Saltar al contenido principal

Las inundaciones en el sureste de Francia dejan millonarias pérdidas

Un hombre saca el barro de una tienda el 5 de octubre de 2020, luego de las lluvias que azotaron Breil-sur-Roya, un pueblo francés cerca de la frontera con Italia.
Un hombre saca el barro de una tienda el 5 de octubre de 2020, luego de las lluvias que azotaron Breil-sur-Roya, un pueblo francés cerca de la frontera con Italia. © Valery Hache / AFP
4 min

Varias regiones del sureste de Francia han sido afectadas por las torrenciales lluvias que han provocado inundaciones desde el 2 de octubre. El mal tiempo devastó ciudades como Niza y municipios aledaños. El presidente Emmanuel Macron prometió “cientos de millones de euros” para ayudar a los afectados por el fenómeno natural.

Anuncios

El sureste de Francia fue blanco del mal tiempo generado por la tormenta Alex. Las autoridades del país informaron que las intensas lluvias provocaron la muerte de al menos cinco personas y otras siete permanecen desaparecidas.

Durante los últimos cinco días, cerca de mil bomberos y 12 helicópteros fueron desplegados en las áreas afectadas para apoyar las labores de búsqueda de las personas desaparecidas. 

De los 95 departamentos que integran el territorio francés, sin contar los territorios de ultramar, los Alpes Marítimos, los Altos Alpes, los Alpes de Alta Provenza y Var son los más afectados por las lluvias.

Según la revista francesa Le Point, a raíz de la diversidad de influencias climáticas (perturbaciones de origen oceánico, mediterráneo o continental y ciclones o tormentas eléctricas), el país experimenta una amplia variedad de tipos de inundaciones: inundaciones pluviales, inmersiones marinas, corrientes de escombros, entre otras.

Vista aérea de una casa destruida en Saint-Martin-Vésubie después de que la tormenta Alex azotara el sureste de Francia. 6 de octubre de 2020.
Vista aérea de una casa destruida en Saint-Martin-Vésubie después de que la tormenta Alex azotara el sureste de Francia. 6 de octubre de 2020. © Eric Gaillard / Reuters

Las intensas tormentas arrasaron casas, carreteras y líneas ferroviarias, redes de telecomunicaciones, empresas, locales, equipamientos públicos y hasta un cementerio.

Los daños materiales son millonarios, por lo que el presidente francés, Emmanuel Macron, viajó a la zona afectada y desde allí prometió que movilizará ayuda de todo tipo, incluyendo cien millones de euros para la recuperación del área. 

Más de 500 habitantes fueron evacuados y el agua dejó el 60% de la población del área de Niza sin acceso al agua potable y algunas carreteras bloqueadas. 

La localidad más afectada es Saint-Martin-Vésubie, al norte de Niza, cuyo cementerio y varias casas fueron arrastrados por la fuerza del agua.

El vicepresidente del departamento de Alpes Marítimos, Eric Ciotti, dijo a la emisora de radio France Bleu que el costo de los daños a nivel urbano y de las redes de suministro de agua y electricidad asciende a los mil millones de euros.

Vientos cálidos provenientes del Mediterráneo que impactaron en los Alpes

Las lluvias y tormentas en el sureste de Francia hacen parte de un episodio que ocurre cada año en los países europeos que tienen salida al mar Mediterráneo. Es el caso de España, Francia, Italia y Grecia y sucede, en general, al final del verano y durante el otoño.

Una carretera que se derrumbó cerca del río Vésubie, después de que fuertes lluvias azotaran el sureste de Francia. 3 de octubre de 2020.
Una carretera que se derrumbó cerca del río Vésubie, después de que fuertes lluvias azotaran el sureste de Francia. 3 de octubre de 2020. © Eric Gaillard / Reuters

"Un viento caluroso y húmedo de poca altitud procedente del Mediterráneo, cuyas condiciones fueron creadas por la tormenta Alex, chocó con los Alpes. Al encontrar este relieve, el aire se elevó, se enfrió y provocó precipitaciones. Las tormentas se quedaron sobre la región durante varias horas, regenerándose gracias al viento cálido y húmedo que persistía", así explicó el origen de las fuertes lluvias la investigadora de Météo France, Véronique Ducrocq, para el diario Le Monde.

El sureste de Francia es la región más afectada por este fenómeno natural, a la que el presidente francés se refirió después de su visita. Macron lamentó "la sensación de aislamiento" que se ha vivido en algunos valles de la zona, que sufre actualmente de daños colosales.

Con Reuters, EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.