Migrantes

La pandemia no detiene el éxodo de miles de personas en el mundo

© France 24

Pese a que el Covid-19 paralizó a gran parte del mundo, no se detuvo la violencia, las guerras y la persecución, que obligan a miles de personas a huir. Aunque las restricciones y el cierre de fronteras internacionales supusieron una pausa en el éxodo, una nueva caravana de centroamericanos se formó en Honduras, mientras que, a cientos de kilómetros, en Bosnia y Herzegovina, otros tantos esperan poder llegar a los países de la Unión Europea a través de la Ruta de los Balcanes.

Anuncios

Un grupo de hondureños intenta llegar a Estados Unidos en caravana, en la primera gran movilización que se forma en Centroamérica desde el inicio de la pandemia de Covid-19.

Salieron desde San Pedro Sula en Honduras y tardaron solo un día en llegar a la frontera con Guatemala. Hasta Corinto arribaron al menos 3.000 migrantes, pero solo unos pocos atendieron los controles de las autoridades guatemaltecas. Otros cruzaron a la fuerza el 1 de octubre, evadiendo a efectivos militares apostados en la zona.

El Gobierno de Guatemala tomó medidas para intentar controlar el paso de los migrantes, temiendo posibles contagios de Covid-19, ya que muchos de los que se movilizan en caravana no se tomaron pruebas para detectar el virus, un requisito para quienes buscan cruzar hacia el país.

El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei decretó la alerta en las regiones fronterizas y ordenó la detención de los migrantes. "Les pedimos a todos los que entraron ilegalmente que por favor procedan a regresar porque en este momento se ha dado la orden de que sean detenidos en territorio guatemalteco y sean retornados a la frontera de su país", señaló el mandatario.

Ante el anuncio, algunos decidieron regresar por cuenta propia. "Tomamos la decisión de regresarnos porque la situación está bien complicada en el cruce de la frontera de Guatemala con México", señaló Alexander Aguilera, migrante hondureño.

Quienes lograron evadir los controles continuarán el viaje hacia Estados Unidos, pero esta vez en grupos reducidos.

El drama de los varados en la Ruta de los Balcanes

La Ruta de los Balcanes es un trayecto alterno usado por miles de migrantes para evitar el peligroso viaje por el Mar Mediterráneo. Sin embargo, por esta ruta se enfrentan a otro tipo de obstáculos.

En Bosnia y Herzegovina quedan varadas miles de personas. Las fronteras hacia la Unión Europea están cerradas y mientras se acerca el invierno muchos temen contagiarse por Covid-19.

En las últimas semanas el Gobierno del país cerró centros de acogida y dejó a la deriva a 400 personas que se refugiaban allí. La única alternativa para ellos es vivir en el bosque. "Me dijeron: ¡Ve a Bosnia! No vuelvas a venir a Croacia. Ahora el invierno está llegando, ¿cómo puedo quedarme aquí? Tengo que ir a Italia, mi familia me espera en Italia”, relata Atik Islam, un migrante bangladesí.

Las autoridades consideran que al menos 10.000 personas procedentes en su mayoría de Pakistán, Afganistán y Bangladesh, se encuentran varadas en Bosnia y Herzegovina.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24