Saad Hariri se postula para primer ministro de Líbano a un año de su dimisión

El exprimer ministro libanés Saad Hariri, fotografiado en agosto de 2020, dijo que "no cerrará la puerta a la única esperanza que le queda al Líbano de detener este colapso".
El exprimer ministro libanés Saad Hariri, fotografiado en agosto de 2020, dijo que "no cerrará la puerta a la única esperanza que le queda al Líbano de detener este colapso". © AFP

Saad Hariri, se postuló como candidato a ocupar nuevamente el cargo de primer ministro y así conformar un Gobierno, una misión esquiva en el Líbano que padece una crisis política y económica cada vez más profunda. Michel Aoun, presidente del país, realizará consultas para el nombramiento del sucesor de Mustafá Adib el 15 de octubre. 

Anuncios

Líbano, un país afectado por una profunda crisis financiera y más recientemente por la explosión en el puerto de Beirut, sigue en la búsqueda de conformar un Gobierno, una situación que se ha hecho esquiva desde finales de octubre de 2019. 

En la nación, de cuatro millones de personas, la conformación de un nuevo Ejecutivo es un proceso complejo dado que este se establece con base a la estructura social del país que cuenta con múltiples identidades. 

La propuesta de Hariri, que le llevaría a su cuarto mandato como primer ministro, está condicionada a un respaldo de los partidos políticos a los requisitos del Fondo Monetario Internacional (FMI), las reformas orientadas a solucionar la crisis económica y que tecnócratas estén presentes en el Gobierno. 

“Definitivamente soy candidato a primer ministro y estoy listo para realizar una ronda de consultas esta semana para ver hasta qué punto los partidos se adhieren al documento del FMI, a las reformas y a un Gobierno de especialistas (…) Si todos están de acuerdo, no cerraré la puerta” dijo Hariri el 8 de octubre. 

La propuesta de Hariri, que dimitió como primer ministro el 30 de octubre en medio de masivas protestas contra el Gobierno, llega tras la renuncia de Mustapha Adib, que no logró formar un nuevo Ejecutivo y en quien estaban todas las esperanzas a pesar del recelo de la oposición. 

Desde octubre de 2019, el país se ha visto afectado por una serie de protestas que buscan llamar la atención sobre la crisis económica. Los manifestantes han denunciado la corrupción de la clase política como una de las causas de la situación.

El presidente del país Michel Aoun anunció que será el 15 de octubre cuando inicie una serie de consultas para elegir al nuevo primer ministro. 

Hariri pide la reactivación del plan francés

Hariri un político musulmán sunita definido como aliado de occidente y alineado con los países del Golfo Pérsico, ha pedido la reactivación del plan francés como uno de los caminos para lograr la salida a la crisis. 

Francia ha mostrado preocupación por la crisis en Líbano. Esta nación ha liderado los esfuerzos internacionales de ayuda pero ha condicionado la entrega de recursos a la conformación de un Gobierno. 

“Hago un llamado a los partidos políticos para que piensen bien. A no desperdiciar esta oportunidad (…) La iniciativa del presidente francés Emmanuel Macron sigue en pie y aún podemos promulgarla. Si la dejamos pasar, sería un crimen” dijo Hariri. 

Hariri es defensor de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sobre ello ha manifestado que es la única vía de la nación para salir de la crisis. 

Las conversaciones con el FMI se encuentran estancadas luego de una disputa entre funcionarios gubernamentales, banqueros y partidos políticos.  

De acuerdo con medios libaneses, el Gobierno tiene diseñado un plan de rescate con el que aspira poner fin a la crisis económica y se sustenta en el acercamiento con el FMI, del cual esperan la aprobación de un paquete de rescate por 10.000 millones de dólares. 

Con Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24