Saltar al contenido principal

Azerbaiyán y Armenia rompen el alto el fuego en medio de acusaciones mutuas

Restos de un cohete después de un bombardeo durante el conflicto en la región separatista de Nagorno Karabaj, en Martuni, Armenia, el 14 de octubre de 2020.
Restos de un cohete después de un bombardeo durante el conflicto en la región separatista de Nagorno Karabaj, en Martuni, Armenia, el 14 de octubre de 2020. © Stringer / Reuters
4 min

El acuerdo de cese de hostilidades pactado entre Azerbaiyán y Armenia el pasado sábado, y mediado por Rusia, duró poco. Las partes se acusan mutuamente de romper el alto el fuego, que tiene a los civiles de Nagorno Karabaj en medio del conflicto. Azerbaiyán confirmó en las últimas horas que destruyó varios cohetes balísticos en Armenia.

Anuncios

Pasada la medianoche de este miércoles, 14 de octubre, las fuerzas armadas de Azerbaiyán destruyeron varios cohetes balísticos en territorio armenio que, según el ministerio de Defensa azerí, apuntaban contra objetivos civiles y ciudades azerbaiyanas.

El ataque preventivo, como fue calificado por las autoridades de Azerbaiyán, fue lanzado hacia la zona fronteriza que colinda con la región azerbaiyana de Karavachar. "Con un golpe certero, el Ejército azerbaiyano destruyó un objetivo militar legítimo y evitó ataques contra la población civil", informó el ministerio en un comunicado.  

Como respuesta, el ministerio de Defensa del Gobierno armenio informó hoy que sus Fuerzas Armadas “se reservan el derecho de considerar como objetivo cualquier instalación militar o desplazamiento de tropas en el territorio de Azerbaiyán", al tiempo que denunció ataques contra instalaciones civiles por parte de Bakú.

Armenia se defiende y señala que hasta el momento, no ha disparado ningún cohete o proyectil en dirección a Azerbaiyán.

Mediadores internacionales piden cumplir el alto el fuego en Nagorno Karabaj

Rusia, Estados Unidos y Francia, pidieron a las partes respetar el acuerdo de cese de hostilidades pactado el pasado sábado, ante la “continúa violencia” en el enclave separatista de Nagorno-Karabaj.

"Los copresidentes piden al presidente de Azerbaiyán, Ilham Alíev, y al primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, que den pasos inmediatos para cumplir plenamente las obligaciones contraídas por las partes en la Declaración de Moscú del 10 de octubre, con el fin de evitar consecuencias catastróficas para la región", señalaron en un comunicado los integrantes del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Los mediadores señalaron que trabajan con Armenia y Azerbaiyán para alcanzar una solución negociada del conflicto.

El alto el fuego fue pactado para permitir el intercambio de prisioneros y muertos, tras dos semanas de enfrentamientos en el enclave separatista de Nagorno Karabaj. Una región reconocida internacionalmente como territorio de Azerbaiyán, pero de población mayoritariamente armenia.

Un alto el fuego en medio de acusaciones mutuas de ataques

Después del sábado al mediodía, cuando comenzó la tregua pactada, tanto Armenia, como Azerbaiyán, se acusan de continuar con los combates y atacar objetivos civiles.

El domingo, Azerbaiyán señaló al Ejército armenio de la muerte de diez civiles en un ataque contra la ciudad de Ganja. Por su parte, el Defensor del Pueblo de Nagorno Karabaj informó sobre cinco muertos civiles después del sábado y denunció el uso de bombas tipo racimo por parte de los azeríes.

Este miércoles, las autoridades de Nagorno Karabaj informaron la muerte de 23 militares, lo que aumenta a 555 los uniformados fallecidos desde que estalló el conflicto el pasado 27 de septiembre.

Con Reuters y EFE

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.