Premier League y gobierno critican proyecto de reforma liderado por Liverpool y United

Londres (AFP) –

Anuncios

La Premier League y el gobierno británico rechazaron tajantemente este domingo un proyecto de reforma de la élite del fútbol inglés liderado por el Liverpool y el Manchester United, que prevé sobre todo una primera categoría reducida a 18 clubes, y que fue desvelado por el Daily Telegraph.

El plan realizado por Fenway, la empresa estadounidense propietaria del Liverpool, habría recibido el apoyo de los hermanos Glazer, propietarios del United, y prevé también la desaparición de la Copa de la Liga y de la Community Shield (Supercopa).

Además se instauraría un nuevo sistema de promoción/descenso, en el que los dos últimos equipos clasificados de la Premier League bajarían de categoría, pero el 16º clasificado disputaría un torneo con los equipos clasificados del tercer al quinto puesto del Championship (segunda categoría).

Pero el proyecto daría también más poder al llamado 'Big 6', ya que los seis equipos más importantes (Manchester United, Manchester City, Liverpool, Arsenal, Chelsea y Tottenham) más Everton, Southampton y West Ham (los nueve clubes más antiguos) tendrían voto para introducir reformas, con una mayoría de solo 6 votos para adoptarlas.

Actualmente, los 20 clubes de la Premier League tienen derecho a voto y se necesita una mayoría de 14 para realizar cambios.

- "Urgencia que no puede ser ignorada" por la EFL -

A cambio, los clubes de la Premier League pagarían 250 millones de libras (326 millones de dólares) a la Liga Inglesa de Fútbol (EFL) para ayudar a los clubes de las tres divisiones inferiores a superar la crisis financiera provocada por la pandemia del covid-19, además de destinar anualmente un 25% de los ingresos de la élite para el fútbol modesto.

El plan recibió ya el apoyo de Rick Parry, presidente de la EFL, que trata actualmente de lograr la supervivencia de muchos clubes de la segunda a la cuarta categoría que se han quedado sin ingresos al disputar los encuentros a puerta cerrada por la pandemia.

"La necesidad de repensar por completo la financiación del fútbol profesional inglés es anterior a la crisis ligada al covid", argumentó Perry en un comunicado publicado por la EFL.

"Pero (este asunto) es ahora una urgencia que no puede simplemente ser ignorada", añadió.

La EFL considera que ese proyecto está destinado a reducir las diferencias económicas entre la Premier League y las divisiones inferiores, y, "mediante la introducción de medidas estrictas de control de los costes", convertir a los "clubes, a todos los niveles de la EFL en económicamente viables, incluso en periodo de grave crisis".

La naturaleza confidencial de ese proyecto y el momento de esa filtración hizo que arreciasen las reacciones en contra.

- Gobierno "sorprendido y decepcionado" -

"Desde el punto de vista de la Premier League, un cierto número de medidas propuestas en el plan publicado hoy tendrían un impacto negativo sobre toda la competición", criticó por su parte la Premier League en un comunicado.

"El fútbol implica a muchos actores y es por esto que este trabajo (de reflexión sobre la reforma de las competiciones) debe ser llevado a cabo según los canales apropiados que ofrezcan a todos los actores y a todos los clubes la posibilidad de contribuir", añadió.

El ministerio de Cultura, Medios, Digital y Deportes británico rechazó asimismo el planteamiento presentado, y sobre todo el método de sus promotores.

"Estamos sorprendidos y decepcionados por el hecho que en periodo de crisis, mientras alentamos a las principales divisiones del fútbol profesional a acercarse (...) parece que hay proyectos cocinados entre bambalinas para crear una liga restringida en el más alto nivel", indicó el comunicado del ministerio.

"La solidez (de los campeonatos), la integridad y una competición equitativa son criterios absolutamente primordiales y todo lo que podría socavar eso es profundamente indignante", añadió el ministerio.