Presidenta del BCE teme cese súbito de los planes de ayuda pública por el virus

Fráncfort (AFP) –

Anuncios

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE) Christine Lagarde advirtió el lunes a los gobiernos sobre los riesgos de cesar súbitamente sus medidas de apoyo a la economía, aplicadas para atenuar el impacto de la pandemia, y aboga por une "transición lenta".

Frente a la recesión provocada por el nuevo coronavirus, los gobiernos desplegaron urgentemente una variedad de instrumentos inéditos para apoyar la economía (desempleo temporal, aplazamiento de cargas, ayudas sectoriales...).

"Mi primera preocupación en este momento es que la continuación de las políticas hace posible evitar que algunas de las aplicadas durante la pandemia (...) cesen brutalmente", declaró Lagarde al hablar en una conferencia organizada por el FMI.

"Esperamos que los responsables comprenderán y actuarán de manera que esos apoyos sean prolongados algún tiempo, para que se instale la recuperación, aunque la pandemia se extinga de manera progresiva", dijo.

La presidenta del BCE abogó por "una transición lenta" hacia otras medidas destinadas a apoyar la reanudación de la actividad, a medida que "nuevas empresas" se creen y el mercado de trabajo se recupere.

Estas políticas deben ser centradas en la inversión pública, la educación y en un medio reglamentario eficaz, agregó.

Christine Lagarde había saludado en julio un plan de recuperación histórico decidido por los dirigentes de la UE frente a la crisis del coronavirus.

Este programa, denominado PEPP, debía durar hasta junio de 2021.

Frente a las muchas incertidumbres sobre el crecimiento, los observadores esperan nuevas medidas de la BCE de aquí a fin de año.