Crisis migratoria

El Gobierno de Estados Unidos incumplió el plazo para reunificar las familias de migrantes

Numerosas manifestaciones en rechazo ha generado la política del Gobierno de Estados Unidos de separar las familias que cruzan la frontera. Miramar - Florida, 18/07/2018.
Numerosas manifestaciones en rechazo ha generado la política del Gobierno de Estados Unidos de separar las familias que cruzan la frontera. Miramar - Florida, 18/07/2018. Cedida a EFE por la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar (NDWA)

La Casa Blanca informó que entregó a más de 1.800 niños que fueron separados de sus padres en la frontera común con México, pero hay incertidumbre sobre el destino de otros menores, que según la administración Trump, no cumplen con los requisitos.

Anuncios

Los abogados que representan al Departamento de Justicia enviaron un documento a una Corte de la ciudad de San Diego, en el estado de California, en el que confirman que unos 1.442 menores de edad indocumentados, de entre 5 y 18 años, fueron devueltos a sus padres, quienes a su vez también estaban bajo custodia de la Oficina de Inmigración y Aduanas.

Otros 378 menores de edad fueron liberados, de acuerdo con los abogados, en “circunstancias apropiadas” y devueltos a sus padres, que ya no estaban siendo supervisados por las autoridades, o en otros casos fueron entregados a un familiar cercano, lo que eleva la cifra a unos 1.820 menores reunidos con sus familias de manera exitosa.

Sin embargo, la cifra de menores reunificados con sus padres o familiares es menor a los 2.551 que, de acuerdo con el pedido de la juez Dana Sabraw, debían ser devueltos antes del jueves 26 de julio, después que fueran separados de sus familias como consecuencia de la política de "tolerancia cero" hacia la inmigración ilegal impuesta por el Gobierno del presidente Donald Trump.

Desilusión por tono triunfalista del Gobierno

Los abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) criticaron el tono triunfalista que tiene el informe presentado por el Gobierno sobre los procesos de reunificación alcanzados hasta la fecha límite dada por la juez Sabraw.

“Claramente no se conseguirá una reunificación total, solo pedimos que sea lo más rápido posible y de forma transparente. Nuestro objetivo es que todos los niños vuelvan con sus familias”, afirmó Lee Gerlent, subdirector y abogado de la ACLU.

De cara a realizar un proceso de reunificación más transparente, la organización pidió a las autoridades federales que entreguen un documento con los listados de las familias que ya fueron reunificadas para garantizarles la asesoría necesaria en el proceso migratorio en Estados Unidos.

Según Gerlent, “las familias no han tenido la oportunidad de decir qué hacer con su futuro, si continúan con el largo proceso de petición de asilo, qué harán con los niños en caso de que no puedan seguir juntos como familia. Es algo muy difícil de decidir cuándo llevan separados varios meses”.

El mismo documento oficial indica que 711 menores no son elegibles para su reunificación, de los cuales, 431 son hijos de padres que ya no se encuentran en Estados Unidos y otros 120 son menores cuyos progenitores renunciaron a ese beneficio.

“La Administración de Trump está tratando de barrerlos bajo la alfombra al elegir unilateralmente quien es elegible para reunificación. Continuaremos responsabilizando al gobierno y reuniremos a estas familias”, declaró Gelernt.

Denuncias e irregularidades

La Asociación Americana de Abogados para la Inmigración (AILA por sus siglas en inglés), indicó que presentaron declaraciones juradas a la Corte en las que explican que hay reportados casos en los que “se obligó a los padres a firmar sus deportaciones o se les hizo creer que se reunirían más rápidamente con sus hijos si aceptaban la expulsión”.

Es por este motivo que la AILA ha solicitado que se libere a “las víctimas de esta estrategia de separación familiar” a fin de darles a oportunidad de recibir asistencia legal, además de que regresen a Estados Unidos los padres que ya fueron deportados para que puedan reunirse con sus hijos nuevamente, al tiempo que sus casos “sean revisados por un juez justo e imparcial”.

Pero para que esto ocurra la justicia estadounidense debe determinar la veracidad de las denuncias e investigar los procedimientos usados en casa uno de los casos. Por otro lado, la juez Dana Sabraw tendrá que fijar un nuevo

Por lo pronto la juez Dana Sabraw tendrá que fijar un nuevo procedimiento y fecha límite para la reunificación de aquellas familias que hasta el momento no son consideradas elegibles por as autoridades de Estados Unidos para reunirlas nuevamente con sus hijos.

Con: EFE.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24