La división empuja a los turcochipriotas a una segunda vuelta entre Tatar y Akinci

Un miembro del personal electoral turcochipriota vacía una urna para comenzar a contar los votos para la elección de un nuevo líder para la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (TRNC), el 11 de octubre de 2020. Votantes en el norte de Chipre, un estado separatista reconocido solo por Ankara.
Un miembro del personal electoral turcochipriota vacía una urna para comenzar a contar los votos para la elección de un nuevo líder para la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre (TRNC), el 11 de octubre de 2020. Votantes en el norte de Chipre, un estado separatista reconocido solo por Ankara. © Birol Bebek, AFP

El líder turcochipriota Mustafa Akinci, un moderado a favor de la reunificación, y su rival, Ersin Tatar, respaldado por Turquía, se enfrentarán el 18 de octubre en el norte de Chipre separatista. 

Anuncios

Aunque el tártaro nacionalista de derecha ganó estos primeros comicios, el resultado no fue determinante para vencer en primera vuelta. Según el Consejo Electoral, Erin Tastar obtuvo el 32% de los votos, por delante de Akinci, que ganó casi el 30% en el tablero de 11 candidatos. 

Para que un candidato reclamara la victoria en la primera ronda tendría que haber logrado más del 50% de los apoyos pero, al no haberlo conseguido ninguno, los dos aspirantes con más votos se volverán a enfrentar el domingo 18 de octubre.

Más allá de la marcada división electoral, el abstencionismo se robó el protagonismo en estas elecciones. El Consejo Electoral indicó que cerca del 62% de los casi 199.000 electores ejercieron su derecho, esto representa la participación más baja desde 2015.

La votación presidencial en la autoproclamada República Turca del Norte de Chipre se llevó a cabo en medio de intensas tensiones en la dividida isla y con estrictas precauciones contra la propagación del Covid-19.

Turquía, con un ojo puesto en las elecciones 

La elección se produce en medio de tensiones en el Mediterráneo oriental por la explotación planificada de hidrocarburos entre Turquía, por un lado, y Grecia, así como su aliado cercano Chipre, por el otro.

Tres días antes, las tropas turcas enfurecieron a la República de Chipre, un socio de la UE, al reabrir el acceso público a la ciudad fantasma cerca de la costa de Varosha por primera vez desde que las fuerzas turcas invadieron el norte en 1974.

El presidente turco propuso, el 22 de septiembre, la organización de una conferencia para resolver las disputas territoriales en el Mediterráneo entre Turquía y varios estados europeos, entre ellos Grecia.
El presidente turco propuso, el 22 de septiembre, la organización de una conferencia para resolver las disputas territoriales en el Mediterráneo entre Turquía y varios estados europeos, entre ellos Grecia. © Adem Altan, AFP

Esa medida provocó manifestaciones en la República de Chipre, de mayoría griega, que ejerce su autoridad sobre los dos tercios del sur de la isla, separados del norte por una zona de amortiguamiento patrullada por la ONU

Akinci vs Tatar: ¿Quién es quién?

El actual presidente, Akinci, representa al ala más progresista de la izquierda turcochipriota, por lo que sus relaciones con Ankara son muy diferentes a las de Tatar, que es aliado de Erdogan. 

Durante su mandato ha tenido varios encontronazos con el mandatario turco y aseguró que él y su familia han sido amenazados por el Gobierno turco para que no se presentara como candidato a la reelección.

Akinci quiere acabar con la fuerte dependencia de Turquía, que los respalda económica y militarmente, y es es único país que lo reconoce como Estado.

Tatar, por su parte, defiende una alineamiento completo con Ankara, como buscar un posible acuerdo de dos estados y un acuerdo con los grecochipriotas para dividir los derechos sobre los eventuales depósitos de gas y petróleo en alta mar, en sintonía con las pretensiones de Erdogan. 

Con EFE y Reuter

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24