Démare cada vez más fuerte en el Giro

Matera (Italia) (AFP) –

Anuncios

Segunda victoria en tres días para Arnaud Démare: el campeón de Francia dominó con potencia el esprint de la llegada de la sexta etapa del Giro de Italia, este jueves en Matera, en el sur de la península itálica.

La 'maglia' rosa de líder sigue en poder del portugués Joao Almeida (Deceuninck) tras los 188 kilómetros de esta etapa de transición entre las regiones de Calabria y Basilicata.

"¡Es magnífico!", exclamó un Démare exultante después de la tercera victoria de su carrera en el Giro.

"Hoy pude levantar los brazos", añadió el corredor galo del equipo Groupama-FDJ, que había ganado sobre la línea el martes en Villafranca Tirrena en el último día en la isla de Sicilia.

Esta vez, la renta fue mayor entre el velocista galo, imperial, y sus perseguidores, el australiano Michael Matthews y el italiano Fabio Felline.

En una llegada en falso llano ascendente, el francés lanzó el esprint en la recta final después de haber aguantado el ritmo elevado por un compañero del eslovaco Peter Sagan (Matteo Fabbri), dos kilómetros antes en un pequeño repecho.

"Perdí unas plazas pero no me alarmé", confesó el ganador del día, quien se puso a rueda de los Astana con Fabio Felline al frente.

Al final, el trabajo del equipo Bora de Sagan, que había controlado a distancia la escapada del día, no dio los frutos esperados.

El antiguo campeón del mundo eslovaco fue octavo en el esprint, sin haber podido defender sus opciones ante Démare, pletórico de moral y confianza.

- 'Hasta el final' -

El principal velocista francés cuenta con la de hoy 73 victorias en su palmarés desde su debut como profesional en 2011, ya en el equipo de Marc Madiot.

En la presente temporada suma 12 victorias, una cifra susceptible de mejorarse en las próximas semanas habida cuenta de su estado de forma.

Para beneficio de los esprínteres, el viento de cara entorpeció la progresión del pelotón sobre el recorrido ondulado que conducía a Matera, la ciudad de las casas blancas catalogada como patrimonio mundial de la UNESCO.

Ningún corredor se arriesgó a un ataque después del fin de la escapada, cuyo último superviviente, el australiano James Whelan, fue atrapado antes de los últimos 13 kilómetros.

Habitual de los podios, Démare nunca había ganado en dos ocasiones en una gran vuelta.

El viernes, los velocistas dispondrán de una nueva oportunidad en la 7ª etapa entre Matera y Brindisi. El recorrido de los 143 kilómetros, llanos o en bajada en su mayoría, finaliza en el centro de la ciudad de Apulia, antiguo puerto marítimo hacia oriente.

Para Démare será una nueva ocasión para ganar, y de reforzar su liderato en la clasificación de la regularidad.

"Iré hasta el final de este Giro", declaró el galo después de su éxito en la 6ª etapa en Matera.

"Fue una elección difícil entre el Giro y las clásicas", reconoció Démare, un habitual de la París-Roubaix los últimos años.

"Pero me gusta la aventura, irme tres semanas. El objetivo este año era centrarse en los esprints. Entre ellos los del Giro", añadió el jefe de filas del Groupama-FDJ.