Delta tocó tierra en Luisiana como huracán de categoría 2 antes de debilitarse

Montones de escombros recolectados después del huracán Laura permanecen al costado de una carretera cuando se acerca el huracán Delta en Lake Charles, Louisiana, EE. UU., el 9 de octubre de 2020.
Montones de escombros recolectados después del huracán Laura permanecen al costado de una carretera cuando se acerca el huracán Delta en Lake Charles, Louisiana, EE. UU., el 9 de octubre de 2020. © Jonathan Bachman / Reuters

A poco más de un mes del paso del huracán Laura, que causó graves daños en Luisiana, Delta tocó tierra en el estado sureño acompañada de fuertes vientos, alta marea ciclónica e inundaciones. Las autoridades pusieron en marcha un amplio dispositivo de evacuación y cortaron la energía a cientos de usuarios. 

Anuncios

El viernes a las 18:00 (hora local) Delta tocó tierra como un huracán de categoría 2 en la escala de Saffir-Simpson, cuyo máximo nivel es 5, con vientos de 155 kilómetros por hora. Luego, en pocas horas, se debilitó a tormenta tropical con vientos de 60 Km/h, según informó el Centro Nacional de Huracanes de EE. UU., NHC por sus siglas en inglés. 

A pesar de la disminución de su fuerza, los servicios meteorológicos han advertido de fuertes marejadas ciclónicas e inundaciones a lo largo del territorio de Luisiana, así como en el vecino estado de Texas, y se prevé que la tormenta se traslade al norte del estado de Misisipi este sábado y luego al valle de Tennessee convertida en depresión tropical.

El punto en el que tocó tierra Delta fue la ciudad de Creole, situada a tan solo 25 kilómetros de donde lo hizo el huracán Laura a finales de agosto. En su paso por Luisiana, Laura dejó 27 víctimas mortales y causó daños severos en prácticamente todas las casas y negocios del municipio de Lake Charles.

Esta ciudad vivió también el impacto de Delta. Durante la noche del viernes se presentaron en Lake Charles inundaciones y daños en los tejados de viviendas, así como en la ciudad de Lake Arthur, donde los fuertes vientos despegaron las tejas de varios inmuebles. "Probablemente no me quede ni una teja", dijo Roberta Palermo, propietaria de un hotel local. 

Una rápida evacuación en y cortes eléctricos en Luisiana, Texas y Misisipi

El devastador y reciente paso de Laura influyó en una rápida respuesta de evacuación por parte de autoridades y ciudadanos. En la tarde del viernes, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, informó que al menos 9.500 personas se habían resguardado. "Prepárense para lo peor y recen para lo mejor", advirtió Edwards.

Tras su llegada a Luisiana, Delta siguió rumbo a Galveston, Texas, situada a unos 100 kilómetros de Creole, donde varias obras en construcción quedaron derivadas. El huracán también derribó árboles y anuncios publicitarios. La marejada creció sin resistencia en esta ciudad costera, donde las dunas de la playa ya habían quedado aplanadas por Laura. 

De acuerdo con información del portal PowerOutage.us, en Luisiana y Texas más de 600.000 viviendas y negocios quedaron sin energía. Entre tanto, en el estado de Misisipi se registraron otros 40.000 cortes eléctricos. 

Un hombre regresa a su vehículo después de verificar las condiciones de la carretera durante las fuertes lluvias antes de la llegada del huracán Delta en Lake Charles, Luisiana, EE. UU., el 9 de octubre de 2020.
Un hombre regresa a su vehículo después de verificar las condiciones de la carretera durante las fuertes lluvias antes de la llegada del huracán Delta en Lake Charles, Luisiana, EE. UU., el 9 de octubre de 2020. © Adrees Latif / Reuters

Delta es el huracán número 25 de la inusualmente activa temporada en la cuenca atlántica de este año. Según el portal Accuweather, se trata de la primera vez en la historia que un huracán con nombre de letra del alfabeto griego -que solo se usan cuando se acaba la lista de nombres anual- toca tierra en territorio estadounidense.

Es también el décimo huracán en golpear el territorio continental de EE. UU. en 2020, lo que rompe un récord no visto desde 1916, según el investigador de la Universidad Estatal de Colorado, Phil Klotzbach, y la cuarta tormenta con nombre en azotar Luisiana en lo que va de año, después de Cristobal, en junio, y Marco y Laura en agosto.

Con AP, EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24