrumbaron en las últimas horas, cuando el jefe de Estado llamó a suspender las conversaciones hasta después de los comicios.

"He dado instrucciones a mis representantes para que dejen de negociar hasta después de las elecciones cuando, inmediatamente después de que gane, aprobaremos un importante proyecto de ley de estímulo que se centra en los estadounidenses trabajadores y las pequeñas empresas", publicó Trump en su cuenta de Twitter, tras salir de una estadía en el hospital por tratamiento para el nuevo coronavirus.

Luego de terminar abruptamente las negociaciones, Trump insistió en que el Senado, en cambio, se concentre exclusivamente en confirmar a la jueza Amy Coney Barrett para el cargo en la Corte Suprema que quedó vacante por la muerte de Ruth Bader Ginsburg el mes pasado.

Desde hace aproximadamente dos meses, las conversaciones para estimular la economía han estado estancadas principalmente por la brecha que existe en el monto que cada bancada política considera para el rescate. Otra de las discrepancias radica en las ayudas para estados y municipios con problemas financieros que los progresistas impulsan, mientras que los conservadores las rechazan.

La decisión del mandatario recibió voces de rechazo tanto de los demócratas como de algunos republicanos. “No se equivoquen: si está sin trabajo, si su negocio está cerrado, si la escuela de su hijo está cerrada, si está viendo despidos en su comunidad, Donald Trump decidió hoy que nada de eso le importa a él”, afirmó el candidato presidencial que intenta detener los planes reeleccionistas de Trump, el demócrata Joe Biden.

El líder de la mayoría oficialista en el Senado Mitch McConnell respaldó a Trump. "Tenemos que concentrarnos en lo alcanzable", dijo. 

Pero el representante republicano John Katko instó al mandatario a revertir su decisión. "Con vidas en juego, no podemos permitirnos detener las negociaciones sobre un paquete de ayuda", escribió en su cuenta de Twitter.

Paralizar las negociaciones económicas podría afectar las intenciones reeleccionistas de Trump

El inesperado giro podría ser un duro golpe para los planes de reelección de Trump y se produce cuando su Administración y su campaña están en crisis. Trump está en cuarentena en la Casa Blanca tras contagiarse del virus que él mismo ha intentado minimizar, y las recientes encuestas de intención de voto lo muestra significativamente por detrás del exvicepresidente Joe Biden, mientras quedan solo cuatro semanas para definir quién ocupará la Casa Blanca por los próximos cuatro años.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, camina hacia el helicóptero Marine One con una mascarilla protectora cuando sale de la Casa Blanca para volar al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, El 2 de octubre de 2020.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, camina hacia el helicóptero Marine One con una mascarilla protectora cuando sale de la Casa Blanca para volar al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, El 2 de octubre de 2020. © Leah Millis / Reuters

Lo abrupto de la decisión también significa que el mandatario enfrentará las elecciones sin entregar nueva ayuda a los votantes, incluidos los pagos directos de 1.200 dólares o llamados "cheques de Trump" para la mayoría de personas, en medio de una tasa nacional de desempleo de aproximadamente 8%, con millones que enfrentan la amenaza de desalojo.

La economía estadounidense ha dado muestras de recuperación más rápido de lo que la mayoría de expertos esperaban hasta ahora, en gran parte debido al estímulo que el Congreso aprobó el pasado marzo en un paquete de 2 mil millones de dólares, que incluye beneficios de desempleo suplementarios de 600 dólares cada semana y la ayuda a las pequeñas empresas que aumentaron los ingresos familiares y permitieron a muchos ciudadanos de bajos ingresos pagar facturas, alquileres y gastos generales, según datos de Opportunity Insights.

Pero la recuperación se ha desacelerado y ciertos sectores como restaurantes, hoteles, teatros y aerolíneas siguen en mal estado, perdiendo puestos de trabajo de manera frecuente. Sin más estímulos, los economistas esperan que el crecimiento se desacelere fuertemente en los últimos tres meses del año.

"Verá un lastre bastante significativo en el crecimiento (…) Realmente correría el riesgo de una recesión doble", dijo Gregory Daco, economista jefe para Estados Unidos de Oxford Economics, una firma consultora.

Tras la decisión de Trump los mercados bursátiles mostraron una fuerte caída. Un claro ejemplo fue la bolsa de Nueva York, que cerró en rojo.

Si bien Trump dijo que reiniciará inmediatamente las conversaciones en noviembre, en caso de ganar, una victoria de Biden podría significar que la economía se quedaría sin más estímulos hasta al menos febrero de 2021.

Con AP y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24